banner WIR

Ire Works

Por Carlos Sánchez 0

Soy un inculto musical.

Hace poco tiempo, aprovechando que ya no tengo que rogarle dinero a mis padres para poder llegar a fin de mes, me dio por recordar los viejos momentos cuando me ilusionaba al llegar principios de mes al kiosko y ver mi revista de música favorita esperando a ser comprada.

Pues es entonces cuando me acerco al kiosko y me llevo la revista rumbo a la universidad. En la revista (a la cual no debo/puedo hacer publicidad) recomiendan un grupo llamado Dillinger Escape Plan.

Una primera escucha del LP te deja una sensación un tanto extraña. Un sonido llevado a unos extremos un tanto arriesgados. Pero como dice su cantante, “Metallica no podrían haber triunfado en la época de Elvis“*.

jpeg

Los dos primeros temas presentan a un grupo hardcore americano de los que podemos encontrar a patadas. Pero dentro de estos temas, Fix your face y Lurch, ya extraemos el adjetivo perfecto para esta formación: virtuosismo.

Este virtuosismo queda patente al escuchar su tercer track, Black Bubblegum. Todo un single en mayúsculas. Engancha por su melodía y por la voz de Greg Puciato encajada a la perfección.

Dos grandes sorpresas que nos trae este Ire Works son Sick on sunday, que recuerda lejanamente a Nine Inch Nails o a Aphex Twin en sus primeros segundos, y Milk Lizard que tiene todas las papeletas de ser el segundo tema en “dar el grito” de este trabajo.

Por último cabe destacar la escasa duración del álbum. Apenas 38 minutos repartidos en 13 tracks donde podemos escuchar una mezcla de hardcore, metal, jazz y música latina que avasallan a cualquiera.

Reconociendo que el terreno del hardcore no es algo que me entusiasme demasiado. La categoría de metalcore, con la que muchos califican a Dillinger Escape Plan, me ha conquistado. Un notable alto para estos chicos. Por esto mi primera línea.

Aquí tenéis uno de sus últimos vídeos. Es de su anterior trabajo, Miss Machine, y la canción se llama Unretrofied (una de las menos feroces de ese álbum).

* Declaración obtenida de una entrevista de Jordi Meya

banner WIR