banner WIR

No diga fiesta, diga Crystal Fighters

Por Redacción EER 0

Crystal Fighters @ Palacio de Congresos de Granada por María Barba

Semanas después de suspender la gira debido a la repentina muerte del baterista Andrea Marongiu, Crystal Fighters recuperó algunas de las fechas canceladas entre las que se encontraba un concierto gratuito en Granada para los usuarios de Vodafone, por lo que los logotipos, luces de los colores corporativos, fotografías y demás publicidad no faltaron durante toda la noche.

Crystal Fighters @ Palacio de Congresos de Granada por María Barba
Crystal Fighters @ Palacio de Congresos de Granada por María Barba

Como siempre, desde que se suben al escenario hasta que acaban los bises, la banda tiene al público comiendo de su mano, disparando uno tras otro los greatest hits de su escasa discografía como “LA”, “Solar System”, “Follow”, “You & I”, “Plague”… Un setlist prácticamente idéntico al de los conciertos de la gira del pasado año. Entre canción y canción apenas había algún comentario de los músicos y tan sólo hubo algunas pequeñas referencias a Andrea Marongiu durante el concierto, en las que defendían que no se había ido y que su energía permanecía con ellos. Tras una pequeña pausa la banda volvió para interpretar “I Love London” y “Xtatic True”, dos de sus temas más discotequeros, que sirvieron para que la entusiasmada audiencia lo diese todo en los últimos minutos concierto y se fuese a casa satisfecha con el concierto.

Personalmente he de decir que el sonido del concierto me pareció terrible y no creo que esté a la altura de una banda que logra atraer a tanto público. La música sonaba difusa, era imposible distinguir la mayoría de instrumentos, la ecualización no era correcta porque los elevados graves del bombo se lo comían absolutamente todo y el volumen atronador empeoraba las cosas haciendo que todo sonase saturado. La primera vez que los vi hace un año, pensé que la mala acústica de la sala era la causa, pero en esta ocasión se volvió repetir un sonido que dejaba mucho que desear. Pese a todo, esto no parece que le importe demasiado a un público que va predispuesto a pasárselo bien y a pegarse una buena fiesta.

Texto por Adrián Gallego.
Fotos por María Barba.

banner WIR