banner WIR

Xtrarradio Musicfest de Barcelona, muy buen rollo

Por A.Brotons 1

Una vez más acompañado únicamente de mis ansias de descubrir nuevos grupos y de engordar mi carrete fotográfico, me fuí a cubrir el Xtrarradio Musicfest de Barcelona que desde un primer momento me resultaba muy suculento en cuanto al cartel y bastante cercano viendo su comunicación a través de las redes. Esto a uno le da muy buena espina y realmente entran ganas. Luego descubrí, al conocer a los organizadores, que esa cercanía y buen rollo también se podía palpar en persona.

Así que el mismo día 5 de febrero, cogí un bus Castellón – Barcelona, dejé mis efectos personales en el piso franco donde dejaron hospedarme, y me planté en La 2 de la sala Apolo, para comenzar la velada a ritmo de Big Summer. A pesar de que no hubo demasiada gente presente este primer concierto (luego descubriría que se habían vendido más abonos en el segundo día y además, The Maccabees estaban tocando en ese momento en la Apolo), los que estuvimos  pudimos disfrutar de un directo lleno de sonidos cálidos y muy playeros, con bases rítmicas generalmente pausadas. Sin embargo, en ciertos momentos, se pudo notar un cariz grasiento y pesado en algunos de los temas. Distorsiones densas, pero sin enguarrar en exceso. Como si con esa pesadez sonora estuviesen referenciando a ese “gran verano” que llevan por bandera.

The Elwins/Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas
The Elwins/Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas

Después de éstos, fue el turno de los canadienses The Elwins, que despertó al público que iba llegando con su pop ultra-enérgico. No sólo energía musical, si no que derrochaban actitud y naturalidad en el escenario. Y eso acaba contagiando. Más de uno entre el público agradecería el impulso, ya que para el siguiente directo fue un total “baila o muere”. La razón: sus majestades del Surf español, Los Tiki Phantoms.

The Tiki Phatoms/Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas
The Tiki Phatoms/Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas

Las palabras sobran con el directo de esta gente. Ataviados con su particular traje y máscara calavérica, pusieron la sala patas arriba a base de stagediving con una colchoneta de playa, la Tiki Conga y el detalle de regalar máscaras de cartón promocionales de su gira. En cuanto a su música, qué decir… Instrumentales marinadas muy picantes a causa de la salsa que acompaña el sonido spaghetti western del que hacen gala.

Después de sudar la camiseta, literalmente y recuperar un poco el aliento, se dio paso al directo de la banda de corte psicodélico Opatov, también de Barcelona. He de decir que tenía mucha curiosidad por ver el directo de esta gente ya que, como ya he dicho en alguna ocasión, me pierde este tipo de música, y siempre es un gusto ver cómo bandas nacionales rescatan y hacen florecer la lisergia en sus canciones. Algunos mejor que otros, todo hay que decirlo. En el caso de Opatov, tengo que dar mi beneplácito, dado que el directo fue un vertiginoso descenso psicotrópico en su totalidad, con sus puntos álgidos y momentos de reposo, sin ser repetitivo ni cansado. Destaco los momentos en los que entra en juego la trompeta, que cogió el bajista en varias ocasiones. Banda muy recomendable por mi parte.

Y por último, para acabar la primera jornada, quedaba la actuación de los belgas Psycho 44, que podríamos calificar como una completa patada en la cara, en el mejor sentido de expresión. Vamos, que el que estuviese ya con la energía en reserva pudo inyectarse un poco de adrenalina gratuita. Y es que en su música se puede escuchar cómo se pasa del punk rock al hardcore gutural en un segundo, como si de un bólido se tratase. Y con esto acabó la primera jornada de conciertos en el Xtrarradio, después hubieron Djs, que no pude disfrutar en ese momento por exigencias de hospedaje y me fuí a descubrir un poco la noche de la ciudad condal.

Al día siguiente, y tras una mañana y tarde neutra (o de apalanques), llegó la noche y comenzó la jornada que, para mí, denotó el triunfo y la buena acogida del festival, comenzando con la música de Cala Vento. Un dúo de guitarra y batería en la línea de grupos como Césped de Verdad (Valencia) y Wann (Canarias) con una sensibilidad y una clase a la hora de ejecutar los ritmos y melodías que remataban con unas voces muyy sinceras, con momentos a capella incluidos. Conocer a este grupo al final se convirtió en una pieza clave del final de la noche, ya que Joan, batería del grupo, dejó que tanto yo como los chicos de  Acapvlco cayésemos muertos en su casa. Eternamente agradecido.

Acapvlco/Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas
Acapvlco/Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas

Y hablando de Acapvlco, me atrevería a decir que fueron la sorpresa del festival. Ya he hablado en profundidad en alguna ocasión sobre este joven grupo de Valencia, y no quiero extenderme demasiado. Pero no por placer, si no porque me faltan las palabras para describir lo que fue el directo. Era su primera vez en Barna, y se notaban las ganas. La guitarra de Andrés Sanabria sonó como nunca, con unos solos de éxtasis; y Diego, que en la última canción dejaron de funcionarle los pedales de efectos, arregló la situación agarrando el micro y entrando en trance, dejándonos a los presentes con uno de los finales más épicos de la noche. Atentos en la península, porque preparan gira para los próximos meses, y vale la pena echar un vistazo.

Nudozurdo pusieron a la gente con los pies en la tierra, inmersos a las atmósferas que los madrileños creaban. La tensión acumulada en los ritmos y los crescendos interminables se suavizaban con una voz nostálgica, que hacía difícil desengancharse del directo. La primera impresión que tuve del grupo al escucharlos no fue nada especial, pero hay que decir que, personalmente, ganaron mucho en directo.

Ahora, llega el momento de hablar de cómose revolucionó La [2] de Apolo e hizo que de verdad se sintiese la verdadera acogida del festival por parte del público. Parejas en busca de movimiento, melómanos (y otros no tanto) y muchos músicos. Todos desatando adrenalina a su manera en una noche que alcanzó su momento culmen con la actuación de los murcianos Perro. Y es que, cuando escuchas esta banda, uno no puede evitar acordarse de Cuello, Betunizer, Za!… Grupos que abogan por la experimentación vocal y rítmica, sin dejar de invitar al frenesí corporal y a los cánticos. Acompañados de unas apropiadas visuales realmente locas (con emoticonos del whatspapp y otros collages epilépticos), fueron contundentes como ellos solos.

Diola//Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas
Diola//Xtrarradio MusicFest 2016/Xus Arcas

Por último, Diola se subió al escenario y remató la noche. Yo soy de los que se ha quedado sin ver a Unicornibot en directo, pero con la nueva formación de estos tres ex-integrantes, no se les echa casi de menos. Las matemáticas son su fuerte, y el portento de sintetizadores y las letras encriptadas hacen que esta banda sea muy clave. Otra prueba más de que Galicia sigue muy viva en cuanto a música, y hay que continuar siguiéndole la pista.

El Rock, el “ochenterismo” el Soul se apoderaron de la pista de baile con Dirty Robber, Kil Valmer y Lariad a los vinilos, y pusieron la guinda a un pastel muy digestivo. La diversidad de grupos en estilo y contundencia de directo, el buen rollo y la apuesta por bandas emergentes fueron las claves de este festival que, si sigue en su línea, puede llegar a ser referencia nacional. Espero volver el año que viene, y a ver si para entonces no me tengo que buscar alojamiento a última hora…

Redacción y fotos por Xus Arcas.

Reportaje fotografico completo en: https://www.flickr.com/photos/xus_arcas/albums/72157663864199839

banner WIR