banner WIR

Territorios Sevilla 2012: Una de frío y otra de calor

Por Julia Córdoba 1

Territorios Sevilla crece, aunque habría que analizar la evolución en la calidad general de su cartel. El abono y las entradas han mantenido el precio de la anterior edición, pero el programa se ha resentido en presencias internacionales -siempre más atractivas- para dar más espacio a lo nacional.

Una gran novedad en este Territorios ha sido la ropa de invierno. Acostumbrados a asistir en pantalones cortos, faldas sin medias y chanclas -y aún así pasando calor- el frío llegó casi por sorpresa a Sevilla, pillando desprevenidos a gran parte de los asistentes al CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo).

En ésta su XV edición, la instalación de un segundo escenario en la gran explanada exterior del Monasterio de la Cartuja y la mejor organización en las zonas de paso más estrechas, han logrado descongestionar con éxito el tránsito angustioso del año pasado. Se ha eliminado también con este fin, uno de los escenarios con las puertas más estrechas, para evitar aglomeraciones.
En esta ocasión los peros en sentido logístico van referidos a los cortes en los accesos aledaños tanto para el tráfico rodado como para peatones, gran incomodidad para los que carecen de esa información antes de llegar. Sin dudar de lo apropiado de estas medidas, si faltó la obligada señalización que podría haber evitado grandes rodeos innecesarios.

VIERNES 18 DE MAYO

Tricky por Ignacio Sánchez

La primera jornada de esta edición comenzaba con un handicap: la coincidencia con el concierto de Judas Priest que tenía lugar a pocos metros en el Auditorio Rocío Jurado. No obstante si la asistencia se resintió, no fue muy notable.

Una de las mayores atracciones para la noche del viernes, Tricky, resultó algo decepcionante. Sin entender el público por qué, la prometida reproducción íntegra en directo de su colosal disco ‘Maxinquaye’ (1995) faltó -exceptuando una mínima representación- y su voz en muchos momentos también. El trip hop no se caracteriza por ser la fiesta padre, pero sí por una atmósfera que Tricky no creó la noche del viernes. Los méritos más bien deberían atribuirse a su compañera en el escenario, Franky Riley (aunque se esperaba a Martina Topley-Bird), quien en gran parte de los temas tomó el mando, así como en una versión -demasiado fidedigna- de Ace of Spades de Motörhead. Para entonces el escenario ya estaba poblado del clásico grupo de ávidos por lucirse saltando sobre las tablas. Quedó entre los asistentes una sensación que eclipsó los pocos despuntes instrumentales que tuvo el concierto.

Tortoise por Ignacio Sánchez

Los ya ídolos de fans Love of Lesbianvinieron presentando su nuevo disco ‘La noche Eterna. Los días no vividos’, que saldrá a la venta el 22 de mayo. Ofrecieron algunos de sus frescos temas que los fans todavía no se han podido aprender y que van en la línea de lo anterior.

A la vez que Kiko Veneno acaparaba a su gran público, Tortoise visitaban Territorios por segunda vez desde que lo hicieran en 2006, cuando tuvo lugar su primera aparición en suelo andaluz. En esta ocasión hicieron una de sus cuatro paradas en una gira por España de cuatro conciertos. Su actuación evolucionó con la misma inteligencia que apodera su música, siempre instrumental y compleja. Empezaron a tocar como si nada, pero el ritmo creció de forma estudiada de tema en tema entre dub, krautrock, ritmos bossa y la samba del explosivo ‘In Sarah, Mencken, Christ And Beethoven There Were Women And Men’. En este punto bailar resultaba inevitable y tanto se animó la audiencia que consiguió sacarles un bis.

Nunca faltan a la cita y además este año anunciaban un auténtico “congreso nacional de MCs” tras su doble disco con colaboraciones ‘Lista de Invitados’. SFDK sumaron casi cincuenta artistas de su género cargados para representar en directo su último trabajo y sus clásicos (“Pruébalo”, “Las Vocales” o “Niño Güey”) durante dos horas. Resultó un show con altibajos que dependían en gran medida de quien subiera al escenario. Dieron grandes momentos La Excepción, El Chojin y Sho Hai, entre otros. El espectáculo terminó con la valiosa imagen de este enorme grupo de grandes raperos juntos.

Los Enemigos por Ignacio Sánchez

Después de diez años fuera de los escenarios, los seguidores de Los Enemigos cumplieron su deseo de volverlos a escuchar en directo. Probablemente fuera la razón de que algunos sectores de edades maduras asistieran este año a Territorios. Desde que sonó “John Wayne”, su público ya estaba en el bolsillo. Es lo que ocurre con los grandes y la admiración de sus incondicionales.

