Crónica MareaRock 2016

Por David Casas 1

banner WIR

Pese a ser el segundo MareaRock de este enano, es la primera vez que lo afrontaba como redactor y fotógrafo. Esta ha sido nuestra experiencia.

Que el MareaRock es uno de los festivales más interesantes del mundo alternativo no es ningún secreto. Casi 30 grupos formaban parte del cartel este año, y era vital volver a casa. Tras un intenso trolleo -quizá de lo que más pecó el festival, fallos en la organización de cara a prensa- logramos pasar  a la acampada sin distintivo de prensa, teniendo que explicar la historia a diferentes personas de seguridad. Acampados ya, la fiesta empezaría con los DJs, que pincharon diferentes temas de grupos como Kortatu, La Gossa Sorda, Obrint Pas, Talco, La Raíz, y un largo etcétera en una fantástica noche

Jueves

Este día quizá era el  menos intenso, y aún así el número de conciertos buenos fue bastante elevado. Tras pasar toda la mañana huyendo del sol, cual valiente ante la solana de Alicante fui a ver a los chicos de Pura Mandanga. Con su particular estilo -mezcla de ritmos latinos con el mestizaje propio del País Valencià- lograron atraer público en un horario demasiado doloroso incluso para los cámaras valientes. El hecho de poder oír su animada música desde la acampada tampoco animaba a asistir, pero quien lo hizo pudo disfrutar de una propuesta muy fresca.

Con el tiempo justo para volver a beber algo e hidratarnos, tocaba el probablemente peor ubicado concierto en estos horarios. Envidia Kotxina. Un grupo que está llevando a cabo su gira de despedida y pasa por tu festival no puede tocar a las 20 de la tarde, pasando los 30º. Si ya era una locura tocar por la noche, el descenso de público que padeces a estas horas no es natural. Aún así, el bolo salió adelante, tal y como era previsible. No se iban a achantar ante la falta de público, y menos cuando todo sonaba como debía sonar. Así, los temas fueron sonando, pasando incluso por trabajos de sus primeros discos, hasta llegar a temas del más reciente “Kontratiempos”. Gran bolo acusado por el calor, sin duda un error doloroso.

Los de Marras / MareaRock 2016 / David Casas
Los de Marras / MareaRock 2016 / David Casas

Hora de uno de los primeros cabeza de cartel del festival. Los de Marras llegaban con ganas de reventar un MareaRock que poco a poco llenó el recinto para verlos. 3 guitarras, Agus al micro, bartería y bajo, salieron dispuestos a dar uno de los conciertos de la noche. Y con la fiereza que aportan los tres guitarristas, lo lograron sobradamente. “Malabares” fue uno de los temas que iniciaba la noche, y pronto los temas de “Surrealismo” ocuparían un fragmento largo del concierto. “Coleando”, “Compadre”, “Revolviendo”, “¿De qué se ríe?”, una terriblemente emotiva “Futuro?!”, se sumaron a temas tan clásicos como “A tu vera”, “Es Delito”, “Hierbaguena”. Con el público totalmente en el bolsillo, Agus aun tenía tiempo antes de cagarse en todos los políticos que prometen un mundo mejor. Ahora sí, el final llegaba con “Ruido”, una siempre coreada “Sexo en la Calle”, y “Hoy”, ubicada al principio o al final de concierto, pero que siempre suena bien.

Hora de llegar al plato fuerte de la noche. Ganas máximas de ver a Boikot, y más cuando aun tenía mucha energía. El cariño que le tengo a esta banda es inmenso, y cerca de su 30 aniversario, empiezan a remodelar cada vez más el setlist, y este MareaRock iba a ser la prueba. “Bubamara”, “Sin Tiempo para Respirar” “Korsakov” “Skalasnikov”, los temas se fueron intercalando unos con otros. Me alegra la decisión de mantener “Juntos tu y yo” en el repertorio, desde luego muy acertada. “Miro Alrededor” también me parece una decisión tremenda, le añade emoción a un directo que pecaba de ser repetitivo. Una ya no tan pequeña “Inés” subía para cantar las partes de esta canción, y todavía quedarían unos cuantos temas como “Gasolina, Vidrio y Mecha” para llegar al fantástico final con “Kualquier día”, esta vez sin popurri como en el Alterna.

