Hosting WordPress

Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Lunes

Por Martín Godoy 0

Festival Internacional de Cine de San Sebastián

Nos vestimos de gala para recibir a dos de los rostros más internacionales de la 66 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

First man

Ryan Gosling y Claire Foy han hecho acto de presencia para promocionar First man. Cuenta la historia de Neil Armstrong, ese americano que pisó la Luna por primera vez y dijo lo de “un gran paso para el hombre…”, y todo lo que Neil tuvo que sufrir para llegar hasta ahí. Un trago.

Dirigida por Damien Chazelle, más conocido como “el director de La land”, es uno de los platos fuertes de la sección Perlak debido a la fama que ha alcanzado el realizador. Bien, pues si algo demuestra la película es que no hay nadie infalible. Sigue una estructura casi documental, relatando de forma pormenorizada los detalles técnicos que llevaron al histórico lanzamiento. Pero no se podía quedar ahí, que hay que rascar algún premio. Para hacer de ella una película nominable e intimista, Chazelle profundiza en los demonios de Armstrong de una forma sensiblera y ñoña, apoyándose en el drama fácil y situaciones reconocibles. Una cinta que podría llegar a resultar curiosa para los fanáticos de los viajes espaciales, pero un tostón de proporciones lunares para el resto.

En su defensa diré que los actores se han portado. Han paseado por la alfombra roja, se han hecho fotos con el público y han dado una sencilla rueda de prensa. Vamos, un buen baño de masas, que siempre alegra el ego. No sé cómo sería la vuelta de Armstrong a la Tierra, pero no creo que levantara más revuelo que la aparición de Ryan Gosling en San Sebastián.

Viaje al cuarto de una madre

La sección Nuevos Directores nos ha traído una propuesta española, la de Celia Rico con su ópera prima Viaje al cuarto de una madre. La cinta pretende hablarnos del duelo, o del vacío de la pérdida, o de algo así tremendamente existencial, pero acaba hablándonos de una madre y una hija terriblemente aburridas.

Ya desde el guion nace con vocación de cine independiente y así se traslada a la pantalla. Ese cine de silencios, ni siquiera incómodos, sino eternos; de planos fijos de acciones cotidianas; de personajes que se enfrentan a la vida de la manera más difícil y menos veraz. Porque en este tipo de cine no se hablan los problemas; se ocultan y enquistan para ahondar en la complejidad del personaje. Para crear una falsa imagen realista de lo que las personas viven, callando su dolor como si fueran almorranas. Los gafapastas lo gozan, lo sé, pero a mí me cuesta empatizar porque está todo demasiado impostado como para creérmelo.

Sus protagonistas, Lola Dueñas y Anna Castillo, realizan un trabajo impecable, dando alma a una historia vacua. Además, estaban muy entregadas en la alfombra roja. Se han mostrado cercanas con los asistentes y hasta se han marcado un bailecito (más por el frío que por otra cosa, diría yo). Aun así, no pueden salvar la función. Si quieres ver a una persona haciendo labores del hogar durante hora y media, esta es tu película.

In fabric

Como no hay dos sin tres, finalizamos el día con In fabric, dentro de la sección oficial. Por increíble que parezca, gira en torno a un vestido asesino. Sí, no es un error del autocorrector. Un vestido de señora que parece tener vida propia y ganas de sangre.

A medio camino entre el terror y la sátira absurda, In fabric funciona como una revisión del género giallo, al que personalmente nunca le he visto la gracia. El film goza de algún elemento espeluznante y, al menos en su primera parte, te mantiene expectante. Sin embargo, la repetición de patrones argumentales hace que la trama, que en primera instancia tiene su punto, se vuelva tediosa y cansina. Las diversas escenas macabras tampoco juegan a su favor.

 

 

Hosting WordPress