Aunque la que suscribe no se declara seguidora de Amaral, por honradez asevera que su casi controvertida presencia en festivales de esta índole, acabó en impresiones sorpresivas del público más reacio que reconoció una alta calidad de su directo. La mediática Eva, y su mayor o menor afinidad con los asistentes superó los prejuicios con su marcado estilo, buen sonido y a base de viejos y nuevos temas, los de su último disco ‘Hacia lo Salvaje’ con el que está intentado hacerse su hueco en el ámbito indie.

La electrónica a cargo de Basement Jaxx y Tiga dejó que desear, puesto que a esas horas para mantener al público hay que tener herramientas y ninguno de los dos lo logró. Dos DJ Set bastante insulsos.

SÁBADO 19 DE MAYO

Marina Gallardo por Ignacio Sánchez

La velada del sábado resultó mucho más feliz musicalmente que la del viernes, que salvo excepciones dejó al público muy frío. Para contravenir esta frialdad, grandes profesionales se avecinaban en el cartel para esta noche.
Con “Raw Power” irrumpió el más esperado, el concierto de The Stooges y por supuesto, Iggy Pop a la cabeza. Fue el concierto más multitudinario pues ¿quién quiere perderse a un mito viviente en acción? La energía que desafía a su cojera imposible de disimular es admirable. No obstante, bien gana en antipatía saber de sus excentricidades como hacer sustituir un BMW a su disposición durante el festival por un Mercedes clase E con chófer angloparlante y no fumador, además de la instalación de antena y televisor en su camerino para seguir la final de la Champions. Quebraderos de mollera para los trabajadores del festival que el público no suele ver. Hora y media de un espectáculo claramente asentado durante años y que puede llegar a cansar a los no incondicionales por su monotonía. Eso sí, no hay nada mejor para levantar a los muertos que traer a colación “I Wanna Be Your Dog”, después del cuál hubo abandonos entre el público que recayeron en los simultáneos Lori Meyers o 17 hippies.

Había abierto la jornada la portuense Marina Gallardo, que adelantó al completo en directo su próximo disco que llevará por título ‘This Is The Sound’, que ya está grabado y saldrá a la venta el próximo mes de septiembre. De él se acaba de publicar el primer single “The War Inside”. La artista, desde el principio caracterizada por su madurez musical, se identifica aún más con el sonido que ha desarrollado en este nuevo trabajo y se nota. Con una magnífica interpretación su voz se enturbió en el directo entre el sonido de las cuerdas.

Pájaro por Ignacio Sánchez

Al mismo tiempo los ubetenses Guadalupe Platapresentaban casualmente también nuevo trabajo en el escenario Cadena Ser. Grabado en Austin, el disco saldrá también en septiembre y llevará por título Guadalupe Plata. De momento, ya lo han llevado al directo en Territorios, atronadores y divertidos como habitualmente.

Uno de los mejores conciertos de la noche sin dudas fue el de Andrés Herrera Pájaro, quien está recibiendo excelentes críticas a su primer trabajo en solitario ‘Santa Leone’ y no es para menos, porque es una verdadera joya que gana notablemente en el directo, como debe ser. El artista dedicó a su familia y a su madre -en delicado estado de salud- “Las Criaturas”, uno de los temas lentos del disco y de los que más enganchan. Quien fuera guitarrista de Silvio pone en directo su virtuosismo, su alma de rock’n’roll y su inteligencia al combinar su autenticismo con músicas de tradición, rindiendo así un homenaje a los sonidos de la Semana Santa que tanto tienen que ver con su Sevilla natural. Así, la corneta cobró un protagonismo espectacular entre las fabulosas guitarras en “Santa Leone”, el tema homónimo del disco y el que le da apertura. El de éste Pájaro fue un concierto delicatessen.

Buraka Som Sistema por Ignacio Sánchez

¿Quién puede permanecer quieto con !!!(chk chk chk)? Los californianos son los dueños del disco y artesanos de la más potente música para bailar. Con sus dos baterías simultáneas, bases electrónicas, teclados, saxofón, trompeta y sus magníficas ejecuciones plantean todo lo necesario para estar moviéndose durante al menos hora y media. Para guinda, Nic Offer, su energía y su particulares maneras de bailar fueron acompañadas por los cuerpos de todos y cada uno de los asistentes. Offer superó una ronquera que se le apreciaba en los primeros temas para suavizar su voz en la mayoría del concierto. Se dio, como no, uno de esos grandes baños de masas que tanto le gustan sin temer a nada.

Esta noche de sábado para entonces ya había merecido la pena. Se habían dado todas las condiciones e ingredientes para paladear lo clásico y menearse a lo grande, pero aún faltaba la verdadera explosión de los también reincidentes en Territorios, Buraka Som Sistema. Esta banda portuguesa, formada por dos potentísimos bateristas, dispositivos electrónicos y sus tres vocalistas ampliaron conforman una máquina de hacer bailar.

En definitiva, la noche del sábado hizo honor a un festival que este año ha cumplido quince ediciones y que a sus asiduos, nos llevó a la decepción en una jornada floja -insisto en las excepciones- como la del viernes.

banner WIR