Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Quién te cantará

Por Martín Godoy 0

Deja lo que estés haciendo. Lee con atención, esto es importante. El director más venerado del cine español actual ha vuelto. It´s Carlos Vermut, bitch!

Así es, ese señor que hizo que los críticos de España se mearan encima con Magical Girl regresa con Quién te cantará, película que aspira a dejar a la anterior a la altura de un mojón.

Siendo una de las principales favoritas para alzarse con la Concha de Oro, explora el mundo de la música, la fama, el éxito y el fracaso. Su protagonista, Lila Cassen, es una cantante que ya no canta y, además, tiene amnesia y un flequillo desagradable. Como su próxima gira de conciertos apremia, elige a Violeta, una imitadora de karaoke, para que le enseñe a volver a ser ella misma.

Con ese estilo tan personal y solemne, admito que no le acabo de pillar el punto al alabado director. Su historia, a priori enrevesada e interesante, abre una puerta a lo que finalmente acaba siendo un patio de luces. Sí, reconozco momentos de buen cine. Es inteligente con la cámara. Crea una atmósfera que seduce y despierta interrogantes, pero se queda en la forma sin llegar al fondo. Si bien su conflicto puede parecer un puro melodrama, sacrifica la intensidad emocional por el simbolismo y la belleza de sus imágenes. El guion, que en su anterior trabajo dejaba tantos huecos que no invitaba a rellenarlos, queda en esta ocasión demasiado cerrado. Lo aprecio en su desenlace, con una escena final en estado de gracia que se ve ensombrecida por un par de secuencias más innecesariamente explicativas.

La dirección de actores me resulta algo impostada, excepto en el caso de Natalia de Molina, que parece ir por libre. La jugada no le sale mal. Su personaje sustenta la mayor carga dramática en todo el film. A pesar de existir secuencias más inquietantes, es ella la que consigue incomodarme, que me remueva en el asiento.

La peli es buena y él tiene talento, pero es demasiado consciente de ello. No puedo evitar apreciar en su obra cierto aire de grandilocuencia que me resulta arrogante. Sus actrices no ayudan. Durante la rueda de prensa se deshicieron en elogios hacia el director. De genio para arriba lo pusieron. El tiempo lo dirá.

Web Hosting