banner WIR

Descubriendo a Skakeitan

Por David Casas 4

Continuamos hoy nuestra sección semanal “domingo de descubrimiento”, esta vez con un cambio significativo en el nombre, pero que se quedará –esperamos- como definitivo. Así pues, esta semana Descubriendo a Skakeitan

Nos toca viajar algo más de 700 Kilómetros si partimos desde donde lo dejamos la última vez. La banda, procedente de Donostia, surge en 2008 como un grupo de amigos dispuestos a hacer Ska-Rock allá por donde pasaran, aunque jamás negaron cierta influencia de estilos como el Reggae o el Punk. Pero el grupo no tenía muy definido su estilo, y debía pasar un tiempo para encontrarse cómodos.

Llegamos a 2010. En una muestra de originalidad, Skakeitan es la maqueta homónima al nombre del propio grupo. Aunque ellos mismos no reconocían que su estilo estaba definido, ya se podía apreciar que rumbo estaba tomando. El problema de esta maqueta es que desapareció de las redes, y es complicado encontrar las canciones. No obstante, os dejo la que sentaría las bases de este proyecto, y la lista: “Zu Gabe Hobe”, “Skakeitan”, “65 Ordu”, “Erne

Ahots Gabekoen Ahotsa es el primer disco de estudio. Esta vez tenía una dirección clara, con un estilo ya asentado tras más de 4 años de conciertos y todo tipo de acontecimientos musicales. Se ganaron un puesto en la escena musical del País Vasco, llegando a compartir cartel con grupos como Talco, La Raíz, Betagarri, y una ocasión en la que fueron teloneros de Manu Chao.

Como siempre, debemos señalar las canciones que más destacan en este disco y encajan con lo que significa la banda. Y su significado no es otro que un ska muy animado, que invita a bailar más que a hacer pogos. Arnasestuka, junto a “American Dreamy “Edorta Cierrabares” son el exponente del cambio que podía suponer en un panorama musical que se estaba estancando y/o virando hacia ritmos más electrónicos.

Tras una gira que valoraron positivamente, Skakeitan quería seguir creciendo. Pero antes debía superar una prueba de fuego: requerían una gran inversión para producir el que sería su siguiente disco, Orekariak. El problema es que no podían hacer frente a ello, y a través de un crowdfunding lograron recaudar el dinero necesario. Esto demostró dos cosas: la primera, que el público confía en la propuesta musical de Skakeitan. La segunda, que la banda no se iba a rendir ante ningún impedimento, por grande que fuese.

Y sucedió. El disco se publicó, y crecieron. Probablemente a niveles  que ni ellos mismos imaginaban. Recorrieron el país pasando por varios festivales, y lo más destacable, llegaron a Japón –donde sus formas y música no se alejan mucho de los grupos que tienen allí-. Lógico, cuando nos paramos a analizar este trabajo. Presentaron un disco sólido, con canciones como “Noraino (Dove Inizia)” que demuestra una mejora en la construcción de sus canciones, compaginando bien vientos con guitarras. Sucede lo mismo en “Orekariak” e Iraganekoaportando ambas un ritmo aún más animado, y potencia a sus directos.

escenario 2
Skakeitan/Orekariak SummerTour

Skakeitan es una banda joven, muy joven. Sin embargo, en estos casi 8 años han obtenido muy buena respuesta del público en cualquier lugar, incluso fuera de su tierra o al traspasar las fronteras del país. Con la mirada puesta en continuar con la gira que los está llevando por varios países -como Suiza hace escasas semanas- no podemos evitar pensar en lo que será su tercer disco y volver a verlos pronto.

En semanas anteriores descubrimos a Aspencat

banner WIR