banner WIR

Crónica Sansan Festival 2016 – Parte 1: jueves y viernes

Por Lola López 1

El pistoletazo de salida de la temporada festivalera ya está dado: el Sansan Festival inauguró su tercera edición el pasado 24 de marzo. Así es cómo fueron sus 4 días de música.

DÍA 1: JUEVES 24

Comenzamos la jornada, tras la cancelación del tercer escenario donde iban a actuar Viva Suecia más temprano (a más de uno nos duele que nos hayan privado de ver el directo de esta banda), con el concierto de Sr. Chinarro. Por temas logísticos, llegamos al cierre del concierto, y cuando vislumbramos el recinto de Falkata Gandía, Luque ya está cantando El rayo verde. Sus canciones se ven faltas de un ambiente más animado, o al menos de una audiencia con mayor respuesta, y es que el público no le acompaña con mucha efusividad, pese a que en su llamada a la acción nos cante (con el atardecer de fondo) que habrá que hacer el amor.

El sonido en el concierto de Sr. Chinarro ya nos chirriaba y nos hacía girarnos hacia la mesa de sonido buscando una explicación con la mirada, pero la mala calidad del sonido parece que va a acabar siendo una constante en todas las jornadas del festival, y es que ningún grupo se acaba librando de acoples inesperados y amplificadores que parecen a punto de reventar.

Sin embargo, Chucho, quienes tocan a continuación de Sr. Chinarro, se ven aún más afectados por esto, y sabemos que está cantando Oso Bipolar porque conocemos el estribillo, pero se hace imposible distinguir nada, y pese a que intentan sobreponerse a los problemas técnicos, tampoco parecen terminar de cuadrar las melodías y ritmos de cada instrumento, y es que las guitarras distorsionadas no terminan de encajar con los ritmos más desenfadados de batería y bajo.

Miss Caffeína en el Sansan Festival. Foto de Lola López
Miss Caffeína / Sansan Festival / Lola López

Me encamino a la rueda de prensa de Miss Caffeína, de donde sacamos en claro que el grupo ha cambiado su sonido pensando en ambientes más festivos como este festival, pero pese a que su sonido haya evolucionado (la cual comparan con la de grupos como Coldplay o Mucho), afirman que mantienen su esencia. “Ahora lo comprobaremos”, pensamos, y es que son uno de los platos fuertes de la noche.

Cuando Rayden y sus acompañantes acaban su concierto-monólogo (especulamos sobre si iban cortos de repertorio, porque tanta interacción y comentarios con el público se hacen casi sospechosos), nos encaminamos hacia el escenario Master’s para ver a Miss Caffeína. Presentan disco, ‘Detroit’, pero los temas de este álbum nos resultan demasiado indigestos, pesados de oír. Sin embargo, es cuando deciden tocar algún tema de su primer disco cuando nos enganchan por completo y dejamos de lado los recelos hacia su ya comentado nuevo sonido y su estilismo para corear y bailar temas como Lisboa. Sin embargo, no podemos obviar que Miss Caffeína resultan una mezcla muy heterogénea de elementos que no a todos agrada, y es que es peligroso mezclar guitarras distorsionadas, baterías pesadas y machaconas, con letras en su mayor parte vacías y cantadas con tono de indie sufridor de pantalones remangados.

Izal en el Sansan Festival de Lola López
Izal / Sansan Festival / Lola López

Llega el turno del primer cabeza de cartel del festival: Izal. Se nota incluso la diferencia en el sonido, y pese a que tampoco se libran de algún que otro acople o petardazo de los amplificadores, sin duda son quienes consiguen el mejor sonido. Se nota su mejoría en el dominio de los instrumentos, y la experimentación en las canciones del último álbum, sorprendiéndonos con líneas de bajo complejas y solos de guitarra bien colocados. Pese a eso, el público recela de los temas de Copacabana, pero cambia completamente de actitud cuando recuperan temas de sus anteriores discos: La Mujer de Verde, Qué Bien o Despedida son ya auténticos himnos generacionales para todos los que hemos disfrutado alguna vez de un directo de Izal, y la intro de Copacabana, con la que abren su concierto, va camino de alcanzar el mismo status. Si hay un grupo que ha hecho de los escenarios su casa es Izal, y se mueven como peces en el agua sobre él. Deambulan por el escenario con total confianza, con Mikel Izal alternando entre acústica, eléctrica y ukelele (al que el público recibe con una ovación) con los ojos cerrados. Pese a que Copacabana no sea mi disco preferido de Izal, no se puede negar que saben defender sus temas frente al público, y ofrecen el mejor directo de la jornada.

