Crónica del concierto de Morgan en Madrid (sala La Riviera)

Por Javier Heras 0

Algo más de tres años han pasado desde que Morgan empezaran a sonar gracias al boca a boca. A lo largo de dos álbumes casi consecutivos ‘North’ (North Records, 2016) y ‘Air’ (North Records 2018) y un sinfín de conciertos, ayer comenzaba realmente un punto y aparte de una época brillante en la que la banda madrileña ha pasado de ser banda revelación a ser probablemente una de las mejores en directo de nuestro país.

Igual que empezó el año con sendos conciertos en su ciudad, dos fechas ponen el broche de oro perfecto a una gira en la que hemos podido disfrutar tanto o más que los propios integrantes de Morgan.

A pesar de todos esos conciertos, esos kilómetros por carretera, sold outs, la emoción e incredulidad que les supone a este grupo de amigos tocar en directo junto a un público siempre entregado como si fuese la primera vez es algo único.

“Buenas noches, somos Morgan y vamos a tocar unos temas”

Nina dando saltos sobre su banco frente al piano es ya todo un clásico junto a sus agradecimientos sin parar mientras da comienzo ‘Attempting’ en la que David Schulthess nos deleita con su maestría frente al hammond en un tema único. Esta es la canción más cercana al rock sureño en su primer álbum.

Fue en ese ‘North’ en el que se basó una primera parte del concierto desde la introducción en la que Álvaro, Nina y Paco salieron sin enchufe para interpretar en un silencio sepulcral ‘Honey Come Home’ de The Head and The Heart. Una canción que, tal y como contó Nina, era el tema que cantaban justo antes de subir al escenario durante sus primeros conciertos.

‘Volver’ arrancó el primer karaoke y emociones de la noche con Nina sola al piano a la que siguió una emocionante ‘Home’ de la misma manera y a la que se unió toda la fuerza de una banda que cada vez suena más compacta junto a su voz que mejora día a día al igual que sus bailes en ‘Thank You’.

Una nueva versión, en este caso de Neil Young, daba paso a la segunda parte basada en ‘Air’ que arranco tras ‘Unknown Legend’ del canadiense con los acordes de ‘Planet Earth’. Tras esta, siguieron los momentos más animados de la noche con ‘Blue Eyes’, ‘Flying Pacefully’ y ‘Oh Oh’ del tirón, al tiempo que anuncian que 2020 será un año de descanso total y de encerrarse en el estudio.

Otro karaoke para su otra pieza en castellano ‘Sargento de Hierro’ que acaba pasando por los momentos más funky-jazz de la noche en ‘Anogher Road (Getting´Ready)’ con un snipet ya clásico de ‘Lose Yourlself to Dance’ de Daft Punk y Nina desatada reivindicando a todos aquellos que quieran atreverse a bailar sin ningún complejo.

Un único bis que comienza igual que empezó la noche, con Nina y Paco sin enchufe y las noches de ‘Marry You’ que acaba con la banda al completo agradeciendo, lista en mano, a toda la gente que forma parte de sus vidas sin dejar de lado a los asistentes. Un público al que cuidan como pocos grupos.

Esta misma noche si queréis comprobar de primera mano de lo que estamos hablando, hay una penúltima oportunidad (aún quedan entradas en su web) y como regalo de reyes el día 5 en el Teatro Real en un concierto irrepetible junto a la Orquesta Sinfónica de Madrid.

“The Work is all Done”

Tal y como sonaba en bucle la voz de Nina en la interpretación de Work, todo el trabajo ya está hecho. Solo podemos esperar a que ese encierro en el estudio durante 2020 nos traiga pronto de vuelta la posibilidad de escuchar a una banda, un grupo de amigos, como Morgan tocar en directo. Son una puta maravilla.

Web Hosting