banner WIR

Linda Martini: turbulencias del oeste

Por Jose A. Rueda 0

En septiembre del consumado 2013 salió a la venta Turbo Lento, el tercer largo de Linda Martini. Desafiando a los viejos prejuicios del rock (esos que rezan que “el inglés es el idioma de la música”), el cuarteto asume por completo el poso de la lengua portuguesa entre la contundente maquinaria de noise-rock. Linda Martini lo hacen duro, enconado, con repuntes hardcore y guiñando por igual a Sonic Youth, Spacemen 3, And You Will Know Us By The Trail Of Dead y The Mars Volta. Turbo Lento condensa toda la gama sónica practicada por Linda Martini desde los tiempos de Olhos de Mongol (Naked Records, 2006) hasta la fecha, recuperando, en palabras de Cláudia Guerreiro, “el feeling más instrumental de los primeros discos”.

Cláudia es la bajista del grupo, con la que charlamos vía correo electrónico sobre el tercer álbum de Linda Martni. La banda la completan André Henriques (guitarra y voz), Pedro Geraldes (guitarra) y Hélio Morais (batería). Este último es una de las dos fieras que aporrean tambores y cajas en PAUS, quizá la banda portuguesa más conocida por los hipsters españoles en este momento. Desde su última actuación en Primavera Sound, PAUS ha realizado una gira por nuestro país y ya están confirmados para el Low Festival. Le preguntamos a Cláudia si Linda Martini podrían seguir esos pasos. “Creo que la música de ellos es más fácil de internacionalizar, tiene menos palabras y es una música más festiva, más física. Aunque nos gustaría mucho internacionalizarnos, no tenemos esa idea como prioridad. Si sucede, sería genial, pero no vamos a correr tras eso”. De todos modos, el grupo ya visitó el macroevento catalán en 2012 y, por lo que nos cuenta la bajista, la experiencia fue positiva. “Hubo cerca de 500 personas, pero el espacio era tan gigantesco que parecían solo 50. Fue un error de la organización que nos pusieran a tocar en aquel escenario [n. del a.: el escenario MINI, uno de los dos más grandes]. Pero en un país donde nadie nos conoce, ¡500 personas no fue nada mal!”.

lindamartini_01
Linda Martini son Pedro, Cláudia, André y Hélio.
Foto: Dunya Rodrigues

«Estados Unidos e Inglaterra lideran el mercado, pero no por ser países de habla inglesa. Si fuera así, Sudáfrica tendría que ser líder del mercado y no lo es».

El desconocimiento de la escena portuguesa puede achacarse al tamaño del país. Que diez millones de habitantes son pocos para hacer ruido es una teoría que se esfuma en cuanto ponemos el ejemplo de Suecia. Con idéntica población, la patria de IKEA es también la de The Hives, Mando Diao o Junip, por nombrar tres grupos a bote pronto. Entonces, ¿es el inglés lo que os abriría las puertas de la escena foránea?. “Creo que no tiene que ver con la lengua, sino con el país. Geográficamente, no estamos bien situados en Europa y cuando se piensa en música portuguesa, se piensa siempre en música tradicional. Hemos llegado a un punto en que hacemos música para nosotros, y no para ser exportada. Unos eligen hacerla en portugués, otros en inglés, otros sin palabras”. No obstante, Cláudia afirma que Linda Martini son una rara avis en la escena portuguesa, pues allí los grupos de rock suelen decantarse por el inglés. Cuestión de globalización (o de imperialismo cultural). “La tendencia será siempre hacerlo igual que Estados Unidos o Inglaterra. Ellos lideran el mercado, pero no por ser países de habla inglesa (si fuera así, Sudáfrica tendría que ser líder del mercado y no lo es). Son países con máquinas gigantes por detrás, donde están las sedes de las grandes compañías y es eso lo que hace que sean líderes”.

Aunque sea duro hacerse notar fuera de los límites portugueses, de puertas para adentro la repercusión de Linda Martini no ha sido moco de pavo. Número 2 en la AFP (la lista de ventas en Portugal) y número 1en iTunes. Pero, ¡ojo!, con estas cifras en España te critican por “volverte comercial”. En Portugal, nos cuenta Cláudia, “las ventas son bajas para toda la gente, por tanto no es eso lo que define si una banda se vuelve mainstream o no, ya que esta semana puedes estar en el número 2, y una semana después puedes estar en el 30“. Aún así nos reconoce la presencia de los viejos prejuicios del indie: “Una vez que tu nombre aparece en un periódico, tienes público que piensa que te has vendido y te deja de seguir”.

