Hosting WordPress

Crítica: El aviso de Daniel Calparsoro

Por Martín Godoy 0

El aviso

Ayer vi El aviso y hoy os la cuento.

Narra la historia de Jon y Nico, que así dicho parece que son amigos pero no tienen nada que ver. Nico es un niño que, como todos los niños del cine, tiene problemas en el colegio. Por el contrario, Jon, ya más talludito, tiene problemas en general y se obsesiona con una serie de crímenes ocurridos años atrás en un mismo lugar.

Daniel Calparsoro dirige este thriller psicológico, formalmente competente pero inconsistente en su fondo. La enigmática premisa adolece de un mal desarrollo. No sé, como que se cree más inteligente de lo que realmente es. Pretende elaborar el intrincado mecanismo de un reloj suizo y se queda en un Casio: da la hora, tiene cronómetro y hasta se puede meter en el agua, pero refinado, refinado, pues no. La narración en dos tiempos no termina de funcionar porque ninguna de las dos líneas resulta apasionante. La historia carece de auténticos giros que hagan avanzar la trama. Aunque durante largo rato te mantiene expectante, su falta de información acaba por hacer mella en el relato, culminando en un final despojado de clímax. O, tal vez, este se dilata tanto que acaba diluyéndose.

Abusa de los tópicos del género, confiando demasiado en que la realización y puesta en escena salven la función. Y no hay duda de que gracias a ambas consigue crear suspense. Por momentos te engancha. Genera atmósfera con una banda sonora asfixiante. Nunca entrar a una tienda a comprar un batido había resultado tan inquietante. Así debía de ser ir al super con Hitchcock. Pero en ocasiones va demasiado lejos y ciertas imágenes parecen sacadas directamente de un videoclip musical. Elegantes y huecas.

Por su parte, los actores están muy bien. Raúl Arévalo es una apuesta segura y Aura Garrido destaca en un perfil barriobajero al que no nos tiene acostumbrados. Esta chica tiene más registros de lo que parecía. En resumen, un thriller palomitero de altas pretensiones que no te dejará con la boca abierta.

 

Hosting WordPress