banner WIR

Disco Las Palmeras!: “No vamos a dejar títere con cabeza”

Por Ignacio Sánchez 0

Disco Las Palmeras! por Raquel Negreira

Con solo un álbum en el mercado Disco Las Palmeras! han conseguido patearse casi toda la geografía nacional. Descaro en unas letras llenas de crítica y un sonido contundente han servido a este trío de gallegos para estar en boca de muchos.

La gira de Nihil Obstat sigue dando guerra. Hace pocas semanas en el festival onubense Jamón Pop y este próximo fin de semana en una nueva aventura que nace en Galicia, la tierra de Disco Las Palmeras!, bajo el nombre de PortAmérica, donde música, cine y gastronomía irán de la mano con la intención de afianzar los lazos culturales que unen ambos lados del Atlántico.

Es la excusa que nos hacía falta para ponernos en contacto con uno de los grupos nacionales que más nos gustan. Diego Castro, cantante de la formación se pone al otro lado:

¿De dónde habéis sacado el nombre? ¿Pasabais las noches en un garito llamado así?

No, en realidad buscábamos un nombre alegre, pero con un punto oscuro, que casara mejor con nuestro rollo y creo que lo encontramos, de primeras es un nombre que parece muy alegre, pero lo segundo que piensas es que en realidad es el típico nombre de garito chungo, el típico que cierra a las 1500 y que suele tener todo tipo de flora y fauna…

Con Triángulo de Amor Bizarro ya asentados en el panorama nacional, ¿pensáis que podríamos hablar de “escena gallega” si os metemos a vosotros, a Franc3s, SraSrSra, Eladio y Los Seres Queridos…?

Sí que creo que se puede hablar de una escena, es un hecho, pero te olvidas muchos grandes ejemplos: Fantasmage, Colectivo Oruga, Holywater, Unicornibot, Mequetrefe, Lendrone, Telephones rouges, Orquesta metamovida, y muchos otros aún maqueteros que apuntan muy alto, salen grupos todas las semanas y el nivel es altísimo.

¿Qué pensáis de Matapadre, vuestro sello, y sus 3 reglas: “Nosotros debíamos ser los propietarios.” – “Editaríamos cualquier cosa que nos gustara.” – “Todo puede cambiar si a nosotros nos da la gana.” ¿Aún quedan locos que piensan más con el corazón que con la cabeza?

Cada vez quedan menos locos, la cosa no está fácil, pero pertenecer a un proyecto así es un auténtico privilegio.

Disco Las Palmeras! en el Let’s Festival 2012 por Jose Eduardo Medina

Nihil Obstat ha sido la primera piedra, ¿para cuándo la segunda?

Estamos ensayando como locos, pero tenemos mucho material, queremos montar unos 30 temas, grabar maquetas y luego seleccionar. No nos estamos poniendo plazos de momento, estamos trabajando mucho, cuando lo tengamos bien madurado, nos meteremos al estudio.

En ese disco os mostrabais muy críticos con la iglesia, la sociedad… ¿Ha cambiado en algo vuestra manera de pensar en este tiempo? ¿La nuevas canciones seguirán esta línea?

En realidad no es algo buscado, pero es de lo que hablas cuando vas a un bar, a la compra…, está en todas partes se, evidentemente cada uno tiene su visión. Simplemente son cosas que quieres soltar. No nos cansaremos de repetir que nos somos nada reivindicativos, nosotros somos fundamentalmente críticos, estamos tan hasta los huevos como cualquiera, supongo que solo intentamos darle salida a tanta rabia.

Nuestra manera de pensar no ha cambiado, por qué iba a cambiar, ¿ha cambiado en algo la situación?, más bien ha empeorado, quizá estemos más reafirmados en nuestra postura.

Sí que va a haber temas en esa línea, no vamos a dejar títere (nunca mejor dicho) con cabeza.

En un contexto de crisis como la que tenemos en lo alto, ¿se puede llegar a vivir de la música? ¿Cómo os va a vosotros? ¿Tenéis otras ocupaciones?

Yo quiero pensar que sí, evidentemente algunos lo consiguen y algunos (pocos) son dignos. Me niego a aceptar que este es un país de pandereta en el que las propuestas más valientes tienen que estar destinadas a vaciar salas. A nosotros nos va muy bien, viene mucha gente a los conciertos y nos hemos pateado casi todo el país y muchos festivales, pero todavía no podemos vivir de esto, tenemos nuestros trabajos, que tratamos de compatibilizar con la música.

¿Quizás desde vuestro paso por el Primavera Sound hayáis notado mayor repercusión en los medios y apoyo del público?

Sí, fue importante, pero en realidad va poco a poco, depende de un trabajo continuo, hay que ser muy constante, no hay esa carta maestra que te lleva arriba en nada, o por lo menos nosotros no la tenemos, pero siempre nos están pasando cosas gratificantes y el grupo crece día a día.

¿Qué pensasteis al veros nominados en los Premios de la Música Independiente de este año?

Nos lo llevamos fijo. Jeje.

Disco Las Palmeras! en el CICUS (Sevilla) por Ignacio Sánchez

Desde el Monkey Week pasando por Sevilla, Barcelona o Almería, os hemos seguido por distintos conciertos y en la web nos declaramos auténticos fans vuestros (estáis entre los 10 mejores discos del 2011 para nuestra redacción), y aunque quede mal, nombrad un concierto donde al terminar hayáis dicho, ¡la ostia! ¡lo hemos petado!