Trashtucada / MareaRock 2016 / David Casas
Trashtucada / MareaRock 2016 / David Casas

Las fuerzas no faltan, y seguimos a ritmo de Trashtucada. Uno de los conciertos que más disfrute, y esperando a que no me lean, revelaré que el sueño casi me mata en el Viña y no estuve muy pendiente. Pero esta vez si. Y es que la gente de Trashtucada, más allá de ser consciente con sus ideas, posa bien para la cámara y brinda buenos conciertos. Una lástima que no triunfen más, porque temas como “Niñato”, “En la Calle” o “Todo el Mundo”, trasmiten un buenrollismo y unas sensaciones que pocos grupos logran. Integran al público, y eso es algo que a día de hoy no es tan fácil. Sus ritmos no acaban de triunfar por aquí, y es terrible. Siempre nos quedará su himno festivalero “De festi, vale?” para bajar con el público a beber y pegarse la fiesta.

El último concierto de la noche -para nosotros- llegaría con ZOO. Demasiado cansancio como para llegar a KOP. De los primeros, nada que no haya dicho ya. Se van a grabar disco dentro de poco, y es totalmente necesario. Setlist calcado que, sin decepcionar, ya no sorprende nada. “Estiu”, “La Nostra Bota”, “Carrer de l’Amargura”, “Aquesta Vora”, “Vull”… Nada innovador, ni las versiones remix de “Esbarzers” o “Camins”. “Escenes Quotidianes IV i V” quizá son la mayor novedad, y tampoco es algo que logre una diferencia fantástica. Más allá de esto, en directo impactan, pero ya sabes a lo que te enfrentas al ver a este grupo (lógico, teniendo solo un disco)

Viernes

Resaca dolorosa y cansancio tras muchos conciertos. Pero el MareaRock continua, y escucho desde mi acampada a Llamando a Julia. Tras un año fuera de los escenarios, su estilo me mola, pero el calor era terrorífico. Algo similar sucedió con Sensa Yuma. Ambos grupos iban a ser descubiertos en este festival, y pese a las raras pintas de ambos, musicalmente jugaron su papeleta y se defendieron del calor. Ambos con un punk diferenciado, siendo los primeros algo más suaves, pero que supo arrastrar a su potencial público. Valentía por parte de este, pero más por los grupos. Sensaciones muy positivas tras escuchar a ambos, espero ver a los primeros crecer y a los segundos más ocasiones por España.

Decibelios / MareaRock 2016 / David Casas
Decibelios / MareaRock 2016 / David Casas

Aquí viene el gran drama. Todos los grupos que vienen desde las 20:00 hasta el último (04:00) me gustaban, y algo tenía que hacer para verlos. Konsumo Respeto desapareció de mi horario por la terrible hora que tenían, y fui a uno de los primeros que tenía por delante: Decibelios, cumplieron. No puedo ser tremendamente positivo, porque el sonido dejó bastante que desear, concierto con muchos altibajos, con un clásico Setlist, pero que por alguna razón no logró convencerme del todo. Temas como “Botas y Tiranes”, “Oi! Oi! Oi!” o “Boina”, suenan fuertes en el directo, pero esta vez no fue su ocasión. Cosas que pasan, después de todo.

