banner WIR

CSS viviendo del directo

Por Ignacio Sánchez 0

Nacidas a mediados de la década pasada, las brasileñas Cansei de ser sexy (CSS) viven actualmente en una caída paulatina de su popularidad. Tras el boom de su debut arropado por la tendencia sonora del momento, el grupo paseaba su sonido bailable y su directo descarado por medio mundo. Eran “cool”, desenfadadas, vamos que lo estaban petando. Ahora años después y tras la espantada de Adriano Cintra, la nueva formación intenta hacerse valer con Planta, un álbum menor, irregular y al que le faltan temas que enganchen a la audiencia actual, más pendiente de otro tipo de sonidos.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

Con perspectivas poco alagüeñas y en un recinto infrautilizado, como el salón de columnas del Círculo de Bellas Artes, observamos como a base de ganas y con los irreductibles fans CSS consiguieron anoche pasar con nota su cita en la capital en poco más de setenta minutos. Tiempo de sobra para lavarle la cara a Planta con actitud y potencia. Y es que aunque resulte un recurso manido los temas de su último disco ganaron de manera notable sobre el escenario, con una incansable Lovefoxxx que no paró de moverse y saltar, y que dejó atrás las mallas ajustadas para vestir con chándal retro. Y si a todo esto le sumamos que tienen arsenal de hits y los fueron soltando en momentos acertados, consiguieron que los posibles bajones de sus nuevas canciones apenas se percibieran.

El arranque explosivo con “Art Bitch” se vio refrendado con “Hangover” y “Hits me like a rock”, y poco después fue el momento de soltar el que fue su primer gran single y puede que el tema más reconocido suyo “Let’s Make Love and Listen to Death From Above”. Breves parones para tomar aire e interactuar con los entregados fans, mezcla de edades y nacionalidades, que no pararon de saltar y cantar todos los temas.

El tiempo pasó volando y cuando nos quisimos dar cuenta la banda se bajaba del escenario tras “Music is my Hot, Hot Sex” y la revolucionada “Dynamite”. Tiempo medido para los aplausos y los gritos que invitaban a la vuelta para disfrutar de la sensual, así la definieron, “Frankie Goes to North Hollywood” y la que parecía que iba a ser el cierre natural con “Alala”, honor que tuvo la punky “I’ve Seen You Drunk Gurl”.

Abrazo final en el centro y una marcha esperando que la próxima vez que las volvamos a ver traigan mejor material porque ganas y actitud tienen de sobra.

banner WIR