Muchas gracias, un concierto que recuerdo como muy especial personalmente fue el de Sevilla, sobre todo porque no sabíamos el tirón que podíamos tener y ver a tanta gente y tan metida en el concierto fue muy grande. Otra fecha muy especial fue en el 12 y medio en Murcia o por supuesto el primavera sound. No te voy a mentir, hay conciertos que esperas con mucha ansia y que la adrenalina fluye de una manera especial, pero al mismo tiempo, hay otros que son como cuando sales a tomar un café y te acabas liando y liando, suelen ser noches muy jugosas…

¿Alguna anécdota divertida que os haya ocurrido en la interminable gira que lleváis?

Podríamos contar muchas, pero voy a contar una de mal rollo que da más juego… Tocábamos en La 2 de Apolo en Barcelona y fuimos en avión, como no teníamos claro cuanto teníamos que pagar por los bultos, fuimos al aeropuerto de Santiago y los pagamos allí directamente (esto es importante), nos cobraron unos 40€.

Tocamos en Barcelona y salimos de noche loca e interminable por la ciudad condal, al día siguiente el promotor nos llevó al aeropuerto un poco maltrechos pero orgullosos de nuestra responsabilidad al estar con mucho tiempo para pillar el vuelo (unas dos horas y cuarto). Vamos de primeros facturar y en ese momento la tía de la facturación nos pregunta con una enorme sonrisa y amabilidad por los cuatro costados: “¿Son instrumentos?” Sin pensarlo respondimos muy amables nosotros también “Sí”, sin pensar en por qué lo preguntaba. Acto seguido se le cambia la cara completamente y se convierte darth vader y nos espeta: ”pues entonces tenéis que pagar 120€.” Le dijimos que a la ida habían sido 40€ y que en realidad algunos bultos no eran instrumentos (pedales…), le damos la tabarra un buen rato, pero nos echa de allí diciendo que ella no puede hacer nada y nos manda a otro mostrador, allí la misma cantinela, que tenemos que pagar o no podemos llevar las cosas bla bla bla, nosotros, empecinados en la lucha por nuestros derechos no nos damos cuenta de que el tiempo va pasando y después de pasar por no se cuantas ventanillas, advertimos que no queda casi nada para que salga el avión. Decimos que sí, que pagamos, pero que tenemos que salir ya, nos mandan a otra ventanilla dónde por fin nos meten la clavada de los 120€ (hasta pagar fue difícil…) al tiempo que nos informan de que el equipaje no puede ir ya por las cintas y que tenemos que llevarlo nosotros mismos hasta la puerta de embarque, que además resulta ser la E 18 o algo así (la Siberia de las puertas de embarque). Raudos corremos por toda la terminal, cargados con las guitarras, pedal de bombo, platos, estuches de pedales y nuestras maletas, para acabar llegando a la puerta, mientras dos empleados de Vueling abren lo brazos como diciendo: “lo sentimos mucho ya ha salido…” Cagada.

Tirados en Barcelona, con el resacón y a las 22:00 de la noche, nos dicen que ese día no hay más vuelos. Nos vamos a dormir a casa de un amigo de Julián, que nos acoge amablemente y que tuvo el detalle de ser la única persona que no se partió el culo de nosotros al conocer la historia. Sacamos vuelos para el día siguiente a precio de volar en limusina (hubiera salido más barato comprarnos el avión…) y por fin llegamos a Santiago, para alegremente ir al curre… telita.

Así que perdimos los vuelos, los extras por equipaje, que además tuvimos que pagar al día siguiente (no rechistamos), una gracia vamos… El caso es que estábamos tan avergonzados que no fuimos capaces ni de contárselo al promotor, que de hecho se va a enterar leyendo esto, porque se lo vamos a pegar en el facebook.

Tocáis dentro de poco en un nuevo festival en vuestra comunidad, el PortAmérica, que parece que viene a cubrir el hueco dejado tras la desaparición del Vigo transforma. Sónar Galicia este año también ha dejado de celebrarse. Parece que el Festival Do Norte resiste… ¿Quedan los más fuertes en época de crisis?

No sé, es muy difícil hacer este tipo de eventos en estos tiempos, por bien que hagas las cosas la competencia es grande y por otro lado está el tópico de la crisis, pero es cierto, sin pasta estos eventos corren mucho peligro. Supongo que los que mejor se adaptan son los que sobreviven, los hay que recurren a los nombres seguros, otros buscan la coherencia total, hay buenos ejemplos en cualquier sentido, no sé cual es la fórmula…

Este año parece que le habéis cogido el gustillo a publicar videoclips de temas del disco. ¿Habrá más? ¿Pensáis que aportan algo los videoclip en la actualidad?

No vamos a sacar más videoclips de Nihil obstat, estamos muy contentos con los tres que sacamos, hemos tenido mucha suerte de trabajar con gente tan buena (y tan joven) que nos ha entendido tan bien. Pero ya ha llegado el momento de pensar más en el próximo disco, del que por supuesto extraeremos videoclips. Creo que los videoclips aportan mucho, el ser humano es fundamentalmente visual y los videoclips le ponen cara a la música, es un verdadero arte en si mismo, pero además tienen una labor promocional importante, quizá ya no tanto en las tvs (que también), pero sobre todo en internet. Además nos mola, que en realidad es lo importante.

Os recordamos que la primera edición del festival PortAmérica tendrá lugar del 19 al 21 de julio en la localidad de Nigrán (Pontevedra), y donde además de Disco Las Palmeras! actuarán Xoel López, Julieta Venegas, Peter Hook, Love of Lesbian, Vetusta Morla o Kitty, Daisy & Lewis entre otros muchos. Los abonos y entradas aún están a la venta con precios que van desde los 20 euros hasta los 55 en venta anticipada.

banner WIR