Hosting WordPress

Entrevista a Éclaire

Por Claudia De Bartolomé 0

Entrevista a Éclaire, Clara Cañas al habla

Cuando te dedicas a escribir sobre música, llega un punto en el que no es fácil que te sorprendan. Sabéis que tiendo a mirar con buenos ojos todo disco que cae en mis manos, es cierto, pero, de todos modos, muchas veces lo que escucho me puede recordar a algo que he escuchado ya o sobre lo que ya he escrito. Con Éclaire me ha pasado algo muy bonito: ha sido como un soplo de aire fresco. La constatación de que, en efecto, tenemos un panorama musical privilegiado en el que emergen bandas con ganas de aportar cosas nuevas. Así pues, os presento a este grupo cuyo disco, Meow, estáis tardando en escuchar.

Franco De Vita, un referente

Éclaire es una banda con base en Madrid liderada por Clara Cañas, con quien tuve el placer de charlar. Su vida ha estado siempre ligada a la música, por lo que podríamos decir que Éclaire es su proyecto desde que tiene uso de

entrevista a eclaire
Éclaire en concierto

razón: “Estudié guitarra clásica en el conservatorio y empecé a componer mis canciones desde muy jovencita; a los 15 años vivía en Tenerife y cantaba en los concursos del colegio, para mi familia, amigos… tonterías típicas, aunque en ese momento son muy importantes. Un día, de casualidad, como no tenía clase de composición en el conservatorio, bajé a tocar al parque con un amigo; al poco, apareció de la nada Franco de Vita, artista referente en Latinoamérica, y me dijo si me apuntaba a abrir su gira al día siguiente en La Hamburguesa –apodo con el que los tinerfeños se refieren al Pabellón Santiago Martín-, una gira que lo estaba llevando por América Latina, España y con la que, después, iba a Texas… ¡una auténtica locura! Al día siguiente, fuimos hasta allí, hicimos la prueba de sonido, que fue lo más impactante de toda mi vida, y tuve la oportunidad de cantar un tema mío, además de un tema a dúo con él. A partir de ese día, decidí que me quería dedicar a cantar.”, explica Clara. Y añade: “Seguí componiendo temas y cuando me volví a Madrid, con 18 años, empecé como Clara Cañas tocando en una terraza en Montera, donde sigo trabajando en verano a día de hoy, y en la que me vio el fundador del Noise Off Festival. Le gusté (de hecho, fue mi manager un tiempo), me contó de qué iba el festival, me apunté y salió genial, ya que ganamos la primera edición, ya como Éclaire. Más tarde ganamos también un concurso de radio y fue entonces cuando Nacho y yo empezamos ya en serio como banda y fuimos juntando gente”.

Meow fue financiado por familia, amigos y anónimos

Su primer disco, Meow, grabado en el año 2016 en Matilda Estudios, ha cosechado un gran éxito durante su presentación, que ha llevado a la banda a los directos de Radio 3, entre otras cosas. Con el segundo álbum ya en mente, posiblemente hacia finales de año, Clara habla de hacer una edición en vinilo para cerrar esta etapa: “Es como decir: ‘Hasta luego, Meow, ha sido muy guay, pero tenemos que ir a por el siguiente’ y tener un vinilo bien bonito”. Se trata, además, de un disco con una gran carga emocional, como explica la propia Clara: “Cuando el disco sale a luz, la impresión fue de gozo y satisfacción total, porque, al final, casi la mitad del disco estuvo financiada por familia, amigos e, incluso, anónimos que participan y te ayudan porque sí… lo cual acarrea mucha felicidad, pero mucha responsabilidad al mismo tiempo. También sentí sorpresa, porque pasar a escuchar tus temas con una banda que, además, tiene un gusto musical impresionante, es un subidón”.

Éclaire

A colación de la voluntad de grabar nuevo disco, hablamos sobre el proceso compositivo de sus canciones: “Suelo componer a partir de momentos tristes”, comenta, curiosamente, entre risas. Y apunta: “El proceso en ocasiones se me hace muy complicado, porque hay semanas muy fructíferas y puedo tener meses de sequía, aunque, por otro lado, eso significa que estoy contenta y eso es bueno -reímos-. Los temas son míos, pero a la hora de mirarlos con la banda cada uno aporta musicalmente lo suyo”.

Todos podemos tener actualmente un disco en el mercado

Madrid siempre ha sido una ciudad referente en lo musical, pero durante los últimos años parece difícil buscarse un hueco en los locales de la capital. A la proliferación de bandas se le unen otra serie de problemas. Clara tiene una opinión muy marcada al respecto: “Por un lado, soy consciente de que, al tener una formación de conservatorio, soy intransigente con algunas cosas; sientes que hay muchísima competencia y, a veces, sientes que mucha no es de calidad, porque han cambiado las formas de aprender, los precios de los estudios, etc.”, comenta. “Todos podemos tener actualmente un disco en el mercado, desde gente que toca genial hasta gente que, sin tener tanta capacidad, tiene los medios para permitírselo. Esto plantea un escenario complicado, porque el mundo es libre de tener toda la música posible y para gustos, los colores, pero como músico hay cosas que consideras que no tienen calidad y es tu competencia y, como tal, tienes que respetarla. Es lo que hay”. Y añade: “Actualmente, tocar en Madrid es muy complicado; el alquiler de las salas es muy elevado y entiendo que, como es lógico, tienen gastos que deben cubrir, pero como músico te duele que cada vez que quieres ir a tocar a un sitio tengas que soltar de tu bolsillo 300€, por ejemplo, y, además, en muchas ocasiones haya que sufrir condiciones de taquilla bastante difíciles (como que de una entrada de 12€ se queden 6); hay que equilibrar nuevamente la balanza de manera que todos salgamos ganando. De todos modos, debo decir que a nosotros nos encanta tocar en Madrid y que hay muchas salas con muy buenas condiciones y que siguen mirando por el bien de la música”.

En el próximo disco busco un sonido americano

Para esta fan de Wilco, la música americana y el Pop de los 90 (Alanis Morisette, Natalie Imbruglia, etc.) le sirven de ayuda a la hora de desarrollar su música, con connotaciones folk y marcadas por una voz que transmite hasta niveles insospechados. En el próximo disco, tiene claro el sonido hacia el que quiere enfocarlo: “Busco un sonido más americano; Meow tiene temas que son más poperos, más folk, y el siguiente disco me gustaría llevarlo a un ambiente más setentero: trompetas, vientos… Con la nueva formación, tenemos a gente que viene del blues y esto también aporta nuevos aires”, comenta.

Sueña con jubilar a su madre: “Empezó siendo una coña, pero firmaría un contrato ahora mismo que me garantizase que puedo comprarle una casa y que no tenga que trabajar nunca más”.

Espero que se haga realidad y, desde luego, estaré atenta a sus próximos proyectos.

Próximos concierto de Éclaire:

Viernes 2 de marzo: La Tertulia (Granada) (pay after show)
Sábado 3 de marzo: Artsenal, Muelle Uno de Málaga (entrada libre)

Hosting WordPress