Crónica del concierto de Superorganism en Sound Isidro

Por María Gómez-Comino 0

La performance musical de Superorganism conquista a la capital show pop colorista.

Superorganism, una de las bandas más “in” del momento, aterrizaba en Madrid para presentar su homónimo debut (Domino Records, 2018). Esta banda con sede creativa en Londres, ciudad en la que comparten tanto techo como trabajo, se gestó hace unos años a través de internet, ya que sus componentes proceden de diferentes partes del mundo. Japón, Australia. Inglaterra… son solo algunos de los lugares de los ocho componentes de esta formación. Lo de ocho podríamos entrecomillarlo, ya que esta banda un tanto misteriosa en su modo de hacer, deja la puerta abierta a la incorporación de nuevos integrantes.

En esta ocasión, la sala Mon de Madrid acogía el concierto tras su cambio de recinto (en un primer momento iba a ser en el Teatro Barceló) con un aforo de no más de ciento cincuenta personas, menos de las esperadas, la banda saltaba puntual al escenario con un estilo propio. Afrontando el directo como un acto más cercano a la performance, en la que los visuales son un elemento fundamental del show a partir de los cuales se construye la estética de la puesta en escena. La formación nos propone un sonido cercano al electropop pero que cuesta definir, ya que es el cúmulo de muchas referencias musicales que proceden desde la electrónica, el rock hasta el indie de los noventa.

Orono, líder japonesa adolescente, con unas gafas 3D, junto con sus compañeros, todos ataviados en chubasqueros de colores y con purpurina de colores en la cara, intentaban transmitir su energía a un público quizá un poco frío. “Its all good”, “Nobody Cares” y “Night time” fueron las canciones elegidas para afrontar la primera parte del concierto. Muy dinámicos ellos en la forma de conducir el concierto tanto por las ocurrencias de Orono como por las coreografías de los tres coristas que hacían entender el show como una pieza global en la que todo estaba perfectamente engranado. Las melodías electrónicas son los cimientos de los temas en los que se superponen guitarra, batería y percusiones, junto con la lineal voz de Orono. El coro con su polifonía enriquece de muy buena manera las melodías de pop. “Sprorgnsm”, “Nai´s March” y “Everybody Wants To Be Famous”, cerraron el concierto. Esta última, fue el gran hit de la noche, ya que es uno de los temas más populares del grupo y consiguió que el público se viniese arriba. Escasos cuarenta minutos de directo que sabían a poco y más para el precio de la entrada, 18 euros. Los Superorganism salieron de nuevo al escenario para deleitarnos con una única canción más: “Something For Yor M.I.N.D”, que consiguió alargar el directo a cuarenta y cinco minutos de buen electro pop, pero que claramente dejó algo escaso al público asistente.

La banda, que en su primer concierto en Londres agotó las entradas y parece ser una de las formaciones con mayor proyección dentro del movimiento más alternativo y moderno del panorama musical, todavía no ha conseguido calar en la capital madrileña todo lo que nos gustaría. Su siguiente parada es el Primavera Sound en Barcelona, esperamos que su performance musical conquiste al festival.

Galería de Superorganism en Sound Isidro

Fotografías por Ignacio Sánchez-Suárez.

Web Hosting