banner WIR

Cómo sobrevivir en la Berlinale

Por David Sánchez 0

Berlinale

65 primaveras cumple la Berlinale, el festival de cine de Berlín que se realiza en la primera quincena de febrero y que en los últimos años ha acogido grandes producciones dentro de su competición como: Boyhood, Gran Hotel Budapest o Knight of Cups sin ir más lejos, y auténticos clásicos a lo largo de sus 65 ediciones como: Vivir (1952), El salario del miedo (1953), Fresas Salvajes (1957), 12 hombres sin piedad (1957), La fortaleza escondida (1958), Al final de la escapada (1960), La noche (1961), La caza (1966), Masculino/Femenino (1966), Opening night (1977), Nosferatu, Vampiro de la noche (1979), Pauline en la playa (1983), El silencio de los corderos (1991), Jackie Brown (1997), La delgada línea roja (1998), El Gran Lebowsky (1998), Magnolia (1999), El viaje de Chihiro (2001), La última noche (2002), Pozos de ambición (2007), El caballo de Turín (2011), Nader y Simin: Una separación (2011)

Pero, ¿por qué ir a la Berlinale?

Si de verdad quieres mojar fuera del circuito festivalero nacional pero no acabar en cualquier serie B de festivalucho a.k.a. Leeds film festival, lo suyo sería elegir Berlín. ¿Los porqués? Muy sencillos.
En primer lugar la ciudad. Berlín es un lugar maravilloso del que disfrutar a la par del festival. Al contrario de lo que pueda parecer y creencias gitanas infundadas, la ciudad es barata, máxime para ser una gran capital europea. Añádele a eso lo más importante, una buena selección de películas, una comodidad extrema que escapa a la masificación excesiva y con opciones reales de conseguir una acreditación aunque seas un medio pequeño. Desde luego es un paso necesario antes de saltar a los monstruos de Cannes o Venecia.

acreditaciones berlinaleDecidido, quiero ir a Berlín. ¿Qué tengo que hacer?

El proceso es muy sencillo. En primer lugar has de registrarte en su página web y una vez lo tengas, completar el formulario de acreditación. Ojo y no la liéis como me paso a mí la primera vez. Hay dos tipos de acreditaciones, la del festival (que te da acceso a todas las películas del festival menos las de prensa, cuesta 120 euros y se caracteriza por una tarjetita azul) y las de prensa, que te dan acceso a ruedas de prensa, pases de prensa, vale 60 euros y la acreditación es de color rojo. Cuando realizamos el proceso de acreditación por primera vez, pedimos la acreditación de festival en lugar de prensa, algo un tanto nihilista cuando la del festival la puede conseguir prácticamente cualquiera simplemente pagando, y la de prensa solo medios de comunicación. Llegué a Berlín el primer día feliz como un alemán pero claro, cuando llegas y te dan la tarjetita azul y te dicen que no puedes ir a los pases de prensa te quedas con una cara de murciano de aquí te espero. No preocuparse, la organización de la Berlinale es comprensiva y tras pelearme vía mail y hablar con Oliver Bernau, el jefe de prensa, me cambiaron amablemente la acreditación. Pero vamos a cosas que no se dicen y son interesantes.

como llegar a Berli?nCómo llegar a Berlín.

Actualmente Berlín cuenta con dos aeropuertos con vías comerciales, Berlín-Tegel (TXL) y Berlín-Schönefeld (SXF). Se prevé cerrar Tegel cuando la remodelación de Schönefeld esté lista. Si quieres una opción barata, probablemente acabes volando con Easyjet desde ese aeropuerto, lo tienen monopolizado del todo. Los precios de los vuelos te saldrán como cualquier vuelo normal, cuanto antes lo pilles, más barato, de ahí la importancia de mandar la acreditación cuanto antes y no acabar comprando billetes con 15 días de antelación. Aún así, puedes hacer el apaño por 230 euros ida y vuelta esperando a última hora, pero podrías hacértelo por la mitad sin problemas si le das un mes de margen.
Si llegas al aeropuerto de Berlín-Tegel, deberás coger un autobús que te lleve a la ciudad. Si por el contrario llegas a Berlín-Schönefeld, tren.

transporte berlinEl transporte público en Berlín.

