banner WIR

Crónica de The New Raemon en Elche

Por Redacción EER 0

Yo, Garfunkel. Los fines de semana se tienen que empezar con un buen concierto, es algo que todos debemos saber. El viernes por la noche tuvimos el placer de tener a Ramón Rodríguez, vocalista de The New Raemon, en la sala MIO de Elche o, como a mí me gusta llamarla, Ciudad Palmera. Pero el placer fue doble ya que el telonero fue Nacho Casado, líder de la banda ilicitana La Familia del Árbol quien abrió este concierto tan especial.

Nacho Casado de La Familia del Árbol/Sótano Producciones/Gema Poquet
Nacho Casado de La Familia del Árbol/Sótano Producciones/Gema Poquet

Un hombre y su guitarra, suena tan bien como esas canciones que Nacho Casado nos regaló el viernes noche. Presentando su nuevo disco “Odisea“, sin duda es algo que debéis escuchar. Entre acordes y esa voz ilicitana dio comienzo el concierto. Y es que se nota que nació entre palmeras y dátiles. Luz tenue y que se amenice la velada mientras escapamos de esa semana tan larga que hemos tenido, que cuando la música acompaña todo es más fácil. De la mano de Ramón responsable de la producción del nuevo disco de Nacho, las cosas buenas siempre van juntas y a montones. La noche va de presentaciones y que no pare la música que estamos acostumbrados a que cuando nos dan algo bueno no queremos que acabe.

¿No tenéis el deseo de parar el tiempo cuando os encontráis entre canciones y personas que os hacen sentir especialmente bien? Eso me pasó. Y es que no hay nada que cure más que la música.

Oh, rompehielos” en todo su esplendor, esos 10 temas que no tienen desperdicio alguno, muchas ganas tenía de escuchar en directo algunas de esas canciones que te dejan helado. “El Yeti” sin duda es un bocado sonoro que te deja lleno.

“¡Hoy estreno!” El amor hecho canción, todas esas palabras despiertan las ganas de querer ¡BRAVO!

Este concierto para mi tuvo valor añadido, esa manera de captar la atención de la gente, de contarte una historia o un chiste entre canción y canción, hacer que la sala sea una familia y que todo fluya. Consiguió que todas fuésemos Reinas del Amazonas, sacando esa chispa que pega hasta el corazón más roto.

The New Raemon/Sótano Producciones/Gema Poquet
The New Raemon/Sótano Producciones/Gema Poquet

No podía faltar ese “Te debo un Baile” de Nueva Vulcano, tengo claro que todos y cada uno de los que estábamos allí  coreamos con todas nuestras ganas, ganas que no faltaban en ningún momento.

Empieza “Lo bello y lo bestia”, sabemos que cuando suena nuestra canción favorita todo se magnifica de una manera que no podemos explicar, en ese instante no sabes si cantar o simplemente dejar que los segundos se fundan con ese cosquilleo que recorre todo tu cuerpo y es que en esos minutos no te importa nada más, cuando hay música siempre sucede eso.

La magia de poder combinar canciones de amor y desamor con ese humor natural que tiene el que está en el escenario y en ese momento es el rey.

La cafetera” tiene ese ritmo que entra en tu cabeza, ese ritmo que se queda. Que tiene razón, y es que hay que disfrutar de los domingos.

Y llega ese momento que todos hemos estado esperando, la magia, la canción que por excelencia se podría decir marca a ese artista que has ido a ver, la canción que recomendarías a alguien para que se enganchara a ese grupo, la que podrías escuchar en cualquier momento porque es LA CANCIÓN, “Tú, Garfunkel”, con la que cierran sus actuaciones y, aunque no queramos que acabe, acaba. Pero en esos últimos acordes recuerdas por qué has ido a ese concierto, y es que la buena música te llena de las mejores cosas que puedas imaginar, a esa buena música añádele mejor compañía y la noche habrá merecido la pena y querrás más, siempre queremos más y es normal, normal y fantástico.

Gracias por hacer música tan buena y bonita, de la que da vida, de la que encanta, de la que no nos cansamos nunca.

Los que el viernes disfrutamos de ese acústico tenemos claro que si no son micromachines, no son los auténticos.

Crónica de The New Raemon redactada por Estela Singer.

banner WIR