banner WIR

M. Ward, Fiesta Presentación Deleste Festival 2015 @ El Loco, Valencia

Por Carles Terol 0

 

El pasado Domingo y gracias a la fiesta de presentación del Deleste Festival pudimos disfrutar de M. Ward y su banda en la sala El Loco (Valencia).

Antes del concierto nos llegaba proyectada una nueva confirmación para la próxima edición de mentado festival, que se celebrará en la capital del Túria los días 24 y 25 de Octubre: El Columpio Asesino presentarán su nuevo álbum ante el público de La Rambleta el próximo Otoño.

Senior i El Cor Brutal ejerció de telonero en formato solista ofreciendo una buena dosis de humor y sensibilidad cotidiana e incluso se atrevió con un par de versiones de M. Ward en Valenciano. Finalizada su actuación subía la tensión en la sala y nos preguntábamos que motivos llevaban al artista a pedir de forma tan tajante que no se hicieran fotos ni vídeos.

El público, que por poco no llenó el local (todo un éxito siendo Julio y además Domingo) empezó a reclamar la presencia del músico estadounidense con silbidos y gritos hasta que apareció sobre el escenario pasadas 22.00h, a partir de ese momento fueron sonar los primeros acordes y enmudecer para guardar una actitud de 10 durante todo el concierto.

M Ward se presentaba ante el respetable acompañado de banda (bajo, batería y un músico de apoyo que alternaba entre guitarra y percusión) para presentarnos un setlist que para sorpresa de muchos recorrió su discografía muy ampliamente en lugar de centrarse en su último trabajo, del que únicamente tocó 3 canciones.

La primera parte del concierto fue cogiendo fuerza durante los primeros temas para volverse descaradamente rocanrolero durante gran parte de la primera hora. La temperatura subía y el calor no invitaba a moverse en exceso pero el ritmo era palpable.

Las miradas de sorpresa y aprobación recorrían la sala de una punta a la otra pues quizás esperábamos un concierto más intimista, pero a nadie le desagradan los guitarrazos de regusto 60’s cuando están bien dados y canción tras canción los aplausos eran entusiastas y generosos.

Durante esta primera parte M. Ward alternó entre la guitarra y el teclado, ejerciendo de frontman con una curiosa pero resultona actitud corporal, mirando con una expresión un tanto peligrosa desde detrás del micrófono al público, casi desafiando a que alguien no disfrutara. Todo esto sin dejar que decayera el alto ritmo que habían impuesto en ningún momento y apenas dejando tiempo entre canción y canción.

La segunda parte del concierto la marcaría la desaparición de la banda del escenario, con M. Ward ofreciendo su cara más íntima armado con su guitarra y armónica sobre el escenario. Durante estas canciones la energía creada en el ambiente no desapareció en absoluto, sino que se convirtió en otro tipo de intensidad, mucho más emocional en este caso, y en la que M. Ward aprovechó para mostrar (por si no había quedado claro) que a parte de ser un dotado compositor, como guitarrista no se queda atrás.

El público aplaudió con fiereza cada canción hasta que llegó la, perdonad la expresión, enormérrima  versión de The Story of an Artist  que suponía el final planeado para la actuación. No fue así, pues ante un público decidido a quedarse y pedir más M. Ward aún tuvo tiempo para volver a salir al escenario y regalar a dúo Undertaker.

Muy buen concierto, muy buen público y muy buenas canciones… poco más se puede decir, cuando la noche es propicia y los tres elementos se juntan, sólo queda disfrutar.

banner WIR