Crónica del concierto de Los Chikos del Maíz en Murcia

Por Jesús Campos 0

banner WIR

“Sold out” por donde quiera que pisen. Salas llenas y eufóricas es el distintivo de la última gira de Los Chikos del Maíz. Sus letras plagadas de protesta social mezcladas con ironía, hicieron de un triste viernes, una noche irrepetible y única en la capital murciana.

El pasado 18 de noviembre Nega, Tony ‘el sucio’ y Dj Bokah, llenaron la sala Garaje Beat Club de reivindicaciones sociales y puños alzados de un público extasiado que quedó con ganas de repetir. Sobre la media noche subieron a la tarima empuñando sus micrófonos como si fueran kalashnikovs, Tony y Nega, portando una bandera de Suiza. Acto seguido Dj Bokah, dio comienzo al concierto al poner sobre los platos el tema “Vacaciones en Suiza” enlazado con el tema principal de su anterior disco La Estanquera de Saigón.

Tras estos dos temas Nega tomó palabra y se puso melancólico recordando sus inicios en el rap pero afirmó que gracias a unos contactos les hicieron hueco de teloneros en una sala de Murcia y muy orgulloso afirmó que fue en Murcia, una de las primeras veces en las que cobraron fuera de Valencia. Tras esta breve pausa continuó el evento con el tema “Defensa de la Alegría”, canción grabada junto a Sen-K en 2014, pero esta vez los encargados de cantar el estribillo fuimos nosotros, un público que nos dejamos el alma, la vida, la voz y la piel cada vez que el micrófono nos daba la oportunidad de acompañar a Los Chikos del Maíz en sus temas.

“Defensa de la Alegría” fue continuado con el tema “Hijos de Iván Drago”, no sin antes rememorar a los presos políticos españoles. “Ni Dioses ni Maestros” y “Pasión de Talibanes” anunciaban el final del concierto, pero no podían despedirse de más de 10 años de carrera musical en tan pocos temas, por lo que haciendo un pequeño flash-back musical Los Chikos del Maíz nos condujeron de nuevo a épocas pasadas con “Hidden Track” de su álbum Pasión de Talibanes, en la que a ritmo de Mecano nos hicieron hacer los pogos más agresivos en los que he participado.

“Aunque mañana nos separemos como Yugoslavia” la frase de su último tema de la noche, “Un bolero en Berlín”, hizo que sintiésemos en nuestro interior el fin de una era musical en la que hemos crecido y hemos ahogado nuestras penas más profundas, así como nuestros triunfos. Los Chikos del Maíz se despedían con el primer estribillo de su tema “Trabajadores” dejando al público todavía insatisfecho después de una hora y media de concierto; por lo que decidieron volver a subirse a la tarima para deleitar nuestros oídos por última vez en directo con su tema “La Soledad del Corredor de Fondo”.

Para mi gusto fue uno de los mejores conciertos que he visto de Los Chikos del Maíz ya que esta vez a Nega no se le olvidaban las letras, y como siempre tanto ellos como nosotros dimos el cien por cien durante todo el concierto. El único error que cometieron para mí fue no tocar “Cultura y Compromiso”, ya que es uno de los temas imprescindibles que marcó un antes y un después en su carrera.

banner WIR