Lo mismo ocurre por el hecho de fichar por una gran corporación. Turbo Lento se ha editado en Universal Music, que estampa su sello por primera vez en un disco de Linda Martini. “Las personas que siempre dicen que deberíamos tocar en un escenario grande, no se dan cuenta de que no estamos en un sello grande. Pero cuando eso pasa, ¡te critican!”. Dejémoslo claro de una vez: Universal Music no ha cambiado la música de Linda Martini. “Cuando llegamos a un acuerdo con Universal teníamos casi todas las canciones hechas. Fuimos nosotros los que pagamos el estudio y el máster es nuestro. Universal no nos edita para cambiar nuestra música, es exactamente lo contrario, nos edita porque creen en nuestras decisiones musicales”.

lindamartini_03
Linda Martini.
Foto: Dunya Rodrigues

«Vosotros conocéis nuestro fado y nosotros conocemos vuestro flamenco. Parece que, finalmente, esto va a cambiar».

La sonoridad del portugués en la música de Linda Martini ha de entenderse desde el título. Turbo Lento con deje luso provoca la homofonía con “turbulento”, “y esa dualidad de significados nos interesa”, dice Cláudia. “Por un lado, porque retrata nuestro proceso de composición, que pasa por fases muy lentas, y de repente se acelera sin saber bien porqué. Por otro lado, ese proceso es turbulento. No siempre estamos de acuerdo y llegar a un consenso puede ser complicado”.

Desde mi punto de vista, “turbo lento” define buena parte de las canciones que contiene. Sobre todo, aquellas en las que las melodías vocales remansan la instrumentación encarnizada. El turbo se ralentiza y, entonces, la musicalidad del idioma luso y su cadencia melódica me trasladan a paisajes atlánticos, a aldeas de pescadores o a las calles del Barrio Alto. De repente, todo me suena a fado. ¿He caído en el estereotipo? “Estoy de acuerdo en que hay una gran “portugalidad” en nuestras letras, pero no diría que suenan a fado. Yo veo muchas más conexiones con la música de intervención que se hacía en los años 70, con gente como José Mário Branco o Zeca Afonso. Tal vez piensas en el fado porque es tu gran referencia sobre la música portuguesa. Y ese es nuestro estereotipo, sí”.

Ya que nombra a dos artistas portugueses, le pedimos por una lista más extensa y actual. Tomen nota: “Filho da Mãe, Riding Pânico, Dead Combo, Norberto Lobo, Jibóia, Adorno, Peixe: Avião, B Fachada, Katabatic, Memória de Peixe, Black Bombain, Torto, Sequin, Capicua, Márcia… Portugal está definitivamente en un momento muy creativo”. Y, porque nos pica la curiosidad, queremos saber qué bandas españolas conocen ellos. Delorean y El Guincho eran casi predecibles. Las demás son una grata sorpresa: “Standstill, Nueva Vulcano, Omega 5, Za!”. Y por si fuera poco, añade: “Standstill es, sin duda, la banda española que más escuchamos. Migala tenían un álbum muy bueno, Restos de un incencio. Vaya… El conocimiento que tiene Cláudia de la escena española nos sonroja. Aun así, la única fémina de Linda Martini admite que, por norma general, los estereotipos mandan y “Portugal tiene el mismo problema con España, que España tiene con Portugal. Vosotros conocéis nuestro fado y nosotros conocemos vuestro flamenco”.

El aterrizaje de Primavera Sound en Oporto y la mencionada notoriedad de PAUS en nuestro lado del Guadiana son indicios de un cambio. Soplan vientos de mudanza y ella lo ve claro: “Parece que, finalmente, esto va a cambiar. Estamos todos más atentos los unos a los otros, y puede ser que las asociaciones de festivales entre Portugal y España nos aproximen aún más”.

Por una península musicalmente mejor y más fuerte, que así sea.

Más de Linda Martini en
Facebook
YouTube

banner WIR