Crónica del concierto de Las Bistecs en Madrid (sala La Riviera)

Por Pepe Aragón 0

Web Hosting

Las Bistecs queman los últimos cartuchos de su gira “Malgusto Tour”. Las madres del electro-disgusting dejan a España huérfana. Un fenómeno musical, artístico y performático que ha llegado más largo de lo que nadie esperaba hasta culminar en el alumbramiento de su primer disco Oferta. ¿Será el fin del dúo catalán, nos sorprenderán con algo nuevo o resistirán a morir como Carlos Areces y su subnopop?

La gira que les ha llevado por España y parte de América Latina hace parada en la Sala la Riviera, el último concierto que podrá disfrutar el público madrileño antes de acabar el 22 de diciembre en Gijón. Envueltas en lycra y purpurina como las diosas del siglo XXI que son, lo mejor de Las Bistecs es el espectáculo que ofrecen a pesar de que, como ellas bien dicen, no saben cantar ni bailar, con la diferencia de que ellas lo reconocen. El público, que cubría un poquito más de la mitad de la pista, estaba entregado desde la primera canción, “Problemas”, con la que luego cerraron su concierto con un único bis. La actuación que duró aproximadamente una hora y con un único cambio de vestuario, no nos ofreció tanta espectacularidad como nos tienen acostumbrados.  Faltó esa parte performática que ellas tanto reivindican, ya que los temas se sucedían uno tras otro sin ese toque de mamarachismo que tanto nos gusta. Lo que no faltaron fueron temas como “Dj Bicha” o “Señoras Bien”, este último su hit más mediático hasta el día de hoy. Quizá el momento menos popular fue la canción de “Metro”.

Algo que hay que reconocerles y donde ha residido parte de su éxito es el “universio” que han creado a su alrededor. Han sabido crear su propio lenguaje y asentar un sólido e interesante concepto que han vestido con exceso y brillo. Todo ello engalanado con un aura de mamarrachismo con la intención de molestar y no dejar indiferente a nadie. La pregunta que surge ahora es si nos hemos acostumbrado demasiado a ellas y han perdido este efecto irritante de su electro-disgusting.

Con este fin de gira solo esperamos que Alba Rihe y Carla Moreno ahora que andarán más aburridas se busquen nuevos problemas con los que molestarnos.

Web Hosting