banner WIR

Not Your Kind of People

Por Ignacio Sánchez 0

Tras meses de retraso ya está aquí “Not Your Kind of People”, el nuevo trabajo de Garbage tras siete años de silencio. Años de descanso, intento de proyectos en solitario (fracasó el disco en solitario de Shirley Manson que finalmente no vio la luz) o la producción a otros artistas (Butch Vig con Foo Fighters en su potente “Wasting Light”), para finalmente anunciar el año pasado que volvían a grabar.

Mucho tiempo de inactividad de la banda y parece como si no hubiesen dejado de ensayar. El quinto álbum de Shirley Manson y sus compañeros suena fresco, potente, como los mejores Garbage, los que comenzaron su andadura a mediados de los 90.

Garbage no es una banda que haya intentado sonar original, su propuesta bastante simple pero eficaz sigue sonando diecisiete años después como el primer día en este “Not Your Kind of People” que viene a conjugar lo mejor de su sonido, temas rock con destellos electrónicos y unos estribillos pegadizos, intentando centrarse en los dos trabajos que los alzaron en los 90, “Garbage” y “Version 2.0”. Así podemos encontrarnos joyas luminosas 2.0 como “Big Bright World”, “I hate love” o “Felt”, tema que nos muestra cómo harían shoegaze. Las guitarras se erigen como protagonistas en dos de los cortes situados al final del trabajo “Battle in me” y “Man on a wire”, temas con cierto regusto añejo y que en directo prometen ser auténticas bombas.

En el juego de los estribillos facilones y pegadizos también nos enseñan su lado menos atractivo, recordando aquel single horrible que fue “Androgyny”, con uno de los temas que adelantaron para sus seguidores, “Blood for Poppies” y una “Automatic Systematic Habit” que abre el disco pero no llega a esos niveles de rechazo.

Quizás sean de las pocas pegas que vemos en “Not Your Kind of People” que nos regala grandes momentos con “Control” y la canción que da nombre al disco. La primera con sabor puramente a su primer disco, mientras que la segunda nos ofrece la típica balada que Garbage meten en todos sus trabajos pero introduciendo coros in crescendo y dulce final, al igual que “Beloved Freak” que pone el cierre a un trabajo que sabrá muy bien a todo aquel que haya estado esperando la vuelta de Shirley Manson y compañía. Una vuelta por todo lo alto. Bienvenidos.

banner WIR