banner WIR

Rapidez y eficacia: Yuck en Madrid

Por Ignacio Sánchez 0

Un vacío Independance Club recibío anoche a los madrugadores asisitentes al concierto de Yuck a ritmo de My Bloody Valentine, The Jesus and Mary Chain, Ride e incluso Mogwai, entre otras bandas británicas que bien nacieron en la década de los 90 o tuvieron una importancia vital en la misma, y en la actual. Un agradable aperitivo como antesala a la primera de las cinco fechas de los londinenses por nuestro país dentro del Budweiser Live Circuit.

Yuck @ Independance Club por Ignacio Sánchez
Yuck @ Independance Club por Ignacio Sánchez

El guiño de la sesión musical previa era fácil; mil y una veces se ha podido leer de la querencia del cuarteto por aquella época y ellos en vez de darse por ofendidos con las comparaciones han seguido a lo suyo, ya fuera con Daniel Blumberg como frontman y ahora con Max Bloom como vocalista tras la espantada de Daniel. Así mientras en Yuck la fuerza y frescura de las guitarras los emparejaban con Dinosaur Jr, con Glow & Behold el trío decidió tirar por el camino del pop luminoso y bañado en toques shoegaze a lo Ride.

Pues bien, con esta mezcla el de nuevo cuarteto, ahora con el guitarrista Ed Hayes, aterrizó anoche en su segunda visita a la capital, aunque ellos la anunciaran como la primera; y es que hay que recordar que en otoño del año pasado ya ofrecieron un concierto breve para poco más de cincuenta personas gracias a Converse y su Get Loud, para desplegar sobre las tablas su segundo LP y alguna novedad.

Anoche la fórmula volvió a ser la misma que la cita de Converse aunque con algo más de duración, pero sin excesos (13 canciones en una hora aproximada de concierto). Fue quizás el mayor debe de la velada que volvió a hacer disfrutar a más de uno con unos sonidos y una época especial, en la que algunos nos hemos criado y comenzamos a desvirgar nuestros por aquel entonces inmaduros oídos.

Yuck @ Independance Club por Ignacio Sánchez
Yuck @ Independance Club por Ignacio Sánchez

De primeras comenzar con “Middle Sea” fue un verdadero golpe de energía y calentar de manera rápida y eficaz a la sala. A sabiendas que sus nuevos temas son de una digestión algo más lenta, para no romper en demasía el ritmo de la noche fueron apareciendo intercalados con algunos añejos como “Holing Out” o “Get Away” durante de la primera mitad del set.

Con el cuerpo ya entonado fue el momento de presentar “Another One”, que aparecerá en el nuevo EP, Southern Skies, que la banda publicará próximamente, o la versión de New Order del tema “Age of Consent”, junto con dos de sus más celebrados singles, “The Wall”, cantada por Mariko y “Operation”, donde al fin se puedo ver algo de emoción en la banda y un intento de Max por introducirse entre los presentes.

Budweiser en mano volvieron al escenario para regalarnos la cálida “Memorial Fields” y la perla que quedaba por descubrir de su debut, “Georgia”, dejando a todo el mundo con ganas de más, mucho más.


banner WIR