banner WIR

Crónica del Domingo Arenal Sound 2016

Por A.Brotons 1

No era un domingo cualquiera, el final del Arenal Sound 2016 estaba al caer.

Y así, sin darnos cuenta, después de 5 días, llegaba un sexto en el que el cansancio ya pesaba, los buenos momentos, los amigos, esos atardeceres mágicos que sin querer sólo se dan en el Arenal Sound, era la última jornada del festival y teníamos ganas de acabar por todo lo alto, para ello, abrimos la tarde con los sevillanos Full, preguntándonos quiénes somos realmente.

Izal/Arenal Sound 2016/Gema Poquet
Izal/Arenal Sound 2016/Gema Poquet

Sobre las 20:30, a plena luz de la tarde, y en el Hawkers Main Stage, los chicos de Izal reunían a miles de personas ante él, pues el ritmo de Copacabana, junto con nuestra queridísima mujer de Verde atrae, gustan, emocionan y por supuesto, nos permiten y nos permitieron vibrar junto a ellos. Si bien es cierto, que viendo desde cerca tanto “cachivache” a los pies del escenario, nos quedamos con ganas de esos fuegos artificiales a los que ya nos hemos acostumbrado, pero en esta ocasión explosionaron ellos sin ayuda de artificios.

Más tarde sería el turno de Carlos Sadness, que una vez más, estuvo en “su línea”, su tropicalismo habitual y toda la banda pintada como ¿”indios”?, no sabemos muy bien, pero lo cierto es que aún nos quedamos sorprendidos de la gente que llega a mover “Carlos melenas”.

Sin lugar a duda, uno de los mejores momentos del festival estaba a punto de llegar, y no era poca cosa, los nervios recorrían nuestro cuerpo de arriba abajo, en la edición pasada nos quedamos a tan sólo unos minutos de verlos en directo, pero la lluvia decidió que no era ni el momento ni el lugar, pero disculpad, el 2016 era el año, el Arenal Sound era el lugar, y The Hives iban a reventar el Hawkers Main Stage de una forma que sinceramente, no podemos describir.

Crónica del Domingo Arenal Sound 2016
The Hives/Arenal Sound 2016/Gema Poquet

La puesta en escena, mítica, de los suecos era impecable, la energía y el furor que trasmitían, insaciable, y ellos, ellos nos dejaron en shock desde el minuto 0 con esa garra y ese disfrutar de la música, ese ir y venir, subir, bajar, escenario, público, una locura que los solo los chicos de The Hives fueron capaces de hacernos sentir y sudar.

Para acabar el que estaba siendo un domingo inigualable, La Gran Pegatina, para su momento habían incluso más personas reunidas que en The Hives, la población más joven decidió reinar la zona Malvarrosa para disfrutar a los que ya son quizás los que más Arenal Sound han disfrutado, pues han pasado por infinidad de ediciones.

Con la Gran Pegatina, cerraríamos el intenso Arenal Sound que tan buenos momentos nos ha ofrecido; cerraríamos una semana intensa de música en directo, de una muy buena organización a pesar de las dudas suscitadas por los problemas previos de ubicaciones y demás; cerraríamos un Arenal Sound 2016 al que sólo podemos agradecerle una vez más, gracias por existir y gracias por hacernos tan felices durante 6 magníficos días.

banner WIR