Web Hosting

Neon Ligths – A Slice of Life

Por Armando Rendón 0

Neon Ligths - A Slice of Life

Tras adelantar dos temas estas semanas, la banda de shoegaze murciana Neon Lights presenta su segundo álbum, A Slice Of Life.

Los murcianos NEON LIGHTS debutaron en 2013 con Late,  un primer álbum en que demostraban que todas las esperanzas que había puestas en ellos eran fundadas, recibieron excelentes críticas en medios especializados de todo el mundo y atención especial en medios como Radio 3. En 2015 llegaría The Blue Rider EP, que viró del post punk  de su primer disco a un estilo más cercano al dream pop y las atmósferas shoegaze. Ahora regresan con su segundo álbum de larga duración: A Slice Of Life. Una propuesta reforzada, con más empaque y consistencia todavía, con la poderosa voz de Javier Nieto abriéndose paso como un torrente a través del paisaje de guitarras  y atmósferas que tejen para él Diego Monreal y Manuel Villalba (guitarras), Daniel Nieto (bajo, teclados y compositor principal del grupo) y Edu Méndez (batería).

A modo de discos como Low o Heroes de David Bowie, Neon Lights han querido repartir las nueve canciones de A Slice Of Life en dos “caras” claramente diferenciadas, las cinco primeras serían la cara A, expansivas y cálidas, dream pop arrebatador, y las cuatro últimas, una cara B más experimental, más post-punk, con teclados ruidosos, distorsiones de guitarra y drones al servicio de unas canciones más oscuras, hermosamente amenazadoras. El álbum comienza con la imponente “Take Me“, en línea con las canciones de sus discos anteriores, expansiva, atmósferas sombrías y reverberación rematadas en un final explosivo y dramático. Exhibicionismo emocional que tiene otra de sus cumbres en “Seasons Of Doubt“, un hit que les emparenta con Beach House en esa forma brillante y misteriosa de retratar estados de ánimo, con sencillez, sin demasiados artificios, solo una guitarra, una caja de ritmos y un antiguo teclado. O en el que quizás sea el single más rotundo del disco, “The Sun Shines On Our Behalf“, uno de esos hits “happy/sad“, ritmo alegre y letras agridulces que despachaban grupos como R.E.M. o The Smiths en los albores del indie  Amor sin condiciones, guitarras jangle coronadas con teclados de cuerdas que alimentan la sensación de nostalgia al final de la canción.  Un interludio cuasi instrumental da paso a la cara B que abre “Twirling the Twilight“, post-punk canónico para un disco  que a partir de ahí continúa alternando calma y tempestad con las dos partes de “A Slice of Life” y “Idle“.

 

Neon Lights parecen destinados con este A Slice Of Life a ocupar un puesto de honor, quizás como banda de culto, en la efervescente nueva escena murciana,  trascendiendo lo local con una obra de estilo único,  tan angulosa como duradera, que perdurará como un hito en la carrera de un grupo que no hace concesiones a las modas.

A Slice Of Life está grabado en MIA Studio, por Antonio Illán y José Marsilla (Second, Varry Brava, Viva Suecia, …). La portada y el artwork del disco están inspirados en el Movement de New Order y son obra de la artista londinense Rūta Paškevičiūtė.

Neon Lights estará presentando su nuevo álbum en una serie de fechas que anunciará próximamente y de las que ya se pueden adelantar las dos primeras:

16 de febrero, Murcia, Sala 12 y medio ( + Kracauer) 
27 de abril, Madrid, Moby Dick Club (+ Noise Box

6.5

6.5
65%
Web Hosting