A partir de ahora si que sería todo maravilloso. Los primeros, Kaotiko, que venían con ganas de reventar el MareaRock. Y lo lograron. Concierto muy muy potente, equilibrado entre temas del pasado y actuales. Difícil no enamorarse de sus guitarras y fuerte sonido. Los temas de “Sindicato del Crimen”, como bien puede ser “Código Rock”, son una pasada, pero si nos ponemos a comparar con viejas canciones como “Juerga” o la conocida por todos “Otra Noche” este disco queda incluso un poco cojo para los directos. Nada que no solvente un poco más de volumen en los amplis y ganas de liarla. Eso si, sonaron más finos que en otras ocasiones, algo que se agradece de vez en cuando. No todo debe ser brutalidad en un concierto. Cosa que sucedió durante el bolo de Non Servium. Brutalidad, gente con ganas de matarse en un pogo, y muchos cubalitros por los aires podrían definir el concierto de N.S.A. Carlitos -voz del grupo- estaba animado, no hacía falta nada más. Los temas conocidos empezaron a sonar pronto. “ACAB”, “El Espiritu del Oi!”, “Seguimos Siendo”, “Animal”, “Antinazis”, y una brutal “Torpedo”, en la que integrantes de Decibelios y Kaos Urbano subieron a colaborar.

Hora de Gatillazo, de volver a ver al gran Evaristo después de meses -la última fue en el Gazpatxo- y cabe decir que el concierto fue menos accidentado que en esa ocasión. Evas vino a pegarse la fiesta, y no tuvo temor ninguno a recoger cada uno de los objetos que le lanzaba el público, por no decir que animó a varias personas a subir al escenario. Musicalmente, como siempre, suenan bien, no necesitan nada más cuando la banda está coordinada. “Como Convertirse en Nada”, “Esclavos del Siglo XXI”, “Nº1 en USA”, para llegar al corte donde pueden descansar y beber algo, algunas canciones de La Polla, y a casa. Evaristo se hace mayor, al igual que la banda. Ya no tienen la energía para armar los espectáculos de antes, pero siguen amando la música, y eso nos gusta, ya que podremos seguir disfrutándolos durante mucho más tiempo.

Juantxo Skalari / MareaRock 2016 / David Casas
Juantxo Skalari / MareaRock 2016 / David Casas

La última vez que vi a Juantxo Skalari sobre el escenario fue en mi cumpleaños. Tremendo concierto el de aquella noche. Posteriormente no pude verle en la despedida de La Gossa Sorda porque me fui antes. Y aquí llegué con mucha energía y ganas de verle. Vientos uniformados, guitarras y bajo preparados, batería esperando a comenzar… Y llegó Juantxo. “Solo Vivir”, “Puto Alcohol”, el ideal momento para ir a por un vaso con “Vodka Revolution”, “Jaia”, “Todos los Hinchas” donde el público se vino arriba… El grupo nació para hacernos bailar ska, y lo siguen logrando a día de hoy. Los vientos ganaron mucho protagonismo durante este bolo, algo que hasta hoy no había visto y es agradable: en el ska pesan más de lo que parecen, y a veces están ocultos al fondo del escenario, al punto de no verles ni tocar. La pena es que todo lo bueno se acaba, y con un cierre brutal con la coreada “Despídeme”, la banda decía adiós a este MareaRock.

¡Pero nosotros no! Aun quedaba la gente bonita de Mafalda, a quienes ya presentamos en El Enano. La formación valenciana tenía miedo a quedarse sin público, lógico después de este brutal día de conciertos. Pero no fue así. El bolo empezaba fuerte, “Agua Negra”, y desde este momento sería un repaso a su último disco. “Su Ley”, “Bam Bam”, “Asumiendo todo el miedo”. El directo que han logrado formular con el paso del tiempo es fantástico, sumando temas como “DeConStrucciÓn” y “La era de la Manzana” mejora aun más. Vera aun tendría tiempo a reivindicar la muy escasa presencia de mujeres en los festivales, para pasar a cantar “En Guerra”, tema que supuso el boom del grupo. Aun quedaba Mafalda para rato, y tocaba viajar al pasado, con dos fragmentos de “Vómito de Pija” y “Consumista” para un “Wall of Death”. La mayor crítica que se le puede hacer a Mafalda es que el directo se ha volcado en el nuevo CD, olvidando varios temas de los anteriores. Nada que no arregle “La Llorona”, que sirve para mandar al público de este festival a dormir por hoy -dormir poco, y más si sales del concierto a las 5 y hace calor a las 8-