El transporte urbano de Berlín me dejo enamorado. Siendo un amante consumado de las piernas intento no formar parte de una nave motorizada a no ser que sea estrictamente necesario. En esa bestia llamada Berlín esto es imposible, y si partes de un aeropuerto es directamente una utopía. Así que aceptemos que nos vamos a dar una bonita vuelta de S + U y vayamos al grano. En primer lugar en Berlín los billetes de transporte público valen para cualquier transporte público. Tal cual. Así que te sacas tu ticket en las miles de máquinas que hay por la ciudad y con ellas puedes coger el tren y el metro. No te olvides de sellarlo en las maquinas amarillas que hay en las estaciones de metro.
La ciudad está dividida en algo así como zonas, siendo A Y B donde se parte el bacalao y la C únicamente necesaria si partes desde el aeropuerto de Schönefeld. En este último caso, deberás sacar el ticket ABC, cuesta 2,90 y te permite durante dos horas ir a donde quieras. Puedes comprarte por 7 euros el ABC válido durante todo el día, y una vez en el centro de la ciudad, el AB con precios inferiores. Añadir la sección C solo es necesario cuando vayas al aeropuerto, no te gastes el dinero a lo tonto.
Algo que me llamó poderosamente la atención es que en Berlín no hay controles en el transporte. Olvídate de tornos de seguridad del metro u oficiales en los trenes preguntándote por el billete. Según dice la leyenda, de vez en cuando (sobre todo por el día) se pasean muy aleatoriamente policías que controlan que lleves los billetes necesarios, y si te pillan viajando en negro te cae multa de 40 euros. Yo no os recomiendo jugárosla, ni por ética ni economía, porque con esos 40 euros puedes sacarte el abono para viajar durante toda la semana libremente y a cualquier hora por todo el centro de Berlín.

¿Qué es S + U?

S es como se conocen a los trenes urbanos, algo así como un cercanías en España. Lo ideal es que en Google Maps pongas tu dirección de destino y te buscaran las mejores opciones para llegar. Para salir de Schönefeld es necesario coger al menos uno, en mi caso el s45 que en una media hora me dejo en Alt-Tegel, para en apenas 5 paradas de metro, aterrizar en Checkpoint Charlie, la parada del hostel donde me alojé y muy cerquita de Potsdamer Platz, tu nuevo hogar durante los próximos 10 días. Las calles de Berlín están maravillosamente señaladas y podrás llegar a cualquier sitio sin necesidad de GPS, simplemente siguiendo indicaciones.

Alojamiento

Lo ideal es compartir piso con periodistas que estén en la misma situación. Más económico, cómodo y compartes experiencias. En mi caso esto no fue posible, nos acreditaron 15 días antes y tuvimos que tirar de lo que pudimos. Ojito al nombre que os voy a poner en la palestra que soluciona muy bien la papeleta: Check in Hostel.

Personal bilingüe, muy buen ambiente y gente joven, bastante respetuoso pese a la gente joven, servicios mínimos aceptables y las dos claves, económico y muy bien localizado. Se encuentra al lado de Checkpoint Charlie, lo que significa un paseo cada mañana de unos 15 minutos hasta Berlinale Palast, algo insignificante para las distancias que hay en Berlín, y creedme que eso no se paga. El poder ir pateándote la ciudad a medida que te despejas por la mañana, o disfrutar de la bella iluminación nocturna mientras repasas mentalmente la crónica de esa última peli turca que has visto, le sienta muy bien a un cuerpo que tiende a amuermarse poco a poco durante estos días, además del ahorro en transporte. Sobre el precio, por lo general la habitación andaba en 8 euros la noche, yo estuve 13 días y me deje unos 120 euros en total. Muy recomendado si el plan A os sale mal. En caso de buscar alojamiento, buscarlo en los barrios de Mitte, Charlottenburg o Kreuzberg, son los más cercanos a Berlinale Palast.

potsdamer platzMás o menos sabéis por donde vais a alojaros y sabéis la forma de llegar allí, ¿y ahora qué?

Vamos al festival. Potsdamer Platz es lo mejor que se recuerda, una zona que combina lo viejo y lo nuevo de Alemania. Rápidamente reconocerás donde se encuentra la panoja festivalera y el rojo del Berlinale Palast debería ser el eje en el que orbitar y orientarse.

Pero lo primero es lo primero, ir a por la acreditación. Durante el festival el hotel Hyatt será la base de prensa a la que dirigirse. Allí tienes la oficina de comunicación, las ruedas de prensa, y el counter ticket donde sacar las entradas. Imprime el justificante que te habrán mandado al mail los del festival y entrégalo junto a tu DNI en la oficina para recibir la acreditación.

El counter ticket.

La verdad que no sé cómo traducirlo en español, pero es una de las zonas que vas a pisar todos los días sí o sí y la que más pereza te va a dar. Como prensa tienes acceso a todas las proyecciones de prensa simplemente presentándote en la puerta con tu acreditación, pero si quieres ir a cualquier otro pase abierto al público, deberás pedir una entrada (gratuitamente) para poder acceder a esos pases. Y aquí viene el drama, las entradas para estos pases están limitadísimas y tienes que presentarte a primera hora allí para no quedarte en blanco. No es raro que a las 10:00h las entradas hayan volado, y la jugada maestra sería estar allí justo cuando abran, sobre las 08:30h, antes del primer pase de prensa de la jornada que suele ser a las 09:00h. Solo puedes sacar entradas para el mismo día y el día siguiente, lo que te obliga a ir todos los días. El proceso es tan sencillo como coger las hojas que tienen a la entrada, señalar qué películas quieres ver y entregársela a los chicos de las entradas junto a la acreditación. Rápido pero pesado.

rueda de prensa berli?nRueda de prensa.

