banner WIR

Dexter 8×03: “What’s Eating Dexter Morgan?”

Por Angélica Mualim 0

[En esta reseña se analiza detalladamente el tercer capítulo de la actual temporada de la serie, por lo que no debéis seguir leyendo si no lo habéis visto]

Muchos empezamos a desconfiar de la sospechosa familiaridad de la doctora Vogel al final del segundo capítulo de esta temporada, con ese forzado abrazo y susurrándole de manera escalofriante “Eres perfecto”. Si en un principio el personaje interpretado por Charlotte Rampling parecía una incorporación interesante, ahora se está volviendo insoportable. Si nos molestaba que se extrañara de que Dexter fuese capaz de desarrollar sentimientos, ya el colmo es que sugiera que Dexter mate a Debra para estar a salvo y así respetar la primera norma del código: No dejes que te atrapen. Dexter 803

Por supuesto, esta idea ofende profundamente a Dexter, quien asegura que ama a su hermana. Si bien sus ejemplos de amor fraternal pueden resultar algo ridículos, hay que darle algo de crédito. Después de todo, no está nada mal para alguien que al principio de la serie se presenta como alguien incapaz de tener sentimientos.

Si hay alguien más pesado que Vogel con el tema de los psicópatas es Jacob Elway, el jefe de Debra, con la hidratación y los electrolitos. Quien, por cierto, parece haber olvidado por completo que Debra tendría que haber vuelto con las joyas de Briggs. Dexter 803 - Elway En lugar de eso, se dedican a otro caso diferente, que les da la oportunidad de hablar sobre cómo hay gente que ignora conscientemente la verdad porque no le conviene. Una conversación muy adecuada para el estado actual de Debra, a quien habían arrestado la noche anterior por conducir borracha, pero sigue negándose a recibir ayuda de los demás.

Si las interacciones entre Quinn y Jaime son de lo peor de la temporada hasta ahora, ocurre exactamente lo contrario cuando Quinn y Debra están juntos en escena. Debra llamó a Quinn de madrugada para que fuera a buscarla a la comisaría (cosa que hizo mintiéndole a Jaime, claro). Si bien no es probable que estos dos acaben juntos, hay que decir que la química que desprenden es innegable. ¡Hasta hemos visto sonreír a Debra! Dexter 803 - Deb

Mientras tanto, Dexter sigue en la búsqueda del asesino en serie que amenaza a Vogel. La investigación oficial se ha dado por terminada, ya que se le achacaron los asesinatos a la víctima encontrada en la cabaña. Por lo menos ahora parece claro que Vogel no es la asesina, ya que recibe un nuevo paquete cuando está sola y se le ve auténticamente asustada. Es demasiado complicado que lo esté fingiendo todo. Dex 803 - HersY lo que es más importante: el asesino deja dos paquetes, uno para ella y otra para Dexter, por lo que ya saben que los está vigilando y urge más que nunca descubrir su identidad. Dexter sabe que el asesino sigue suelto, así que en su búsquedada con un tal Ron Galuzzo, que trabaja para una tienda de deportes. Dexter se lleva el libro de Vogel a la tienda mientras aparenta estar interesado en un producto, a ver si percibe alguna reacción de Ron, quien niega haber oído hablar del libro. Obviamente esto es mentira (y el monólogo interior de Dexter, cada vez más innecesario, no se olvida de señalarlo), aunque tampoco podemos culparlo. ¿Qué se supone que tenía que decir? “Ah, claro, si yo fui uno de los pacientes de la doctora Vogel, puede ver mi caso detallado en este capítulo. ¡Pero no se lo diga a mis jefes! Que se me pasó ponerlo en el currículum”.

