Cariño – Movidas

Por Diego José Fabián 0

Cariño Movidas

8.5

Nota
8.5
85%

Las canciones están compuestas en diferentes estados anímicos por Cariño. Algunas son ficción. Otras no tanto

Y sin que nadie se haya dado cuenta, el tonti-pop ha vuelto. Con Papá Topo y Nos Miran como primeros revivalistas, ese denostado subestilo indie que tantos bailes y buenas letras dejó a finales de los 90 y principios de los 00’s está otra vez de actualidad gracias a estas tres chicas (Alicia, María y Paola) que en algún momento de sus vidas han mamado a Los Fresones Rebeldes y a Cola Jet Set. Y ya de paso, completan ese tótum revolútum que es la escena indie femenina patria, llena de riots, garageras y grunges (de Bala a Mourn,  de Lady Banana a Hickeys) y a la que le viene perfecta este soplo de pop descarado, colorido y sin tapujos. Por supuesto, ha sido, quién si no, el sello Elefant quien ha editado este mini LP de 8 singles (digo singles porque lo son, potenciales, sin rellenos) en formato 10 pulgadas, color rosa y en edición limitada y numerada. Ya lo veis, acaban de empezar y ya son grupo de culto y objeto de deseo. Porque como dijo el escritor Michi Panero, “en esta vida se puede ser todo menos un coñazo”. Y aquí no hay nada de eso.

Arrancan con “Canción de pop de amor”, una declaración en la que se desangran y que sería perfecta para que en voz de Guille Milkyway representara a España en Eurovisión para tener, una vez… una vez, la oportunidad de que Europa nos recuerde por algo digno (perdóname Soraya). “Voy a buscarte por las noches, cuando cierran el local, voy a pillarte una cerveza, para que te quedes un rato más”. Ya me han ganado. Siguen con el gran hit del año, “Bisexual”: “Me gustan las chicas, como pudo pasar”. Esto es más serio de lo que aparentemente parece. Todos somos bisexuales y alguna vez nos ha atraído alguien de nuestro mismo sexo, pero claro, reconocerlo…  No perderse el videoclip, el momento de la consulta en el psicólogo… inolvidable. Cierra la cara A otra declaración de amor, “Todos los días”: “Quiero verte por primera vez todos los días” y su contraria “Su portal”, sobre engaños y toxicidades varias, como “Mierda seca”, primer corte de la cara B.  En “Momento inadecuado” dejan otra perla: “Fue el lugar equivocado, fue el momento inadecuado”. Lo de tantas y tantas veces… Y tras la despechada “Souvenirs”, cierran con “Nada sigue igual”, para cuando quieras llorar el domingo por la tarde: “Que te quiero, que no te voy a olvidar, que me muero cuando pienso que no estás”. Sinceramente, floto. Es esa sensación de que… has escuchado algo que te va a acompañar el resto de tus días.

Y es que, para todos aquellos a los que se nos acaba la adolestreinta, rozamos los 40, pero todavía seguimos dándolo todo en conciertos, festivales de verano y sesiones de dj’s, este disco es el acontecimiento del año. Lo sé porque hablo en nombre de todos. Tuvimos una reunión.

Web Hosting