Festival de Cine de Málaga.“522. Un gato, un chino y mi padre” de Paco R. Baños

Por María Gómez-Comino 0

Un gato

“522. Un gato, un chino y mi padre” es el título de la segunda película del director Paco R. Baños, al que conocemos por “Ali” su ópera prima protagonizada por Nadia de Santiago y Verónica Forqué. En esta ocasión, Baños ha contado con Natalia de Molina como absoluta protagonista.

La cinta nos cuenta la historia de George, que sufre una peculiar agorafobia que limita su modo de vida a un perímetro de 522 pasos. Un día su gato muere y decide darle sepultura en el lugar adecuado. Para ello, se sumerge junto a su amigo de la tienda de chinos (Alberto Jo Lee) en un viaje en furgoneta hasta Portugal.

El film hace aguas por todos lados. Ni el buen hacer al que nos tiene acostumbrados Natalia de Molina consigue dar credibilidad a las líneas de dialogo. Un guión que flaquea desde su inicio, en el que sus personajes están desdibujados y las motivaciones de los mismos son confusas por momentos. Podríamos achacar todos estos deslices a la inexperiencia, pero no es el caso. Baños, nos ofrecía una mejor ópera prima que lo que hemos visto en esta última. Parece haber desaprendido, y comete errores formales que hacen que la historia pierda toda credibilidad. En algunos momentos, da la sensación de querer generar imágenes potentes y algo pretenciosas que se quedan en el intento. En este primar del simbolismo y la metáfora con el aspecto más visual se llega a perder el enfoque de la narración.

Web Hosting