Crítica Han Solo: Una historia de Star Wars de Ron Howard

Por Martín Godoy 0

Han Solo

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… un joven George Lucas ideó un mundo galáctico que obsesionaría por igual a niños y adultos, mujeres y hombres, vietnamitas y franceses. Hace menos, menos tiempo, Disney compró los derechos de ese mundo por el PIB de San Marino y nos lo va a hacer pagar a nosotros en cómodas cuotas anuales. Este año ha tocado un spin-off. Ayer vi Han Solo: Una historia de Star Wars y hoy os la cuento.

Han Solo es la precuela de La Guerra de las Galaxias que sigue los primeros pasos del carismático piloto espacial. Ese pasado que todos os moríais por saber, ¿verdad? Pues eso.
Para empezar, aviso de que no hay ninguna espada láser en toda la película. Lo digo por aquellos que, igual que yo, lo que más disfrutáis de esta saga es ver a dos adultos hechos y derechos (si es con capa o túnica, mejor) intentar sajarse extremidades con linternas mágicas. Aquí nada. No quiere decir eso que no merezca la pena. He oído cosas terribles sobre el film, de bodrio para arriba. Venga, haters, tampoco os vengáis tan arriba. A mí me ha entretenido. Aunque su inicio carente de dinamismo presagia lo peor, la acción despega con el Halcón Milenario y navega a una velocidad de crucero amena hasta el final.

Es cierto que podría haber sido más divertida y canalla. A este Han le falta garra. También es verdad que no posee ese aire de relevancia que parece envolver a la franquicia, quedándose en una simple película de aventuras más. Pero es que esto no es moco de pavo. Algunas de las anteriores no eran ni eso. Sí que me repatea un poco la necesidad constante de hacer referencias. Se pasan de listos intentando establecer conexiones con films anteriores. No tienen sentido. Algunas desafían la lógica y sólo muestran fisuras narrativas innecesarias. ¿Cuántos años se llevan realmente Leia y Han Solo? ¿30? ¿Y cómo ha envejecido él tan bien y ella tan mal? Se supone que todo esto pasa años antes de Una nueva esperanza. ¿Hemos de entender que Han hibernó en formol hasta que Luke y Leia se graduaron del insti? Es mejor no pensarlo mucho porque podríamos implosionar. Solo desconecta, olvida tus expectativas y déjate llevar.