banner WIR

De lo mejor de 2014 se hizo esperar

Por A.Brotons 0

Valencia acogió una de las mejores citas musicales del año.

Owen Pallet definió el pasado domingo en el Loft del Espai Rambleta de Valencia lo que es un artista. El canadiense demostró su genialidad y virtuosidad con el violín junto a una gran vocálica.

La cita comenzó con Foxes In Fiction, grupo joven de tintes dream pop que el mismo Owen les acompaño. Teclados, sintes, guitarra y violín. Bucles, atmósferas, capas y una voz que intentaba penetrar al espectador. La joven banda promete pero le falta sensibilidad y acoplamiento.

Foxes Infiction/La Rambleta
Foxes Infiction/La Rambleta

Al término, Owen se presentó en solitario para demostrar su sensacionalidad como violinista. Owen te enseña que un violín puede servir para más que tocar las cuerdas con un arco. Percute las cuerdas, percute la madera; genera loops y los vas superponiendo; si estuviéramos en MasterChef diríamos que hace una deconstrucción, pero el no es un principiante. Hace lo que le da la gana con violín y crea unos sonidos embriagadores.

owen
Owen Pallet/ La Rambleta

La segunda parte del concierto le acompañan un batería y un bajista generando mayor textura y contenido. El aumento sonoridad jugando con la luz produce mayor alcance al espectador, que vibraba internamente del concierto. Respetuoso, callado y agradecido.

Para acabar con este bolo, volvió al escenario en solitario generando otra vez un bajón de energía. Sin embargo, el espectador seguía disfrutando de lo que, posiblemente, será recordado como uno de los mejores conciertos de 2014.

banner WIR