banner WIR

Explosión psicodélica

Por Ignacio Sánchez 0

My Expansive Awareness @ Wurlitzer Ballroom por Ignacio Sánchez-Suárez

Ir a un concierto casi virgen en cuanto a lo que te vas a encontrar sobre el escenario tiene su riesgo, pero la satisfacción que produce si el resultado es más que positivo bien merece la pena, tal y como ocurrió el pasado jueves con los zaragozanos My Expansive Awareness en el Wurlitzer Ballroom. Un rock completamente adictivo con destellos de psicodelia y alguna pizca de garage es lo que ofrecieron durante una hora ante una legión de fans que poco se opusieron a dejarse llevar por las hipnóticas melodías sin parar ni un instante.

My Expansive Awareness @ Wurlitzer Ballroom por Ignacio Sánchez-Suárez
My Expansive Awareness @ Wurlitzer Ballroom por Ignacio Sánchez-Suárez

Con un ojo más puesto en propuestas en la onda de The Brian Jonestown Massacre o The Doors, la banda presentó de manera solvente y sobrada su reciente álbum de debut, un trabajo variado y efectivo que se vio fielmente reflejado sobre las tablas de la céntrica sala madrileña; así pasamos de los ritmos bailables de “Keep on dancing” a las espirales de “I had a dream” o “Mr. Bamboo”, la hipnosis con “Hey You!” o la explosión comunal con “Release Yourself” con toda la sala saltando. Después de ver algunas cosas parece menos alocado que incluso desde Estados Unidos les hayan echado el ojo, como ha ocurrido con el programa Trip Inside This House de la radio americana KDHX, quien los escogió para formar parte de su recopilatorio de psicodelia, al igual que la revista británica Classic Rock Magazine con su tema “Light”.

Tras un recital redondo hubo tiempo incluso para un bis, eso sí, sin apenas bajarse del escenario, en el que echar la mirada atrás y entregar a sus fieles seguidores la petición de “Up and down”. Una noche que se pasó tan rápida que desearía que volviera a ocurrir y que tuvo como aperitivo la singular propuesta de Raisa, un experimento sonoro con bastantes momentos interesantes cuando tiraban por senderos de folk y rock, pero que desconcertó en su faceta arty/ruidista, pero que sin duda fue un buen anticipo para el plato fuerte de la noche.

banner WIR