banner WIR

La historia de Petey Dammit miembro de Thee Oh Sees

Por Ricardo Garijo Lima 0

Petey & Ginger: Un homenaje a lo asombroso que puede ser la humanidad

Ese es el titulo que la directora Ada Bligaard Søby escogió para su documental. El documental trata sobre Petey Dammit, bajista de Thee Oh Sees, y Ginger Partington quien se dedica ocasionalmente a ejercer de médium.

Pero el documental aborda mucho más que estos dos personajes, se adentra en la idea del sueño americano, y cómo éste (parafraseando a Petey) se ha vuelto una especie de pesadilla debido a la crisis económica. El documental no es un Margin Call ni nada por el estilo, no aborda conceptos o principios económicos, sino que se dedica a retratar un poco el abismo en el que EEUU se ha sumido tras la recesión.

En medio de ella, flotando de manera aislada se encuentran estos dos héroes de la clase media, marginados de la sociedad que sobreviven donde las costuras de la misma se dan lugar. Ellos no están atados como los demás, y por ello permanecen libres, sus vidas no han fluctuado como sí lo hicieran la moneda o las hipotecas.

El documental también nos muestra  a dos personas, que viven cada una, en una de las ciudades mas emblemáticas de la costa oeste y este, San Francisco y Nueva York respectivamente, pero que provienen de la América profunda, y nos narra como huyeron de ella, siguiendo su propio camino hasta encontrar su sitio.

15

Petey

Bajista de la emblemática banda de garaje Thee Oh Sees, aunque en realidad cumple esta función con una guitarra que mediante artimañas y pedales consigue que suene como un bajo. Al ser parte de una banda tan underground que se niega a integrarse al mainstream necesita tener otra fuente de ingreso, así que cuando no esta de gira trabaja en un almacén de pornografía y artefactos sexuales, encargándose de hacer los paquetes que luego irán a parar a varios lugares del mundo, en ocasiones (como nos cuentan) portando hasta un solitario condón.

No busca ni la fama ni la gloria, solo hacer lo que le gusta, tocar para la gente y viajar por el mundo. Reconoce que le cuesta prácticamente todo, no solo ir a trabajar, si no esperar a que sea hora de tocar o inter actuar con el resto de la gente.

13

Ginger

Proveniente de un recóndito lugar de América, lo abandonó para ir al ejército, pero tras ser acosada también tuvo que dejar eso. Poco tiempo después descubrió que la gente paga bien por el sexo. Y tras un bache en su matrimonio con el inventor de artículos poco habituales Bob Partington, tuvo que dedicarse a la prostitución para sobrevivir, aunque más adelante consciente de que no le aportaba nada y que le pesaba mucho, decidió recomponer su vida y seguir adelante. En la actualidad se dedica en ocasiones a hacer de médium para aquellos que la crisis ha dejado algo desubicados.

El documental está montado de una forma algo experimental, muy fiel al DIY en el que viven todos aquellos que aparecen frente a la cámara, con extractos de cultura americana intercalados con trozos filmados a Super 8 o alguna película similar. El documental como si fuese una pelota de tenis va de costa a costa retratándonos la intimidad y el pasado de estos dos admirables miembros de la sociedad. A veces los monólogos simplemente explican sus vidas diarias o de dónde vienen, otras ocasiones plantean cuestiones mas espirituales y existenciales.  Filmado a pie de calle refleja otra cara de la américa que no estamos tan acostumbrados a ver, una en la que el lujo escasea y donde el dolor y el sufrimiento abunda, donde por en medio navegan Petey & Ginger.

08

Si todo esto no os llama la atención, verlo por el pequeño cameo en el que Ty Segall baila descalzo, las apariciones de John Dwyer o su increíble banda sonora. Si os gusta prepárense, que Bligaard prepara un documental llamado Fuck Forever sobre otro Petey muy famoso, mas bien sobre los jóvenes británicos que pertenecen a dicha escena y que idolatran al drogadicto mas famoso de la actualidad.

banner WIR