banner WIR

Dexter 8×01: “A Beautiful Day”

Por Angélica Mualim 0

[En esta reseña se analiza detalladamente el último capítulo de la serie, por lo que no debéis seguir leyendo si no lleváis la serie al día]

Ya está aquí la esperada última temporada de Dexter, que constará de 12 capítulos. Por suerte hemos tenido que esperar menos de lo habitual para ver estos episodios, ya que la cadena Showtime decidió adelantar el estreno habitual de la temporada de octubre a finales de junio. Por un lado nos beneficia, ya que no tendremos que esperar tanto para conocer el desenlace de la serie, pero claro, eso también significa que el final llegará antes.

Han pasado 6 meses desde la muerte de LaGuerta, y se nos muestra a un Dexter bastante tranquilo: es un padre ejemplar, todo parece ir bien en el trabajo y hasta está haciendo nuevas “amistades”. Sin embargo, algo no nos cuadra en esta situación: ¿qué pasa con Debra? Después de todo, fue ella quien mató a LaGuerta y no quedaba claro cuál sería su futura relación con su hermano. Efectivamente, la relación entre Dexter y Debra se ha deteriorado por completo en estos meses, y además Debra parece haber desaparecido de la faz de la Tierra. Dexter sabe que algo va mal, e intenta por todos los medios contactar con su hermana y arreglar la situación.

Dexter - Debra

Debra se ha alejado por completo de su antiguo entorno, dedicándose a la investigación privada y viviendo un estilo de vida decadente, adicta a todo tipo de sustancias y en una relación con el delincuente que supuestamente debe llevar ante la justicia. Es su forma de evadirse de su realidad, de no tener que cargar con la culpa de la muerte de un inocente, pero aún así, nos extraña ver a Debra tocando fondo de esta manera. Debra siempre ha sido un personaje fuerte, que ha salido a flote de muchas situaciones difíciles (¿A cuántos novios suyos se han cargado ya?), y no encaja esta actitud de autocompasión, de pensar que realmente merece vivir en su situación actual. Éste es uno de los fallos de este capítulo: el dramatismo exagerado que no llega a convencer. Parece todo muy forzado, y aunque las interpretaciones de Michael C. Hall y Jennifer Carpenter sean técnicamente correctas, no logran evitar que sus interacciones tengan un aire a culebrón.

El mayor inconveniente de este capítulo es la actitud de Dexter derivada de este enfrentamiento con su hermana. Dexter se da cuenta de que sin ella está perdido, todo lo contrario que nos daba a entender al principio del capítulo. Sin embargo, esto no es excusa para la descontrolada actitud que nos muestra a continuación. El Dexter que conocemos nunca habría amenazado a un conductor simplemente por adelantarlo en la carretera (premio a Harry Morgan por la frase más innecesaria de la serie hasta ahora: “Acabas de perder el control, Dexter”. Thanks, Capitain Obvious!). Dexter tampoco habría matado a alguien sin haber pensado en cómo borrar su rastro, y la cara de la detective que interrogó a Debra hace pensar que no se ha llegado a creer del todo su testimonio. Pero sobre todo, ¿cómo es posible que Dexter haya puesto en peligro a su hijo de esa forma? Más le vale buscarse una niñera de emergencia, porque como volvamos a ver una situación similar los guionistas van a acabar pecando de pereza. Se ha especulado mucho sobre el posible final de Dexter, y uno de los más probables es que lo acaben descubriendo y salga su secreto a la luz. De ser así, espero que sea por la astucia de alguno de sus compañeros y no por descuido del propio Dexter. Después de tantos años de cuidar hasta el más mínimo detalle sería una lástima que lo atraparan por culpa de un error tonto. Dexter se merece más, y nosotros también.

Quizá uno de los inconvenientes de la temporada anterior fue que Dexter no tuviera a un único enemigo principal que llegara hasta el final. Isaak Sirko tenía potencial pero murió antes, y Hannah McKay simplemente desapareció sin dejar rastro. Aunque según IMDb Hannah aparecerá en cuatro capítulos de esta temporada, no tiene pinta de que vaya a ser una gran amenaza para Dexter. En esta temporada seguramente la mayor amenaza para Dexter sea la inquietante Doctora Evelyn Vogel, una neuropsiquiatra especialista en asesinos en serie que ha llegado a Miami para colaborar con la policía en un nuevo caso.

Dexter - Vogel

Si ya desde un comienzo su mera presencia incomoda a Dexter, la sorpresa final del capítulo nos revela que esta doctora conoce el Código de Harry, algo que desconcierta por completo a Dexter. Anteriormente se había mencionado que Vogel ya había colaborado con la policía de Miami hace años, antes de volver a Inglaterra. ¿Es posible que haya conocido a Harry Morgan y que le haya ayudado a crear su código? Y si es así, ¿cuáles son sus intenciones? Si ya sospechaba que Dexter era un asesino en serie, lo más lógico habría sido intentar detenerlo mucho antes. Puede que incluso pretenda ayudarlo a combatir sus instintos asesinos y curarlo definitivamente, pero aún así no queda claro por qué ha llegado ahora y no antes. Y hablando de “casualidades”, resulta cuanto menos curioso que Vogel contactara a Thomas Matthews justamente cuando se empieza a investigar a un nuevo asesino en serie. Si Vogel resultara ser la responsable de estas muertes sería una trama bastante previsible, así que esperemos que la historia no acabe así.

Dexter 801

A pesar de que este capítulo no acaba de convencer en muchos aspectos, plantea algunas tramas interesantes que podrían llegar hasta el final de la serie. Aparte de la doctora Vogel, tenemos a la detective que interrogó a Debra, que puede poner en peligro a Dexter si investiga en profundidad el asesinato del hotel. También tenemos el asesino a sueldo que le sigue la pista a Debra, que puede que la obligue a buscar la ayuda su hermano y que logren así reconciliarse. Si la serie deja de lado las situaciones propias de telenovelas y se centra en dar una actitud coherente a sus personajes, puede que tengamos una prometedora temporada por delante. Yo por lo menos no perderé la fe hasta el último minuto.

banner WIR