Crítica: Sin rodeos de Santiago Segura

Por Martín Godoy 1

sin rodeos

Santiago Segura presenta nueva película. No, espera, espera, que no es lo que te imaginas. Ayer vi Sin rodeos y hoy os la cuento.

Paz es una mujer que lo tiene todo… pero en mal estado. Tiene pareja, pero es un haragán. Su trabajo no está mal, aunque su jefe es un capullo. Su amiga del alma pasa de ella. En fin, que para tener eso mejor no tener nada. Hasta el moño de la vida que lleva, decide acudir a la consulta de un gurú indio (sí, a ese punto ha llegado) que le ofrece una poción para acabar con sus problemas. La cosa es que, más que solucionárselos, se los agrava, porque de repente se convierte en una lenguaraz vengativa que va a devolver lo que ha estado recibiendo multiplicado por tres.

Ya te creías que era Torrente 17, ¿eh? Pues no. El director se ha soltado la melena para realizar algo totalmente nuevo (remake de una peli chilena, ¡pero aun así!). Se trata de una comedia de situaciones disparatadas, que carece de la acidez propia de sus anteriores trabajos. Hay chistes que funcionan, sí, pero otros pecan de manidos. Además, algunas escenas quedan cojas en su ritmo interno.

El humor radica fundamentalmente en los cameos. Segura hace lo que haríamos cualquiera en su lugar. ¿Que me producen un largometraje? Pues que salgan mis colegas. Lo que pasa es que mientras que al mío vendrían los cuatro matados de mi patio, al suyo vienen artistas que merecen la pena. Especialmente los secundarios. A pesar de tener un papel casi anecdótico, ofrecen los momentos más cómicos. Ver a Candela Peña chulear a alguien siempre es un placer. Y no es que la protagonista, Maribel Verdú, haga un mal trabajo. Pero, en su primera parte, parece esforzarse demasiado en generar comedia. No imprime toda la ironía necesaria para explotar su personaje. Aun así, es una gran actriz y consigue salir airosa.

Es de ese tipo de películas que resultan más divertidas en sala de cine, donde el ambiente y la camaradería con el resto del público te animan a soltar alguna carcajada. Una comedieta ligera para pasar el rato.

Web Hosting