banner WIR

Berlinale 2016. Día 4. Alimentando al monstruo interior

Por David Sánchez 0

nachtmahr_still_h_15

Rozando el ecuador del certamen, asistimos a una jornada ampliamente relajada. Tan sólo una cinta en competición, una joya que concursó en Locarno, la enésima chorrada de Fórum y una la retrospectiva alemana. Día flojo, pero a partir de mañana todo cambia. Aún tienen que debutar gente como Lav Díaz, Vintenberg y Tanovic. Y creedme que ahí hay panoja seguro.

cartas da guerraCartas da guerra – Ivo M. Ferreira – Portugal (Competición)

Ya empezamos con los sinsentidos, y a las 9 de la mañana ojo. Cartas da guerra recoge el testigo de Tempestad y Dubina dva para seguir con una voz en off como única fuente de narración de hechos. Bueno, miento, que los portugueses si que incluyen imágenes que refuerzan esa débil tarea de recreación de los trágicos hechos acontecidos en la última colonia portuguesa durante el final de los años 60.

Antonio, un médico militar con atisbos de poeta consumido, es enviado a Angola para apoyar a sus compatriotas en la guerra civil de ese país y mediante cartas a su mujer embarazada narra el contexto de su transformación a consecuencia de lo que esta viviendo en terreno africano. Ivo Ferreira pretende llevarnos por el lado mas descarnado de la batalla a través de lo que nunca se cuenta: qué pasaba por la cabeza de sus protagonistas en aquellos momentos en los que no había acción y las noches se cernían grises para pensar qué estaban haciendo realmente con su vida. Como concepto es excelente, pero la puesta en práctica, nefasta. La película se sustenta narrativamente en la lectura por parte de la mujer de los relatos enviados por Antonio, y aunque la realización es notable y su fotografía en blanco y negro exquisita, el resultado acaba en una cinta que jugaba a ser Hiroshima Mon Amour pero acaba en un público saliendo por tandas de la sala. El índice de aburrimiento que ofrecía la cinta probablemente sea de los más altos presentados hasta el momento en el festival. Y es que el terreno de la introspección emocional siempre es delicado y en cuanto te sales del carril el público no te lo perdona. El intento es interesante, pero ni es novedoso, ni está bien ejecutado y lo peor de todo, no conecta con el público.

Te gustará: Si le encuentras el sentido poético.
No te gustará: Si te aburre de entrada su pretenciosidad.
Nota: 4/10

der-nacthmahr-raveDer Nacthmahr – Akid – Alemania (LOLA)

Competidora en la pasada edición de Locarno, Der Nacthmahr era una de mis estrenos más esperados de este año. Tal fue la sorpresa de verla seleccionada en la sección LOLA del festival, que me hice 5 kms para ver el único pase de todo el festival. Y francamente, qué viaje más bien invertido.

“La siguiente película puede causar ataques de epilepsia y usa ondas binaurales, pero ante todo, ha de proyectarse a toda potencia” con esta advertencia arranca una de mis películas preferidas de lo que llevamos de festival. Der Nacthmahr es una drama de terror psicológico que se alimenta de varias fábulas infantiles y algunas cinéfilas como E.T. para hablarnos de la proyección del monstruo interno y cómo lo último que debemos hacer es alimentarlo. Todo comienza cuando en plena fiesta Tina sufre un desmayo tras tomar éxtasis. A modo de anticipación, Akid juega en los primeros minutos con el devenir de la cinta y tras esto, Tina empieza a tener extrañas visiones o sueños en los que aparece una criatura a la que solamente ella puede ver.

