banner WIR

Siesta! + Farniente en el Microsonidos: Space is the Place

Por José Luis López 0

Empezó por fin nuestro queridísimo Microsonidos, un certamen que proporciona un buen puñado de cosas que hacer cada comienzo de año en Murcia, al menos para los que gustamos de disfrutar de una buena banda en directo como plan para el fin de semana.Este año además viene muy cósmico. Una de las grandes muestras de lo que digo tuvo lugar el pasado viernes, con Siesta! y Farniente como anfitriones.

Abría la velada el dúo valenciano responsable del excelente Terroruterino dispuesto a mostrarnos, además de temas de su excelente álbum de 2013, cromos de su próxima referencia, Fuerza de Gravedad Absoluta y no dejaron lugar a dudas: Son una de las bandas a seguir en el futuro cercano.

Poco después de las 22:30 subían a las tablas, mientras el no muy numeroso público apuraba sus cigarrillos fuera, y no se andaron por las ramas para soltar su contundente cóctel de krautrock a la más pura escuela Dinger, pero con una actitud y punch punkarra que los desmarca de la ingente cantidad de bandas que transitan los terrenos que La Düsseldorf, Neu! y compañía labraron hace ya unas décadas. La primera parte del concierto fue más clásica a nivel rítmico. Sobre el escenario, aparatos y cacharros por doquier reforzados por bajo, guitarra y sobre todo una batería que aportaba el carácter bruto que tanto se agradece en su sonido. Entre los dos se repartían el bacalao. Hacia la mitad del concierto, cuando corrían el riesgo de empezar a volverse repetitivos (de más, claro está), supieron variar en lo que al ritmo se refiere y hacer que, en su conjunto, su concierto dejase un gran sabor de boca. El público en general les propinó una sonora ovación, desde luego merecida.

Después de la mascletá valenciana, era el momento de que Alfonso Alfonso (Schwarz) y Raúl Gómez (Lüger) presentasen por fin en Murcia, media tierra natal del proyecto, los temas que forman el álbum debut de Farniente, de título homónimo. Si hablábamos de kraut, aquí estamos ante uno de los músicos que mejor ha sabido entender este género y lo que significa en este país (y casi que a nivel internacional). La carrera de los murcianos Schwarz está ahí a mano para atestiguarlo. Pero no es esta la principal fuente de la que bebe el nuevo proyecto de Alfonso: Can  Neu! (sin, ni mucho menos, desaparecer) han dejado el protagonismo a Clinic, Cabaret Voltaire e incluso Aviador Dro para ser las referencias más obvias que nos vienen a la cabeza al escuchar la propuesta de Farniente, pero también al space rock, el synth pop y la new wave. Ahora: no esperéis un popurrí, sino un proyecto de enorme personalidad dónde todo se refleja en su justa medida y nada chirría. El directo del dúo muestra mucho más que el disco, y aunque en momentos se nota que llevan aún poco recorrido, también demuestran que músicos de consagrada experiencia como la de estos dos, pueden darnos no más que alegrías.

Comenzó pues la descarga con una intro de sintes y los músicos bastante separados entre sí, cada uno con su propio set (a diferencia de Siesta!, que se repartían en muchos momentos los mismos instrumentos). A la izquierda, Raúl sentado a una batería salpicada de cajas de ritmos y pads para disparar bajos, secuencias y ocuparse de la parte más rítmica del asunto. A la derecha del respetable, Alfonso y su artillería, dominada por un sinte de guitarra que convertía sus seis cuerdas en una máquina del tiempo con la que pasearse del pasado al futuro como el que va a comprar tabaco. Lástima que el concierto fue (o se hizo) muy corto, aunque bien mirado se quedó en todo lo alto. Ambos bolos duraron lo mismo aproximadamente, pero fue el de Farniente, mucho más serio a mi parecer, el que de verdad se me escapó entre los dedos cuando más estaba saboreándolo. Si Siesta! fueron grandes, Farniente enormes. En cuanto al set list, obviamente cayeron temas de su única referencia (no todos), entre los que destacaron las versiones de Ropa Cara (hit al canto) o Mitra 2014 con su poderoso final. Con un poco más de tiempo, y dando continuidad al proyecto sin que se quede como un simple standby de sus bandas principales, podríamos estar hablando de algo muy grande.

banner WIR