banner WIR

Menú degustación para el Mad Cool 2017

Por Pauper y Meta 0

Menú degustación para el Mad Cool 2017

Madrid necesitaba su macrofestival y, bajo esta premisa, el año pasado apareció el Mad Cool, que prometía ser justo lo que necesitaba la ciudad. Con sus luces y sombras, con el Summercase siempre en la memoria, disfrutamos del mismo: un cartel como el que nos ofrecían era imposible de rechazar.

Para el Mad Cool 2017 continúan con su propuesta contundente, un buen menú repleto de platos fuertes y grandes nombres. Pero, ojo, si lo tuyo son los postres y los menús de degustación y te gusta repetir de estos discretos bocados, te proponemos 10 ejemplos que no debes perder de vista si los solapamientos te lo permiten.

1. Jagwar Ma

En 2013 debutaron estos australianos con el sobresaliente Howlin, una entrada a lo grande que les llevó a pasearse por los festivales más importantes de todo el mundo. No es de extrañar que los pies se te vayan involuntariamente al escuchar “Come Save Me” o “Say What You Feel”.

2. Trentemøller

El bueno de Anders parece haber comprado alguna propiedad en nuestro país (broma), de todos modos, si no has tenido oportunidad de verle en alguna de las ocasiones en las que se ha dejado caer por la Península, los buenos del Mad Cool te lo ponen ahí, donde más te gusta. Pídete el viernes de vacaciones porque vas a llegar tarde, a las 2.10 su propuesta electrónica va a quedar muy bien.

3. Röyskopp

Casi 20 años de experimentación son los llevan este dúo noruego que desde un inicio, con su mítico “Poor Leno”, se consolidaron en la escena electrónica underground de su país, a caballo entre Bergen y Tromsø. Pero que no te engañen las categorías: los temas de Röyskopp atraviesan tus tímpanos y se alojan en lo más exquisito del cerebro, con sus notas pegadizas y emocionales. Si ya, además, estuviera Robyn, con la que han colaborado en más de una ocasión, sería el combo perfecto.

4. Kurt Vile & The Violators

Su b’lieve i’m goin down fue uno de los LPs más destacados de 2015. Aunque en octubre, Kurt, comienza una gira conjunta con Courtney Barnett para mostrarle al mundo lo que están tramando juntos, en esta ocasión el bueno de Vile viene acompañado por su banda de cabecera The Violators. Un toque rock clásico con sus riffs y sus melodías pegadizas. Si eres capaz de sacarte “Pretty Pimpin” de la cabeza, no eres de este planeta.

5. Warpaint

Emily, Theresa, Jenny Lee y Stella componen este cuarteto de Los Ángeles. Han sido comparadas con grupos como Cocteau Twins o con la mismísima Joni Mitchell, lo cual puede dar una pista de que su estilo es muy heterogéneo, pero estamos seguras de que en un concierto de Warpaint se viaja, el destino es lo de menos.

6. Deap Vally

Junto a las anteriores, una buena muestra de lo que el sexo femenino es capaz de hacer con el rock. Más afiladas y descarnadas, con una lejana reminiscencia a Led Zeppelin, la pareja artística de Lindsey Troy y Julie Edwards nos lleva hacia un perfil musical más agresivo y necesario que puede despertar la tarde del viernes.

7. UNKLE

El trip-hop siempre tiene su encanto y más si viene del veterano James Lavelle, que ha tomado diferentes caminos para no dejar de evolucionar con su sonido electrónico, que no nos deja de resultar familiar por su inagotable presencia en series, películas, juegos, publicidad…

8. Spoon

Parece que a los americanos el cambio de sello discográfico les ha venido bien, ya que su último disco Hot Thoughts lanzado bajo Matador Records es uno de los más destacados de 2017. Rock indie del de toda la vida, para muestra la canción que da título a su último trabajo.

9. Slowdive

Para los fieles de Neil Halstead en particular, y de Slowdive en general, fue una inmensa alegría cuando hace unos años decidieron reunirse de nuevo para girar. Cuando anunciaron que sacaban disco en 2017 nada nos hizo presagiar que estábamos ante uno de los discos más bonitos y evocadores del 2017. Lo sentimos mucho Neil Halstead, jamás volveremos a ponerte en duda. Prepárense para abrazarse mucho y saquen las gafas de llorar.

10. Kiasmos

La conexión nórdico-escandinava nunca falla y nunca deja de sorprender, pues quién esperaría un resultado tan exquisito y minimalista procedente de un músico que ha tenido sus coqueteos con el hardcore, Ólafur Arnalds, y de un artista electrónico como Janus Rasmussen. Entre acústico y sintético, le dan un nuevo sentido a la música electrónica.

Foto de portada: Röyksopp.

banner WIR