banner WIR

La influencia pop de Miles Davis analizada en un libro

Por Redacción EER 0

Hace ya casi dos años del último libro de Marcos Gendre. Semejante lapso de tiempo en alguien acostumbrado en publicar ensayos con gran soltura sólo podía ser debido a una empresa mayor. Y así ha sido, porque esta incursión en la obra del Miles Davis “oceánico” –tal como él periodista coruñés se refiere a sus años eléctricos- es, sin duda, su trabajo más aventurado y conseguido.

Lo que más impresiona es estar ante una vía desconocida dentro de la vasta bibliografía dedicada al hombre de la trompeta. No en vano, éste es un libro escrito no sólo para los amantes del jazz, sino para todo amante de la música electrónica, krautrock, pop experimental, hip hop y un sinfín de derivaciones más allá de los cauces habituales que suelen ramificarse con las enseñanzas de Miles. Otro aspecto es el hecho de tratar la época con menos libros escritos sobre este tótem del jazz. Con mucha puntería, Gendre no sólo apunta a la influencia directa de obras como In A Silent Way y On The Corner, sino que nos muestra su efecto mariposa y profundo eco dentro de lo que él mismo considera como el rastro más reluciente y provechoso de la música pop en estas cuatro últimas décadas.

Conglomerado perfectamente hilado de entrevistas de la época, actuales y también realizadas por el propio autor, las páginas se van sucediendo en una mezcla perfectamente equilibrada entre tono oral, poso reflexivo y brillantes descripciones musicales que hacen escuchar la música al mismo ritmo que pasamos las páginas. Y ésa es otra: el impulso irrefrenable que provoca este libro a adentrarnos en discos como los de 808 State, John Martyn o A.R. Kane, por decir unos cuantos entre las centenares de referencias dispuestas a lo largo de una gran telaraña que sólo el fin de la lectura ha puesto fin. Y es que tal como ha llegado a reconocer el propio autor, la locura de enfrentarse a una investigación de tal envergadura le llevó a tener que cortar 200 páginas por el camino, además de miles de conexiones que hicieron de este descomunal work in progress una Sagrada Familia sin fin. Porque no lo dudes, una vez terminada tan vibrante, y jugosa, lectura, el que seguirá recabando nuevos afluentes musicales con el reflejo del Davis de aquellos años, será el lector. Avisados quedáis, también del craso error que sería perderos la oportunidad de sumergiros en esta gran aventura hasta el mismo origen del sonido.

Adquiere Miles Davis, el Big Bang oceánico. Los años eléctricos y su eco en la época contemporánea a través de este enlace.

banner WIR