banner WIR

Crónica del concierto de Corizonas en Murcia

Por Lola López 0

Son las diez y media de la noche y frente a la puerta de la Sala REM nos encontramos cerca de 10 personas, impacientes ya por entrar cuando aún falta una hora (al menos) para que Corizonas se suban al escenario de la sala. “No creo que se llene mucho…”, le comento a mi acompañante en cuanto abren las puertas, y no podía estar más equivocada.

La Sala REM acabó hasta los topes, pero de un público que, a mi parecer no favoreció el ambiente. Y es que la gente, de una media de edad bastante superior a la mía, parecía más interesada en las copas y el parloteo que en el espectáculo que tenían delante. Pese a ello, el chorro de volumen de Corizonas fascinó a los que estábamos en las primeras filas y pasó por encima del ruido de fondo.

Corizonas/Sala REM/Lola López
Corizonas/Sala REM/Lola López

Tras su paso por un buen número de festivales este verano, llegaba el turno de que Corizonas presentara en salas su último disco, “Nueva Dimensión Vital” (Subterfuge Records, 2016). Fernando Pardo y Javier Vielba nos comentaban el horario tan tardío que nos gusta poner a los conciertos en Murcia en comparación con el norte, pero el “jet lag” no pareció afectarles mucho, ya que dieron un concierto más que correcto, satisfaciendo las exigencias del público que pedía saltar, rock y guitarras.

15235724_369443270064621_1874282921502781243_o
Corizonas/Sala REM/Lola López

Los siete músicos aparecieron en el escenario con la archiconocida sintonía de El hombre y la tierra de fondo a modo de pistoletazo de salida de un setlist variado y equilibrado. Siendo como era la presentación del nuevo disco, no podían faltar los temas más icónicos del mismo, como el cierre por todo lo alto con ‘Todo va bien’ y ‘Nueva dimensión vital’, pero supieron compaginarlas perfectamente con versiones y con algunos de sus temas en inglés de su primer disco bajo el nombre de Corizonas, como ‘Run to the river’. Mención especial para la versión de ‘Wish you were here’ de Pink Floyd, una prueba de cómo este grupo puede pasar una canción por su filtro hasta darle un giro y hacerla suya.

15272053_369442923397989_4782054608274255924_o
Corizonas/Sala REM/Lola López

No son las versiones los únicos temas que suenan de un modo diferente al que estamos acostumbrados. Resulta impresionante cómo varían las canciones de la versión del disco a la versión en directo. Los arreglos que introducen en el concierto multiplican la energía de los temas, ya sea con una introducción instrumental, con más solos de guitarra, o con las melodías de la trompeta. Al fin y al cabo, si quieres escuchar una canción tal cual está en el disco, te basta con quedarte en casa y ponértelo: lo que buscas en un concierto de un grupo como Corizonas es energía y que te sorprendan, estar expectante por adivinar qué canción vendrá tras esa intro que no te suena de nada, ver cómo todos los ojos de la sala se dirigen al extremo opuesto del escenario cuando Yehven coge la trompeta, o levantar los brazos cuando El Meister se acerca al borde de la tarima.

15288533_369443180064630_4769820817168726023_o
Corizonas/Sala REM/Lola López

Las tablas del escenario aguantan como pueden la energía de Corizonas y los saltos de Vielba, que no para quieto más que para presentar las canciones. La experiencia es lo que tiene, y se notó no sólo en la impecable ejecución de los temas, sino en el colegueo de los músicos durante el concierto. A pesar de que Corizonas sea la mezcla de dos bandas diferentes, la unión resultante se parece más a una familia perfectamente coordinada, donde a pesar de ser 7 ningún estrumento se come a otro, y reivindican el espíritu de un concierto de rock: pasárselo bien y dar un buen espectáculo.

Puedes ver más fotografías del concierto aquí.

banner WIR