banner WIR

La exquisitez de Beach House en Madrid

Por David Quero 0

Beach House @ sala La Riviera por Ignacio Sánchez-Suárez

Desde que salieron a la venta las entradas para estos conciertos, Beach House han sacado dos LPs en un espacio de apenas dos meses entre ambos. Es una jugada ambiciosa viniendo del éxito cultivado principalmente desde la publicación de Teen Dream y su sucesor, ya que el protagonismo de los shows recae en un material muy reciente dividido en dos discos distintos. Pero esto obviamente no iba a impedir que agotasen su cita en La Riviera de Madrid como ya pasó en 2013, porque ya hace un rato que dejaron de ser un dúo que tocaba un Yamaha de plástico en dormitorios y grababa en cuatro pistas. Ahora son mucho más y nos lo volvieron a demostrar el pasado domingo, capaces de mantener el vuelo durante hora y media.

Dustin Wong @ sala La Riviera por Ignacio Sánchez-Suárez
Dustin Wong por Ignacio Sánchez-Suárez

Para esta gira europea han traído como telonero a Dustin Wong, miembro de Ponytail anteriormente. Su propuesta es tan simple como complicada para una ocasión así. Sentado y descalzo, con una guitarra y un buen puñado de pedales rodeándole, construye capas y capas de loops. Composiciones y técnica interesantes, original, pero conectar así con cientos de personas que van llenando la sala en ese momento no era la tarea más fácil del mundo.

Beach House se hicieron de rogar el tiempo necesario para pillar por sorpresa con el arranque de Depresion Cherry, “Levitation”, y me gustaría pedir perdón de rodillas por los clichés, pero el poder hipnotizante que logran siempre en directo, nada más empezar, con ese “There’s a place I want to take you…” reiterado en esta ocasión, personalmente sólo lo he podido vivir con gigantes como My Bloody Valentine o Portishead. El trabajo de iluminación es una pieza fundamental, jugando con las siluetas oscuras, sombras, destellos, y con los sentimientos de fotógrafos en el foso que todavía estarán eliminando gigas más negros que Killer Mike.

También se nota una barbaridad la adición de Skyler Skjelset (Fleet Foxes) acompañándoles al bajo ahora y es bienvenido en la vasta mayoría del repertorio. Lo de “PPP” fue de medalla de honor y el bajo hace un papel impresionante aquí… Una maravilla cómo sonó esta canción. En cambio en “Silver Soul” es una presencia extraña y chirriaba por lo fuerte y lo intrusivo que resulta. Pero hubo más sorpresas. De hecho entre medias llegaba una canción de Thank Your Lucky Stars y veíamos a Victoria Legrand colgándose el bajo (en sus palabras “cruzando el oasis”) por primera vez y acercándose a Chromatics en “All Your Yeahs”. Hubo hasta cariño inesperado hacia La Riviera (!). Legrand lanzando besos a las palmeras “en esta fabulosa discoteca de los 70”, decía. El caso es que se escuchó sorprendentemente bien y nos sentimos cómodos con lleno en la sala.

Beach House @ sala La Riviera por Ignacio Sánchez-Suárez
Beach House por Ignacio Sánchez-Suárez

Los trabajos anteriores fueron apareciendo bien repartidos. Al incio “Walk in the Park” y “Gila”, y hacia la mitad vinieron los Beach House de Bloom con “Wishes”. Es por goleada otro de los mejores momentos. Crean una energía espectacular cuando rompe la batería y la guitarra de Alex Scally después del tercer estribillo. Casos similares como “10 Mile Stereo” y su montaña de ruido final se hacen notar más que en otras ocasiones al haber confeccionado un setlist que prescinde de muchos de estos trallazos, y a decir verdad tampoco se echaron de menos archiconocidas que se presuponen fijas como “Zebra” necesariamente.

Tocando el final encadenaron una muestra de lo más destacado en sus últimos lanzamientos. “One Thing” y “Somewhere Tonight” son definitivamente dos de las joyas más recientes de su carrera. “Sparks” sonando potente y fiel a la grabación hace desear un enfoque shoegaze más distorsionado en el futuro. “Myth” posiblemente se convierta (si es que no se ha convertido ya) en la canción estrella para muchos, e “Irene” vuelve a ser una elección perfecta para cerrar el bis. Sobrecogedor es poco.

Por último, surgió también de forma inevitable una referencia a lo que todos pensamos estos días al acudir a una cita de estas características. Al fin y al cabo ella es parisina, y antes de interpretar una versión preciosa de “On The Sea” con la formación clásica Scally-Legrand, comentó lo extraña que estaba siendo esta gira subrayando la importancia y lo reconfortante de una reunión como la de esta noche.

banner WIR