banner WIR

Crónica concierto Baroness en Teatro Barceló

Por Ana Gadea 0

Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez

Hay grupos que parecen ir con el viento a favor, y Baroness son uno de ellos aunque no haya sido fácil. Y es que tras el dramático accidente de autobús que los norteamericanos sufrieron en Inglaterra, la banda ha sabido sacar fuerzas y continuar con su carrera y presentarnos a finales del año pasado Purple, su cuarto álbum; toda una demostración de fuerza. Dentro de la gira de presentación del citado álbum tuvimos la suerte de disfrutar de su directo en el Teatro Barceló gracias al ciclo Sound Isidro, una cita que sin embargo dejó un regusto algo amargo al ver como la banda se vio casi expulsada del escenario por parte de la seguridad de la sala al haber superado el tiempo del que disponían para tocar.

Si dejamos a un lado este borrón no podemos negar que el concierto de Baroness fue aplastante desde el primer minuto. “Kerosene” sirvió para ponerse a tono e intentar sacar de la maraña instrumental la voz cruda de John Baizley, y cuando aún estábamos tomando posiciones supieron conectar a la perfección con uno de sus grandes himnos: “March to the Sea”, coreada por una sala llena hasta arriba. A partir de ahí lo que recibimos fue una descarga continua de fuerza por parte de la banda cuyos parones se dedicaban a afinar para volver a golpearnos. Con Purple presente en la gran mayoría del repertorio (grandes momentos nos brindaron con “Shock me” o “The iron bell”), alguna joyita del Yellow & Green se deslizaba entre medias (“Board Up the House”, “Green Theme”). El rodillo estaba en marcha y en las primeras filas los más jóvenes no dejaban de corear cada una de las canciones.

Dentro del estricto cinturón temático de sus dos últimos discos, “A Horse Called Golgotha” supuso un excitante “kit-kat” para echar la vista atrás al lejano Blue Album y dejarse la voz en ello o hacer como si tocásemos uno de sus infinitos punteos. Tras la tempestad la calma de las nuevas “If I Have to Wake Up (Would You Stop the Rain?)” y “Fugue” (el tema instrumental de su nuevo trabajo) bajaron las revoluciones para encarar la parte final del concierto. “Sea Lungs” nos devolvía de nuevo el nervio y la adrenalina para enfrentarnos al gran himno del Purple: “Chlorine & Wine”, magistral composición que te envuelve para invitarte a levantar el puño y gritar. Con todo el subidón llegó una genial “The Gnashing”, seguida de “Desperation Burns” y coronada por “Eula”. La santísima trinidad con la que nos tuvimos que dar con un canto en los dientes, quedándose en el tintero “Isak” y “Take my Bones Away”.

Sin canto en los dientes ni hostias en vinagres se plantaron al comienzo de la noche Aathma descorchando su stoner metalero. Decir contundencia es quedarse corto para lo que nos demostraron en los poco más de cuarenta minutos en los que estuvieron sobre el escenario. Con la iluminación casi bajo mínimo, aunque con el feo detalle del cartel de Sound Isidro a sus espaldas (restaba majestuosidad a la propuesta sonora de los madrileños), la banda supo engancharnos a su propuesta y dejarnos bastante calentitos para lo que nos iba a venir a continuación. Un gran descubrimiento. Les tendremos que seguir la pista.

Aathma @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Aathma @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
Baroness @ Teatro Barceló por Ignacio Sánchez-Suárez
banner WIR