DÍA 2: VIERNES 25

Las cuatro de la tarde no es la hora que mejor acompaña a Amatria, pero es impresionante el buen directo que ofrecen. Defienden estupendamente sus temas pese al bochorno de la hora de la siesta, haciéndonos bailar a todos con temas como El Golpe o Chinches. Además, es visible la complicidad de los tres músicos sobre el escenario,

Llega el turno de Ángel Stanich. El calor y el sol que comenzaba a bajar acompañaban perfectamente a los ambientes desérticos y del lejano oeste del ermitaño del rock. El compositor y su banda, como vaqueros del siglo XXI, defienden los temas con muchísima energía y un estilo muy propio sobre el escenario.

Y como el festival tuvo que hacer cambios de escenario a última hora, a mitad de la tarde Nunatak se solapan como Modelo de Respuesta Polar, y servidora escoge a estos últimos pese a que me quedo con la espina clavada de no ver a los murcianos.

Modelo de Respuesta Polar en el Sansan Festival de Gandía por Lola López
Modelo de Respuesta Polar / Sansan Festival / Lola López

Modelo de Respuesta Polar consiguen sonar limpios, nítidos, pese al sonido del festival (efectivamente, los problemas técnicos parece que van a seguir presentes durante esta jornada). Sus instrumentos suenan perfectamente equilibrados, mientras que sus versos multiplican su fuerza en directo. Sus guitarras, a medio camino entre limpias y distorsionadas, llenan el escenario principal del festival. Sin embargo, el público no sintoniza con los valencianos y en temas tan desgarradores como Miedo, me veo con la piel de gallina y las lágrimas asomando por los ojos, las manos en alto y coreando la letra, pero casi completamente sola. Una verdadera lástima que el público que tuvo este grupo pareciera haberse perdido de camino a Nancys Rubias, porque Modelo de Respuesta Polar se merece una buena audiencia, que grite con ellos en las subidas de los estribillos y se le ponga la piel de gallina cuando comienza a sonar su canción predilecta del grupo.

En el otro escenario comienza La Habitación Roja, uno de los platos fuertes del día, y se nota en la afluencia masiva de público. Ayer me preguntaba dónde estaba ese casi sold out del que presumía el festival por sus redes, y hoy soy consciente de dónde está: es únicamente en los conciertos de este tipo cuando el recinto se llena (lo cual no me hace sino cuestionarme diversas cosas acerca del boom de festivales).

Mucho más destacable es la actuación de Corizonas en el escenario principal. El supergrupo es un verdadero espectáculo sobre el escenario, siendo tantos músicos como son y con el carisma del cantante, consiguen mover y animar a todo el público, y ofrecen uno de los mejores conciertos del día.

Llega el turno de L.A., uno de los grupos más esperados y queridos por el público que va a verles. Sus temas más conocidos, Stop the clocks y Hands, no faltan en el setlist, y todo el Sansan los corea con ellos. Con un juego de luces que acompaña perfectamente a su estilo, consiguen sonar bien y enganchar a todos los curiosos que se acercan a oírles habiendo escuchado apenas el single de su último álbum, y su concierto se nos hace corto a todos los asistentes.

Corizonas en el Sansan Festival 2016 por Lola López
Corizonas / Sansan Festival / Lola López

Momentos después, todos los que nos habíamos quedado deambulando por el segundo escenario tras L.A., pegamos un bote: inesperadamente, pues todos dábamos por hecho que sería en el escenario principal, Nancys Rubias comienzan su directo, y el ‘me da igual, me encanta’ de Mario Vaquerizo nos golpea como un verdadero placaje. Da igual cuánto corras o dónde te escondas, y es que Nancys Rubias y sus pelucas biodegradables atronan por todo el recinto de Falkata.

Como era de esperar, la colaboración de Nancys Rubias y Fangoria no se hace de rogar, y mientras canturreamos Ni tú ni nadie y A quién le importa, vamos tomando posiciones en el otro escenario. Fangoria, cabeza de cartel de la noche, cierra con una versión de Mi gran noche, y en la fiesta del Sansan Festival, los más idóneos para tomar el relevo son Varry Brava. El directo de Varry Brava nunca decepciona, y desde que salen al escenario, con su estilismo de colores vivos y poses en las estrofas de las canciones, crean el ambiente de fiesta que todos íbamos buscando. Sorprendo a uno de mis acompañantes, que recelaba de Varry Brava desde el primer momento, alzando las manos al ritmo de Fantasmas o saltando con No gires: el grupo consigue sin duda levantar el ánimo de todo aquel que les vea con sus temas altamente bailables y sus letras fiesteras y despreocupadas, con una puesta en escena animada y enérgica, buena para levantar un festival sea cual sea la hora.

Varry Brava en el Sansan Festival 2016 por Lola López
Varry Brava / Sansan Festival / Lola López

Foto de portada: Amatria.

Redacción y fotografías: Lola López.

Más fotografías del festival aquí.

banner WIR