banner WIR

Xoel López en El Veintiuno: fuera prejuicios.

Por Juanjo Rueda 0

Si algo me ha enseñado el escribir para El Enano Rabioso es a intentar afrontar y enfrentarme en algunas ocasiones con mis ideas preconcebidas y mis prejuicios. La objetividad como tal no existe pero es verdad que hay que intentar ser lo más ecuánime posible. En El Enano somos muy viscelares y apasionados, algo que nos encanta; nos mueve una pasión por la música que se traduce en gustos y grupos fetiche que todos tenemos. Pero, en ocasiones, uno tiene que afrontar el encargo escribir sobre algo que probablemente, por propia voluntad, en inicio, no le apetecería hacerlo. Es el caso de esta crónica del concierto de Xoel López.

No soy un seguidor de la música de Xoel López, ni ahora ni antes cuando se denominaba Deluxe. Como comentaba en otro artículo que hice para esta web, a veces no llegas a conectar con la música de un artista y ya está. Pero eso no es impedimento para reconocer el oficio musical de Xoel y su prestancia sobrada como músico. Este pasado sábado noche, en una sala El Veintiuno que rozaba el lleno, demostró que tiene una habilidad para defender su discurso musical que, seguramente, es muy superior -esta habilidad- a otros artistas o bandas cuya música, de inicio, puede parecerme más atractiva. Mentiría si dijera que no hubo momentos de disfrute con alguno de sus temas, como también hubo algún otro momento en que la propuesta rozó un poco el tedio (fundamentalmente en los temas que interpretó con el teclado). Pero en general, Xoel demostró que sin ayuda de banda de apoyo tiene suficientes recursos (como el uso de dos micros para dar diferentes matices vocales a las canciones) para que su actuación acabe convenciendo.

Xoel López / Foto: El Veintiuno
Xoel López / Foto: El Veintiuno

Fue un concierto vertebrado por su último disco, “Atlántico” (2012, Virgin/EMI) con esas canciones que parecen querer abrazar en varios momentos la herencia de clásicos cantautores sudamericanos. Hubo tiempo para algunas pequeñas paradas en alguno de sus trabajos anteriores (como algún tema de “Reconstrucción” como “De vino y espejos” o “Historia Universal (El amor no es lo que piensas)”) con el cierre final de concierto, en los bises, con el que es su gran y más conocido hit de su periplo como Deluxe, “Que no”. Como digo, aunque yo no termine de comulgar con su propuesta (quizá porque en el fondo no es tan fácil dejar los prejuicios en la puerta) sería una injusticia el no decir que, dentro de su estilo, hizo un gran concierto y que el público acabó entusiasmado, porque así es como fue.

No querría terminar sin mencionar por un lado la labor del oscense Sanromán, que presentaba el EP “En Memoria”, el cual, en el tramo que pude ver y oír, puso voluntad e intentó dotar de mayor expresividad (sobre todo vocal) en directo a su repertorio. Cumplió bastante bien. Por otro lado comentar que para finiquitar la noche estuvieron El Veintiuno DJs dando su ración habitual y casi siempre infalible de hits bailables al público.

Fotos galería: Emmanuel León

banner WIR