banner WIR

La nueva identidad de Moderat: II

Por Ross Gallagher 0

Antes de nada una presentación rápida para los que no hayan oído hablar del grupo; Moderat es la unión de Modeselektor, dúo compuesto por Gernot Brontser y Sebastian Szary, con Apparat, el proyecto de Sascha Ring.

Hace cuatro años publicaron su primer largo, que se llamó igual que el grupo, Moderat. Un disco en el que canciones como “Rusty Nails” o “A New Error” sobresalían por sus ritmos, melodías y especialmente en las texturas de su sonido. Un disco que salió con siete años de diferencia en relación a su primer EP, por diferencias creativas.

Esta vez han hecho falta cuatro años para que ambas formaciones se pusieran de acuerdo para dar forma a su nuevo disco; si bien su primer disco se basó sobre todo en completar piezas inacabadas de ambas formaciones, en éste llegaron ambos sin material pretrabajado, dispuestos por primera vez a armar las canciones desde cero.

Y eso sucedió en el estudio que Modeselektor tienen en Berlín, en lo más crudo del invierno, que además fue especialmente frío, cosa que aseguran que influyó mucho en su estado de ánimo a la hora de grabar, y por tanto en su música. Canciones con los paisajes ambientales que tienen “Let in the light“, “Damage Done” o el interludio con “Clouded” dan muestra de ello.

Ya comentando el disco en sí mismo, lo que más puede sorprender es que a pesar de venir de dos grupos electrónicos, Apparat, que es de tintes más tranquilos, paisajísticos, y Modeselektor, que es más movido, el resultado es prácticamente un disco en el que gran parte de las canciones se podrían tildar, incluso, de “pop”, con unas vocales que canta Sascha Ring al estilo RnB que tanto se lleva ahora con grupos como Kendrick Lamar o Frank Ocean, y por el que ambos grupos han dicho sentirse influidos últimamente. “Bad Kingdom“, el primer single extraído del disco, es clara muestra de esta nueva dirección, así como “Gita“.

En las canciones se podrán observar aún así características propias de ambos grupos, los beats de modeselektor y los sonidos ambientales de Apparat, conservando las texturas de sonido como identidad propia de la mezcla que tan buen resultado dio en su primer largo, aunque bien es cierto que el pulso electrónico, de baile que pudiera tener el primero aquí no aparece por ningún lado.

Hay tiempo también en el álbum de notar las influencias de The Knife, en una canción como “Ilona” con las voces distorsionadas y una batería que podríamos llamar minimalista, con aires tribales, de Burial en “Versions”, también oscura, y en Milk” verles elaborar una canción instrumental de 10 minutos a base de progresiones sobre una misma base sencilla en la que pequeños matices y ruidos de fondo que consiguen transportarnos sin que nos pase factura su duración hasta el momento donde por fin estalla, y mantenerse hasta el término de la misma, dando una sensación más que notable.

Resumiendo, II (Monkeytown Records, 2013) es una muestra que sintetiza buena parte de la escena electrónica actual bajo la óptica de estos dos grupos, con un muy buen resultado, un trabajo que curiosamente creo que gustará más a aquellos que no son seguidores de la electrónica en su vertiente más pura, como me pasa a mí. Un disco que no aburre y bien trabajado, en el que yo particularmente me quedo con “Milk” para ponerlo bien alto de volumen, y con “Damage Done“, en su vertiente más introspectiva, más Apparat.

banner WIR