banner WIR

!!! lo tienen en directo

Por Ignacio Sánchez 0

Qué se puede decir a estas alturas de la película que no se haya dicho de Nic Offer. Poco sinceramente. Su carisma y su facilidad para contagiar de energía y buen rollo a los asistentes a sus conciertos son hechos más que probados y demostrables, y los insensatos que aún duden de su poder solo tienen que pasarse por alguno de sus conciertos para caer rendidos a la evidencia. Una evidencia que parece que se hace mayor mientras más pasan los años y mientras la carrera de su banda, !!!, parece que anda algo más difusa.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

Pertenecientes al pelotón de cabeza del revival post-punk venido desde Nueva York a mediados de la década pasada, !!! intentan seguir a flote hoy en día y no caer en el olvido con un trabajo efectista como THR!!!ER tras el tropezón de Strange Weather, Isn’t It? y la fuga de miembros del grupo. Así, plantean sus directos como ejercicios de pura vitalidad, efectismo puro y duro que no deje pensar al espectador si estas nuevas composiciones son o no mejores que las pasadas, ofrecen diversión imposible de rechazar y de dejarte quieto ni un solo minuto. Ya desde su salida a escena, aplaudida con espectación, hicieron que el jueves pasado la Joy Eslava, llena hasta la bandera, fuera una auténtica fiesta del desenfreno y el baile.

Con su peculiar indumentaria ya casi estandarizada (bañador de los Rolling y zapatos de piel) el bueno de Nic Offer y su banda, abrigados en nuevos sonidos más funkies, mostraron las bondades de THR!!!ER con una base rítmica contundente y un showman que no paró ni un solo segundo quieto, con sus bailes marca de la casa, sus gestos provocativos, besos por aquí, por allá, bajada del escenario para bailar entre el público, todo muy rápido, todo muy directo, extenuante por momentos, sin dejar apenas tiempo para tomar aire, cosa que casi al final de la noche sí que tuvo que hacer ausentándose un par de minutos mientras la banda introducía la siguiente canción.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

“Californiyeah”, “Except Death”, “One Girl/One Boy” o “Get That Rhythm Right” fueron las grandes causantes del sudor de Nic y del nuestro, de sus bailes y los nuestros, aunque los mejores momentos fueran los dedicados para el que sin duda es su mejor trabajo, Myth Takes, con una tempranera “All My Heroes Are Weirdos” que servía para realmente prender la mecha de la noche, la descocada “Must Be the Moon” o el doblete en el bis con “Yadnus” y sobre todo “Heart of Hearts”. Un señor cierre para una noche que pedía a gritos continuar la fiesta fuera de la Joy Eslava, aunque fuera bajo la molesta lluvia que caía y a pesar del prescindible concierto inicial de unos Macrobukkake que pasaron sin pena ni gloria ante el público. Casi total indiferencia del respetable ante unos temas sin fuerza y una puesta en escena sin credibilidad.

banner WIR