banner WIR

Big Summer: reflejos estivales

Por Juanjo Rueda 0

7.0

Nota
7.0
70%

Big Summer es Vasco Batista, un portugués afincado en Barcelona que ahora, a través de El Genio Equivocado, edita su debut en largo, “Everything is going to be Ok”.

Las diez canciones que contiene este disco son como una pequeña rayuela musical en la que el mencionado Vasco va dando saltos, por un lado, en un folk que bascula entre el aroma sixties con algunos toques de distorsión más actuales (“Slow Down”, “Golden Fur”), un estilo no demasiado lejano, por poner un ejemplo, a lo que han podido hacer los Akron/Family más reposados; el rock de los cincuenta y sesenta (“I´m here”, “Do it alone”); el power-pop de amplia sonrisa (“If you were my captain”); e, incluso, las construcciones con ligeros muros casi shoegaze (“I like your shirts”). Todo alumbrado -música y letras- con una luz de cierta melancolía estival, que a veces bien se puede identificar con los reflejos crepusculares estivales que todavía asoman en algunos pasajes del otoño, destacando la buena producción y el cuidado de los detalles o arreglos musicales. No parece buscar trascender los límites de los estilos comentados (aunque a veces haya interesantes mixturas) sino, a través, de ellos construir buenos temas con su dosis justa de personalidad. Este disco es un buen y decidido primer paso en la que puede ser una interesante carrera musical.

No es este, como ya habrá deducido el lector, un disco que pueda cambiar o ampliar en exceso percepciones musicales preestablecidas (lo cual no quiere decir que no sea un disco, a su manera, de canciones inquietas) pero sí es un disco que se puede convertir en un muy buen aliado musical de aquellos amantes de la música que busquen algo tan sencillo y, a la vez, tan difícil como oír buenas o muy buenas canciones que no rehuyen cierta heterodoxia controlada. De esas hay un buen puñado en este disco.


banner WIR