Cuando Dexter va a investigar la casa de Galuzzo se encuentra con que, efectivamente, es un asesino en serie pero no el que él estaba buscando. Y nuevamente vemos cómo los guionistas subestiman a su audiencia y se encargan de señalarnos absolutamente todo: no basta con que veamos un dedo en un guiso y recipientes llenos de partes humanas, sino que además estos recipientes tienen que estar perfectamente etiquetados y la voz en off tiene que decir “Es un caníbal. Se come a sus víctimas”. Dex 803 - IntestinesAparte de lo sumamente exasperante que es esto para el espectador, resulta bastante poco creíble que un asesino en serie deje pruebas comprometedoras tan ordenadas y a simple vista.

Dexter no deja de lado sus problemas con Debra, y después de que Quinn le contase lo ocurrido la otra noche, va a su trabajo a convencerla de que cene con ella. Durante la cena le enseña un vídeo en su móvil (un vídeo de móvil perfectamente grabado y editado; perdonadme que sea tan quisquillosa, pero estos pequeños detalles me sacan de mis casillas), en el que se ve cómo salva a un hombre. El mismo hombre que se encuentra cenando en ese restaurante con su familia. Dexter intenta así convencer a su hermana de que es una buena persona y que lo ocurrido con LaGuerta no va a cambiar las cosas buenas que ha hecho en el pasado. La conversación parece haber afectado a Debra, ya que más tarde la vemos viendo el vídeo repetidas veces, mientras bebe sin parar. Debra se encuentra frente a la comisaría, y bajo un evidente estado de embriaguez entra al edificio y busca a Quinn para hacer una confesión. Y ahora llega la principal escena del capítulo, y que tiene pinta de ser una de las principales de la temporada: Debra confiesa haber matado a LaGuerta.

Esta confesión es algo que hace por quitarse un peso de encima, no por vengarse de su hermano, ya que en ningún momento lo nombra. La confesión de Debra es confusa y da muy pocos detalles, así que Quinn se lo achaca al consumo de alcohol. Inmediatamente llama a Dexter, quien acude con la doctora Vogel con la excusa de que puede ayudar a tratar a su hermana. Dexter 803 - Quinn Y es aquí donde la resolución del conflicto falla estrepitosamente: Dexter le pide a Quinn que los deje solos en la habitación, y cuando Debra está en pleno arrebato de ira contra su hermano, Dexter la droga y hace que pierda el conocimiento. Quinn parece aceptar sin más la explicación de que Debra se desmayó por los efectos de la bebida y la esquiva actitud de Dexter no parece levantar ninguna sospecha. Parece ser que los guionistas no van a aprovechar la trama de temporadas pasadas, en las que Quinn investigaba a Dexter. La escena se desarrolló de forma demasiado rápida y anticlimática, la confesión de Debra daba para mucho más, pero confiemos en que la historia siga desarrollándose en futuros episodios. Si Quinn realmente no sospecha nada después de todo esto es que no se merece el ascenso a sargento.

Queda por ver cómo se resuelve la tensión entre Dexter y Debra. Seguramente haberla drogado no va a ayudar mucho a su relación, aunque la doctora Vogel se ha ofrecido a ayudar a tratarla. Veremos qué tipo de terapia utiliza para poder resolver la situación, con suerte no será uno de sus métodos poco ortodoxos que tantos problemas le ha traído. Al final del capítulo vemos a Dexter matando a Ron Galuzzo, mostrando su extremo desprecio por su afición de comer a otros seres humanos. Es un desprecio que se refleja en la situación actual de Dexter, ya que hasta ahora su Pasajero Oscuro ha consumido y mermado su relación con la gente que realmente le importa. Dex 803 - Vogel Y a esto alude el título del capítulo: lo que realmente le preocupa a Dexter son las personas de su entorno, por mucho que a la doctora Vogel no parezca convencerle esta explicación. Ahora que Vogel empezará a relacionarse con Debra, será capaz de ver el verdadero alcance de su relación. Si Dexter ha sido capaz de desarrollar su personalidad y abrirse a ideas que nunca habría considerado antes, Vogel también puede ser capaz de aceptar que los psicópatas también son capaces de querer.

banner WIR