Sábado

Ya estábamos acabados, pero este MareaRock continuaba. El día comenzaba terriblemente pronto, y yo no estaba para ir a ver a Pellikana. Así que di el salto al gran Charly Efe. Pese al calor, en ningún momento se le vio agobiado. Cada vez hacía más acto de presencia la gente, y es que “El Mártir” iba a ser total protagonista de este bolo. Siendo esta canción una de las primeras en sonar, poco tardaría en sonar “L’Enfant Terrible”, alguna canción-colabo con Los Chikos del Maíz -qué hacían detrás del escenario sin subir quedará como misterio- como “Tengo que Irme” y muchos más. Cumple, como un señor que posteriormente baja a hacerse fotos con los valientes que han ido a verle. Por cierto, interesante tocar “El dia de tu Boda” en pleno desarrollo del concierto. Inteligente para despertar al público y mantenerlo atento. Nunca saber cuando vendrá un gran tema mola.

Auxili / MareaRock 2016 / David Casas
Auxili / MareaRock 2016 / David Casas

Tras este bolo, tocaba volver a ver a Auxili. Terrible calor, era otro de los grupos que tenía miedo de que la gente los dejase tirados. Pero tal y como sucedió el año pasado a esta misma hora, mucha gente respondió a su reggae. La fiesta comenzaba con “Donem la Cara” que sería el primer tema de muchos: “Detonem l’Estona”, “A 7 centimetres”  o “L’Ona” se sumaban a temas de otros discos como “Lliure” “Te la Dec”, o “Abisme”. Pero la banda de Ontinyent aun tenía mucho que cantar al MareaRock. En este caso, el concierto siguió con “No puc deixar-te”, para avanzar hasta los últimos temas con “Revoltes” como previa al corte que daría paso a “Rude Girl” y “Com el Foc”, tema que despidió a la banda. Por cierto, un mensaje de amor a los subnormales que deciden hacer pogos en Auxili. ¿Sois tontos o lo intentáis? El Reggae, por mucho que acelere y tienda al ska, no sirve para hacer pogos.

Aclarado esto, de cabeza a ver a uno de los grupos que dirá adios en el festival que coincide con el cumpleaños de este redactor. Los Chikos del Maíz siguen con su gira de despedida -lagrimilla- y en cada festi que me los encuentre iré a verlos. Los temas a lo largo de la noche se fueron encadenando: todo comienza con “Vacaciones en Suiza”, y de ahí el nivel va subiendo, y más con los recientes “Los Pollos Hermanos” y “Black Mirror”. Pronto “La Estanquera de Saigón” aparece, y junto a esta canción viene “Paraísos artificiales” y varias más del mismo CD… En toda su carrera LCDM han ido evolucionando, lejos quedan aquellos tiempo de “Pasión de Talibanes” y canciones como “Los Hijos de Ivan Drago”, aunque las podemos seguir apreciando en directo. “Fear of a Mazorca Planet” supone el boom previo al final, con “Hidden Track” y Chimo Bayo

Narco / MareaRock 2016 / David Casas
Narco / MareaRock 2016 / David Casas

Hamlet fue declarada la hora de cenar. Y di el salto a Narco directamente. Los he visto casi todos los meses este año, y ya tengo base para valorar que conciertos han cumplido y en cuales no. Esta vez me voy con sensaciones muy positivas, mucho mejores que en otros lugares. Y es que cuando las cosas quieren sonar bien, suenan. Concierto potente, donde “Son Ellos” fue una de las canciones que más me gustó particularmente. “Dame Veneno”, “Tu Dios de Madera”, “Vizco”, entre otras, son temas que suenan muy muy bien, pero aun quedaba lo mejor por llegar. “Ahí Fuera (Vive Satanás)” es uno de los mejores temas que Narco tiene. El sonido de las guitarras y el protagonismo del bajo juegan un papel fundamental. Caso similar con la canción “La Hermandad de los Muertos”, que por méritos propios se ha transformado en uno de sus temas más reconocidos. Podría ser el concierto de la noche, pero lo que estaba por llegar lo impide.

