banner WIR

Muchos más años para Vinilo Valencia, crónica de Julio de la Rosa

Por A.Brotons 0

Dentro de los fastos con motivo del 8º Aniversario de Vinilo Valencia, el concierto de Julio de la Rosa venía con letras destacadas. Venía ya precedido del éxito de la jornada anterior, donde Pony Bravo y Jordi Cassette colgaron el cartel de no hay billetes, así como la emotiva actuación del propio Julio en la pasada edición del Deleste Festival.

Abrió la jornada El Ser Humano. El proyecto liderado por Gonzalo Fuster tenía ante sí la papeleta de actuar ante todo un peso pesado del Indie patrio, pero la propuesta de Gonzalo no defraudó, y defendió su último disco “Pyla Pan” (Malatesta Records 2013) con maestría, de entrada presentó su formación al completo, donde el sonido de El Ser Humano apoyado por batería, guitarra y bajo ganó en consistencia y sonoridad, y el bloque de canciones nuevas que se están gestando para su próximo disco sonaron con armonía.

Julio de la Rosa/María Carbonell
Julio de la Rosa/María Carbonell

Con el ya alto listón que se había dejado, subió a las tablas Julio de la Rosa, acompañado de Jorge Fuertes a la batería, Jaime Olmedo al bajo, Cecilio Santiago a la percusión, Dani Llamas a la guitarra y Nieves Lázaro a los coros y los diversos aparatos.

Abriendo con “El Traje”, canción incluida en su disco “La Herida Universal” siguieron un torrente de canciones que cada vez entonaron más al respetable como “Colecciono Sabotajes”, “Sexy, Sexy, Sexy”, “Las Camareras”, “Entresemana”, “Hasta Que Te Hartes” o “Gigante”., y que llegó al clímax con “Kill The Mosquito” de sus otrora liderados El Hombre Burbuja, ya retirados del escenario, los gritos lo volvieron a sacar a escena para hacer un delirio colectivo con temas como “Un Corazón Lleno de Escombros” incluido en “Pequeños Trastornos Sin Importancia” que por momentos se convirtió en karaoke popular cantando el público al unísono creando una atmósfera increíble, siguiendo de “Por Qué No?” de su disco “Nadando a Crol” con El Hombre Burbuja, salpicando un épico final con “Maldiciones Comunes”, dejando a la sala Wah Wah aplaudiendo a rabiar.

Grato final a este 8º aniversario de Vinilo Valencia, que como cada año se desmarca del resto y ofrece sus mejores galas para los amantes de la música en Valencia. ¡Por muchos años más!

banner WIR