Hosting WordPress

Crítica: Lucky de John Carroll Lynch

Por Martín Godoy 0

Lucky

Esta semana tenía el cuerpo tonto. Me apetecía ver alguna rareza, de las que tienen relativa buena pinta. Ayer vi Lucky y hoy os la cuento.

 Un hombre de 90 años lleva una vida monótona. Así dicho suena a poco, pero el director, John Carroll Lynch, consigue llenar una hora y media de metraje con esta historia, que ha cosechado buenas críticas por todas partes. No sé qué habrán visto otros, o qué he visto yo, pero a mí… puf. La veo con indiferencia. No me conmueve, ni me despierta prácticamente nada, aunque me repele un poquito ese toque de suficiencia que rodea a toda la cinta.

 La película habla sobre la vejez a través de su protagonista, un señor de 90 años que no tiene previsto morirse, a pesar de saber que no verá 3 Eurocopas más. También habla de su siguiente paso natural: el puerto de la vida; la cuenta de la cena; los créditos finales; la muerte. Utiliza una puesta en escena sencilla y un tono austero para ello, como queriendo subrayar el mensaje por lo simple de su planteamiento. Incluso se aprecian las ganas de introducir un poco de comedia negra, con la que estos viajes espirituales se hacen más humanos y creíbles. Pero no me río. No le encuentro el encanto ni la gracia. No lo pillo. Cada frase del protagonista aspira a revelarnos una lección de vida por su lógica aplastante, dejando un falso calado introspectivo. Sabiduría de trapillo, pues no dice más que lo que todos ya sabemos. Spoiler alert: vamos a morir. Aceptar esto no es ser profundo, es tener dos dedos de frente. En el siglo XXI cualquiera que no hable de internet es un filósofo.

 A ver, tampoco es un coñazo supino. Es como asomarse durante un rato a la vida de ese anciano con el que siempre te cruzas en el autobús. O a la de tu vecino, el viudo del quinto. O a la de tu abuelo, si no tuviera ni familia ni a nadie ni absolutamente nada que hacer. No ha sido una completa pérdida de tiempo, pero no se la recomendaría a mis amigos. ¿Vosotros? Ah, sí, vosotros id. ¡Es la repera!

Hosting WordPress