Con La Raíz me remito a las palabras e impresiones que ya dejé en la crónica de la Acampada Jove. El peso recae en el nuevo disco, escogiendo escasos temas de sus anteriores trabajos. (olvidando su primer disco por completo, y gran parte del segundo) Pero para un grupo que logra conciertos de 10 no es un error demasiado grande. Así, tras “Las Miserias de Sus Crímenes + Entre Poetas y Presos”, era hora de “Borracha y Callejera”, y así fueron llegando los temas: el amago de “Suya Mi Guerra” para transformarse en “Por Favor”, “Nos Volveremos a Ver”, para llegar al segundo corte con “El Lado de los Rebeldes”, “Nuestra Nación”, “Elegiré”, entre varias más como “Radio Clandestina”. Y llegamos al final con dos canciones ya conocidas entre el público: “Rueda La Corona”, que de verdad, el día que ruede al pobre Pablo le va a dar algo, y “La Hoguera de los Continentes”. Suenan bien, tienen una musicalidad excelente, aunque definitivamente los he aborrecido. Si es tu primer concierto de La Raíz y te gusta el grupo, lo amarás. Pero solo la primera. Por cierto, un pequeño consejo: si la persona que está en primera fila no se aparta, no le metas un codazo para que lo haga.

Talco / MareaRock 2016 / David Casas
Talco / MareaRock 2016 / David Casas

El otro gran grupo de la noche llegaba con Talco. Desde Italia, el concierto empezaba fuerte con las primeras canciones de Silent Town, su disco más reciente. “Il Tempo” da paso a otras canciones como “Dalla Pallida Miro”, “El Sombra”, para dar paso a su ska más mítico con temas como “Tortuga”, “La Mano de Dios”, la coreada “Gran Gala”, el casi himno antifascista “St. Pauli” y muchos más. En conjunto saben sonar bien, y fue uno de esos conciertos en los que todo suena como debería.  Toca destacar que durante “Bella Ciao”, como solución a la afonía del cantante fue llamar a todo el público a subir al escenario.  Y lo hicieron. Y cantaron. Contundentes en cada uno de los temas, el final se acercaba, y volvían  a crearse pogos enormes. “La Torre + La Danza dell’Autunno Rossa”, y decían adiós a esta edición del MareaRock.

Y aquí casi abandono el barco. Pero Aspencat es un grupo que por muchas veces que lo haya visto, siempre querré. Despues de ver como Kiko Tur -cantante de aspencat- casi se quema la cara durante “Música Naix de la Ràbia”, poco a poco el directo se iría equilibrando. No tardó en llegar “Vull Brindar”, y junto a ella “Trinxeres en la Foscor” que llegaría de la mano de “Som Moviment”. Muchos temas por delante aún, el público no podía venirse abajo. “Mantindre el foc” “Sense Por”  sirvieron para continuar la fiesta, antes de proceder a sacar los temas de los antiguos discos, como bien son “Serem un Cicló”, “Revolucionari”, “Naixen Primaveres + l’Herència + l’Últim Segon”, un combo que nunca falla. Aun quedaban unas últimas balas para volver loco a este público del MareaRock tras 3 días. Llegaron con “Antimatèria” para cerrar al fin con “Quan Caminaven”. Y al acabar, un poco de dubstep con “La Història és Nostra”, y esta vez a casa.

Un placer compartir este MareaRock con la gente que lo he compartido. El público es el grupo con el que más tiempo compartimos, y se extraña. Se extrañan las experiencias que acumulamos de festival, el buen rollo en la acampada, la cerveza fría y las excursiones para ir a por hielo. Se extraña a la gente de la barra, a los trabajadores del festival. Ha sido una fantástica XI Edición , aun con sus baños sucios y duchas destrozadas. Buenas actuaciones del festival por lo general.

¿Será nuestro próximo año el tercer Marea al que acudimos?

Mafalda / MareaRock 2016 / David Casas
Mafalda / MareaRock 2016 / David Casas

 

banner WIR