banner WIR

El verano de despedida de dos grandes series (I): Dexter

Por Angélica Mualim 0

Dentro de unas semanas, dos de las series más populares de los últimos años llegarán a su fin: Dexter y Breaking Bad. Como fiel seguidora de ambas, dedicaré un artículo a cada serie, analizando su trama y el impacto que han tenido en la cultura popular actual, y que también servirá a sus seguidores para prepararse para sus respectivos desenlaces. Porque todos los amantes de la buena televisión hemos sentido ese vacío que queda al acabar una serie: ¿Qué hago yo ahora sin mis personajes favoritos? Las despedidas siempre son duras, y las series de ficción no son una excepción.

Dexter será la primera en estrenar su última temporada, que verá la luz en tan sólo un par de días, el 30 de junio.

La serie se estrenó en 2006 en la cadena Showtime y tuvo un éxito inmediato tanto de público como de crítica. La serie se basó originalmente en la saga de Jeff Lindsay sobre el personaje, dividido en siete tomos. El primero de estos libros, Darkly Dreaming Dexter (traducido como El Oscuro Pasajero) fue el material que inspiró al completo la primera temporada. Las temporadas posteriores no han seguido al pie de la letra el desarrollo de los libros, aunque algunos de los eventos más importantes de los libros sí se han visto reflejados en la adaptación televisiva.

Su protagonista es Dexter Morgan, un analista forense que dedica su tiempo libre a matar a asesinos que han conseguido esquivar la justicia. Este antihéroe se ganó fácilmente la simpatía de los espectadores, ya que, aunque sus acciones pueden parecer inmorales e ilegales a primera vista, no podemos evitar dar nuestro visto bueno a este atípico justiciero. La vida sería más fácil si tuviéramos a un Dexter Morgan en nuestra vida, alguien que pudiera equilibrar la balanza en este injusto mundo. El que no haya querido tomarse la justicia por su propia mano que tire la primera piedra.

Powersaw to the people

Sin embargo, Dexter se toma muy en serio su rol de asesino de asesinos. Se guía por el código de conducta que le enseñó Harry Morgan, su padre adoptivo, que está muy presente en su día a día. Este atípico conjunto de normas encauzan las acciones de Dexter, que lleva a cabo una labor rigurosa y metódica. El código de Harry sólo le permite matar a criminales una vez que se ha asegurado por completo de que son culpables, y debe ejecutar a estos asesinos de forma sigilosa para que no lo descubran. Ya nos gustaría poder darle una lista de indeseables a nuestro amado Dexter para que nos los quitara de en medio, pero su criterio no es algo que se tome a la ligera.

El código de Harry fue una creación del padre adoptivo de Dexter para poder canalizar sus instintos asesinos, consecuencia de haber presenciado el brutal asesinato de su madre cuando era tan sólo un niño. Harry cree que Dexter nunca llegará a ser una persona normal por este trauma que guarda en lo más profundo de su subconsciente, y decide entrenarlo para poder darle un uso beneficioso a esta necesidad de matar. Al principio de la serie nos describen a Dexter como a una persona incapaz de tener sentimientos verdaderos, sin poder relacionarse en profundidad con la gente de su entorno. Todas sus interacciones, tanto a nivel profesional como a nivel personal, son una simple tapadera para encubrir las acciones de su Pasajero Oscuro. Uno de los grandes logros de la serie es el desarrollo de la personalidad de Dexter que hemos presenciado a lo largo de estos años. Dexter ha conseguido sentir verdadero afecto por la gente que le rodea, a la vez que empieza a cuestionar las enseñanzas de Harry. ¿Es realmente imposible que Dexter deje de ser un asesino?

Dexter Family

A medida que la serie avanza, Dexter sufre una lucha constante con su personalidad oculta, no sólo intentando no ser descubierto, sino también poniendo en duda las enseñanzas de Harry. Nuestro protagonista tiene constantes debates consigo mismo para averiguar si es realmente un asesino innato, y trata por todos los medios de convertirse en una persona normal. Aunque claro, no lo consigue, porque de ser así nos quedaríamos sin serie. A lo largo de las 7 temporadas estrenadas hasta ahora Dexter se ha encontrado con diferentes enemigos que le impulsaban a matar, incluso ha llegado a confesar su secreto a unos pocos, pero hasta ahora no ha alcanzado su objetivo de cambiar de una vez por todas.

Al ser una serie que gira casi completamente en torno a su protagonista, la elección del actor era una decisión especialmente importante. Para el rol de Dexter Morgan se barajaron varios nombres de actores consolidados, como Ben Stiller, John Cusack, Charlie Sheen, James Spader o Sean Penn, pero finalmente le concedieron el papel a Michael C. Hall, una decisión que acabó siendo acertadísima. El actor había participado en varias obras de Broadway, incluyendo la adaptación de Cabaret de Sam Mendes, pero se hizo famoso en televisión gracias a la serie de HBO A Dos Metros Bajo Tierra. Michael C. Hall ha conseguido la mejor de las interpretaciones posibles para Dexter Morgan, tanto por su hipnótica voz que relata todos los capítulos (Tonight’s The Night), como por esa presencia tan difícil de conseguir, fría a la vez que inquietante.

La fascinación por Dexter ha inspirado varios estudios que analizan los temas tratados en la serie, desde el punto de vista de la filosofía o la psicología. Su popularidad en internet y las redes sociales es de tal nivel que incluso la propia cadena Showtime generó una campaña de memes para promocionar la séptima temporada. Las fotos editadas por los fans también son muy numerosas, y podemos encontrar numerosas imágenes de Dexter Morgan interactuando con personajes de otras series.

Detxer-Joffrey

Sólo nos quedan 12 capítulos de esta serie que nos ha acompañado durante tanto tiempo. Va a ser duro despedirse de nuestro Oscuro Defensor, al que hemos visto crecer, con el que hemos vivido tantos momentos emocionantes y cuyas adversidades y tragedias hemos sentido como propias. Sólo nos queda esperar que nos presenten una última temporada que esté a la altura de las anteriores y disfrutar de cada capítulo al máximo. Yo saborearé a conciencia cada minuto de estos capítulos, empezando por supuesto por esos perfectos créditos iniciales.

banner WIR