Rápidamente te darás cuenta de la especialización en el medio y que no todos los acreditados van a ver películas. No obstante, es posible que te apetezca ir a una rueda de prensa de la Berlinale, y he de decirte que es más que posible. Con la acreditación roja de prensa puedes entrar sin problema y en las ruedas de prensa sin estrellas de Hollywood siempre sobra sitio. Incluso yo conseguí llegar a la de Knight of Cups con Natalie Portman y Christian Bale tan solo 10 minutos antes de que comenzase. Prepárate para correr y no mires atrás. Si andas flojo de oído o en la rueda de prensa se va a hablar en un idioma que no controles (principalmente en películas alemanas) a la entrada puedes conseguir unos auriculares en los que recibirás una traducción en tiempo real en varios idiomas, tan solo has de entregar tu acreditación y cuando los entregues te la devolverán.

Las sedes.

Berlinale Palast
Capacidad: 1600 personas.

El glamour. Aquí son los estrenos para público y presentación de todas las películas de la sección oficial. Es decir, famoseo y clasismo del bueno. Como prensa, lo pisarás solamente a las 9 de la mañana para ver las propuestas más densas de competición (véase cine de Vietnam, Irán, Bulgaria o Rusia) y a las 12 de la mañana, generalmente lo más masivo o las producciones de los directores con más pedigrí del festival (este año Malick, Herzog, Wenders o Greenaway entre otros). Aunque no parece muy grande no tendrás problemas para encontrar sitio, aunque no es raro ver colas enormes 45 minutos antes de la película.

En la parte inferior de la Berlinale Palast se encuentra la zona de prensa, un lugar ideal para relajarte y desconectar de la farándula del séptimo arte. Tienes la sala de prensa, wifi, unos baños de primer nivel y todo el merchandising y propaganda que quieras de cine. Deberás pedir allí además tu bolsa del festival y el catalogo del mismo.

Cinemaxx
Capacidad: de 42 a 600 personas por sala.

Un cine de 3 pisos ecléctico y donde verás en su maravillosa sala 7 (mi preferida de todo el festival) las propuestas más jóvenes de competición a las tres y media de la tarde. Aquí sí que es fácil quedarse fuera, y yo recomendaría ir con al menos media hora de antelación.
En el mismo cine se suelen hacer proyecciones para prensa en la sala 6 (muy pequeñita pero rara vez se llena por las marcianadas que allí se proyectan) y en las del piso de abajo, generalmente la 3 y la 4. En la sala 8 se suelen ver las retrospectivas, recomiendo ver al menos alguna a poco que te interese. Ver El cielo sobre Berlín en pantalla grande y en original no se paga.

Cinestar
Capacidad : 300 personas por sala

Personalmente no me gustaba especialmente ir a este cine, pero lo tienes a dos minutos de los anteriores. Te puedes montar una ruta diaria de 6 películas entre los 3 fácilmente, y ahorrarte el abono transporte. Tiene muchas salas y generalmente podrás ver películas de Fórum y Panorama. Hay muchísimas más sedes, de hecho se proyectan películas en más de 20 lugares de la geografía berlinesa, y por lo que tengo entendido algunas son maravillosas, con salas acojonantes como las butacas reclinables del famoso Zoo Palast, pero yo no vi la necesidad de perder tiempo con transportes y solo me moví por estos tres.

do?nde comer en berli?n¿Dónde comer?

Puedes sobrevivir fácilmente en Potsdamer Platz sin ningún tipo de problema y sin violar al bolsillo. A parte de las típicas mega cadenas, véase Starbucks, McDonalds o Subway, tienes restaurantes donde por 15 euros comes como un rey, o mi opción preferida, el maravilloso centro comercial con una variedad gastronómica bastante interesante. Tienes los platos típicos de Alemania, supermercado con buenos precios (necesario comprar cafeína en grandes dosis ahí) y mucha miscelánea en cuanto a productos, desde una farmacia hasta la elite de la moda.

Yo os recomiendo ir al piso de abajo y probar el mítico currywurst, por 5 euros te lo venden con patatas y bebida, pastelerías de primer nivel donde por 2 euros comes como Merkel y mucha variedad en comida vegana. Todo en uno, este Potsdamer Platz.

Las secciones.

Competición

La sección estrella del festival, premia a la mejor película con el oso de oro y dirección, premio especial del jurado y actores con el de plata.

Panorama

Algo así como la competición de segunda del festival, que suele recoger primeras y segundas películas de directores prometedores. Tienen sección en ficción y en documentales y te puedes encontrar maravillas y soponcios por igual.

Forum

La sección mas experimental y marciana del festival. Aquí puedes encontrarte absolutamente todo, y nada te dejará indiferente. Una especie de cajón de sastre.

Generation

Un cine enfocado en la adolescencia, dividiéndose en dos subcategorías: Generation Kids (infancia) Generation plus (adolescencia).

Homenaje y retrospectivas

Como su propio nombre indica, películas que estudian la carrera de un autor clave y cintas que repasan una temática en el cine.

Ya sabéis todo lo que hace falta. Realizad vuestro proceso de acreditación, conseguidla, buscad transporte, alojamiento, comed y sobre todo deleitaros con las joyas y sorpresas que encontraréis, porque Berlín es todo sorpresa.

¡Nos vemos en 2016!

banner WIR