Sin desvelar nada más de la historia, Der Nacthmahr usa el terror psicológico a través de los misterios de la perspectiva mental de una adolescente enfermiza, una pesadilla a la que debemos enfrentarnos solos, pues en los sueños no hay nadie que acuda a salvarnos. Y aunque narrativamente la historia sea atrevida, estimulante y adictiva, el gran punto fuerte de la cinta es su realización. Los años de artista gráfico de Akiz salen a relucir a pleno gas en unas fiestas que rozan el surrealismo, y que apoyadas en una edición demencial, crean en el espectador un efecto hipnótico pocas veces experimentado en una sala de cine. Se nota que AKID es un hombre de su tiempo y ha vivido las raves en su máximo auge, porque pocas veces se ha representado en el cine tan bien ese momento en el que una droga te hace efecto. La estridente e intencionadamente agresiva banda sonora contribuye aún más a formalizar la atmósfera pesadillesca y destacan, entre otros, los siempre directos Atari Teenage Riot. Todo eso se une con una fotografía que recuerda a la del gran Benoit Debie, lo que nos da un coctel visual acojonante que unido a su narrativa ágil, alegórica e inteligente, nos entrega resultado una cinta marcada desde ya como de culto. Imprescindible.

Te gustará: Un poco de Lynch, un poco de Noe y un poco Korine siempre es una combinación explosiva.
No te gustará: Si la música suena demasiado alta para ti.
Nota: 8/10

Baden BadenBaden Baden – Rachel Lang – Bélgica y Francia (Fórum)

Otra película que ahonda en el exquisito arte de no contar nada. Baden Baden o esa historia de una tipa que supuestamente ha de caernos bien, de sus supuestos dramas de chichinabo y su increíble talento para no hacer nada bien. Vamos, que Rachel Lang parece haber heredado lo peor del cine francés para encima llevarlo a territorio belga, que todos sabemos que es como la segunda B de allí. Otra Hansen Love a la que deberían quitarle el carnet de directora y ponerle – a modo de castigo – su película entera, a ver si la aguanta. La saturación a la que uno se somete al asistir a un festival de esta índole hace que ya en el día 4 no se toleren ciertas cosas. No puede ser que se repitan los mismos patrones que tan mal funcionan en varias películas de varias competiciones. Una cosa es querer dar dinamismo y otra mezclar verdura con macarrones. Al final la indigestión es tal que se le quitan a uno las ganas de seguir viendo cine. Y esto pasa con Baden Baden, que a los 10 minutos uno ya se pregunta que coño tiene de interesante ese cine que te mete dentro de la vida de un personaje sin metas. Ver la vida pasar podría convertirse en el genero oficial del aburrimiento mas absoluto, y Baden Baden ni si quiera seria relevante ahí. Una cinta mas que olvidable.

Te gustará: Si te gusta el cine de Mia Hasen Love.
No te gustará: Si no te gusta el cine de Mia Hasen Love.
Nota: 3/10

KarlaKarla – Herrmann Zschoche – República Democrática Alemana (Retrospectiva)

En parte por curiosidad, y en parte porque no había nada que me interesase a esa hora, acabé en la proyección de una de las retrospectivas alemanas de este año. Para Karla la media de edad debería rondar los 55 y los alemanes iban como las abuelas de Canal Sur a ver cine de barrio. El público disfrutó con una dramedia que me sorprendió en muchos aspectos. El primero de todos es que pese a ser una película ambientada en la Alemania oriental, su realización y tono narrativo recuerda demasiado al de los clásicos americanos de los años 40.

Zschoche consigue un equilibrio perfecto entre comedia cínica que huye de arquetipos americanos y personajes manidos, pero conservando la estructura y dinamismo del estilo estadounidense. Una vez entrados en materia, la película nos narra la historia de Karla, una profesora que tiene su particular modo de enseñar. Es la típica profesora guay que quiere enseñar a aprender en lugar de recitar mierda falsa como se hacía en antaño por Alemania, según parece. Y es difícil narrar una historia así sin caer en el Robin Williamnismo, pero Zschoche camina con pies de plomo y nos enseña que la verdad rara vez es considerada verdad, y que una vez establecido, es realmente complicado derrocar al poder.

Te gustará: Si valoras la agilidad narrativa y la capacidad para saltar del drama a la comedia. Difícil no adorar a Jutta Hoffmann.
No te gustará: Si te parece demasiado carca.
Nota: 6,5/10

banner WIR