banner WIR

Unknown Mortal Orchestra: Carisma sobre las tablas de Madrid

Por Javier del Valle 0

Unknown Mortal Orchestra han llegado a España con unas expectativas bien altas después de las perlas de pop psicodélico arrojadas en su último trabajo (II) que venían a defender. Prueba de ello es la buena entrada que registró ayer la sala El Sol, pese al frío de la capital.

Antes del plato fuerte, los holandeses Mozes and the Firstborn se encargaron de abrir la noche. Una propuesta a golpe de guitarras distorsionadas y una actitud sobresaliente que resultó muy eficaz para calentar motores. Quedan apuntados para seguirles la pista.

Con algo de retraso, la banda liderada por Ruban Nielson (cantante, guitarrista y compositor) abrió la noche con la primera canción de su último LP, la fantástica “From the sun”. El áurea melancólica y algo melosa del disco se esfumó a golpe de batería y guitarrazos crudos. La voz sonó potente, desnuda y rabiosa. Una vuelta de tuerca total al disco, cosa cada día más sorprendente de ver en directo.

Siguiendo con su último trabajo sonó “The opposite of afternoon”, que dejó al personal acelerado gracias al estratosférico punteo de guitarra de Ruban. Una amalgama de distorsión, fuzz y reverbs que funcionó a la perfección. Tras esto hicieron alguna concesión a canciones de su primer trabajo como “Tought Ballune” o “How you can luve me”.

Tras llevar ya un repertorio de 5-6 canciones el concierto entró en un momento de dudas. Pese a que la propuesta del directo estaba funcionando, el concepto que querían ofrecer sobre psicodelia-pop-incluso soul empezaba a resultar confuso. La repetición del patrón “canción distorsionada” + “punteo-largo-con muchos efectos” que tan bien puede funcionar en pequeñas dosis estaba haciendo que alguna canción se hiciese bola. A ratos dio la sensación de que el trío no sabía muy bien cómo cerrar de forma redonda unas canciones, que de por sí funcionan con solvencia, sin tirar de recursos muy técnicos o digitales.

Pero el concierto cambió de tercio con un solo de batería que reclamó nuestra y nos enganchó. A partir de entonces todo fue a más. Sonaron distintos temas entre los cuales destacó una eléctrica “Monky” (dedicada al tío de Ruban que había fallecido esa misma mañana en un accidente de moto) y la aclamada “Ffunny Ffriends”, en la que la gente acabó silbando la melodía hasta que los propios miembros de la banda acabaron haciéndolo también.

Ruban volvió a salir para el bis con su guitarra acústica. Después de vacilar el técnico de sonido que llevan en la gira le dijo que se atreviera con la eléctrica. Y de esta guisa sonó la esperada “Swim and sleep (like a shark)”, él en solitario con su guitarra y una garra tremenda con la que demostró ser el frontman que un grupo así necesita.

Unknown Mortal Orchestra todavía tienen mucho camino que recorrer pero han conseguido el reconocimiento en pequeños círculos de los amantes del pop que tan falto está de grupos carismáticos.

(foto de portada por Allison V Smith).

banner WIR