Web Hosting

Cúpido – Préstame un sentimiento

Por Diego José Fabián 0

Cupido Préstame un sentimiento

7.5

Nota
7.5
75%

Y yo pensaba que tu cuerpo era un laberinto sin salida, pero era cuando estaba dentro, ahora lo veo desde arriba

La historia de la música popular, tan apasionante como inabarcable, no deja nunca de darnos esos pequeños minisubidones diarios, que en cierto modo, pueden cambiar tu manera de ver las cosas en la jungla que es el día a día de la vida occidental. Siempre tendemos a pensar que ya está todo inventado, pero de repente, por arte de magia, aparecen Cupido y mezclan en Préstame un sentimiento dos estilos tan antagónicos como indie pop y trap. Y es que el indie es como Dios, está en todas partes (Soleá Morente ya lo ha llevado al flamenco). Cupido salen airosos del envite, en parte porque firman una de las canciones del año: “No sabes mentir”, que abre el disco, tiene esa cadencia tan tonti-pop melancólico canónico que para cuando quieres darte cuenta te ha atrapado en esa sensación de que todos los días son soleados.

Con “Milhouse” hacen del menos es más. Si te quieren, que te quieran por lo que eres, sin apariencias. Si vives en un piso pequeño, ya tienes mucho; y los tiempos no están para cuidar princesas, que no vivimos en Mónaco: “No tengo una mansión, vivo en un piso pequeño con una habitación”. Claro y meridiano. En “Continúa” nos enfrentamos al miedo de confesar que estamos enamorados de alguien. Y a veces es mejor no decir nada… o enfrentarnos a ese miedo y vencerlo. Tras 5 escuchas, sigue sin quedar claro. Así se hace historia. Y el cierre con “Autoestima” nos enseña a querernos tal y como somos. Que al final ser guapo es una cuestión de confianza.

Volviendo a lo inabarcable del principio, es posible que en el convulso panorama de la escena trap actual Cupido hayan aportado algo fresco y novedoso. ¿Podemos bautizarlo como soft-trap? Sí. Es un término que acabará acuñándose. Hay necesidad imperiosa de él.

Web Hosting